Conectarse

Recuperar mi contraseña


¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 49 el Miér Dic 05, 2012 2:27 am.







Últimos temas
» DNA: Omega Evolution (Afiliación Elite)
Jue Nov 14, 2013 11:52 pm por Invitado

» fairy tales returns elite
Vie Oct 18, 2013 9:50 am por Invitado

» Ciudad Silenciosa (Cazadores de Sombras RPG) ~ Afiliación Elite
Dom Ago 04, 2013 4:28 am por Invitado

» ¡REVIVAMOS STORYBROOKE!
Sáb Ago 03, 2013 9:00 am por Evelynn Stratford

» Creando Mundos [Normal]
Vie Ago 02, 2013 2:37 pm por Invitado

» Registro de nombre y apellido
Lun Jul 29, 2013 12:46 pm por Adah S. Hunter

» Registro de Empleo
Lun Jul 29, 2013 12:45 pm por Adah S. Hunter

» Registro de avatar
Lun Jul 29, 2013 12:41 pm por Adah S. Hunter

» Adah Samantha Hunter {ID}
Lun Jul 29, 2013 12:37 pm por Adah S. Hunter







Fateful



¡Vótanos!

Couleurs { Michael }

 :: Alrededores :: Bosque

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Couleurs { Michael }

Mensaje por Rebecca K. Campbell el Sáb Oct 06, 2012 10:40 am

Cerraban el local bajando la puerta de metal, era relativamente temprano: martes en el cual las ventas eran más bien bajas. Si cerraban unas horas antes no pasarñia nada. Svannah hechó el candado, guardó las llaves y comenzaron a acaminar juntas hacia la casa de Rebecca, ahora casa de Savannah hasta que todo el proceso de divorcio se calmara. Iba aser un largo tiempo pero a ninguna de las dos les molestaba tener que compartir casa: eran amigas desde que tenían memoria y sabían los más intimos secretos de la otra.

El cielo se teñía de matices anaranjados mezclados con un tono azul deslavado, las nues se extendian en él y parecían algodones alargados. Eran las cinco de la tarde y el clima era fresco, el sol aún bañaba las calles con sus rayos que comenzaban a debilitarse. Una brisa jugaba con los cabellos oscuros de las pasteleras, quienes iban a paso lento sin ninguna prisa. Conversaban alegremente, riendo de vez en cuando. Disfrutaban el momento tranquilo que la vida les ofrecía durante un día. Muchos jurarían que eran hermanas, on obstante, Savannah era una cabeza más alta que Becca, tenía ojos marrones y una tez más blanca. Campbell era pequeña, ojiverde y medio paliducha.

Llegaron a su dulce hogar justo antes de que una ligerra llovizna empezara a caer. Aventaron sus cuerpos a los mullidos sillones y descansaron un rato, la caminata las habia cansado un poco. De repente, como sin un rayo despertara a Becca, esta se levantó. Busco en su bolsa desordenada una tarjetita. Debía tener un poco más de cuidado, a ese paso perdería todo lo que lleva encima. Halló la tarjeta hasta el fondo esta junto con su ID, entre sus audifonos y monedas. Cogió el teléfono y marcó el número que estaba escrito con unas elegantes letras plateadas. Mientras, se recargó en el albornoz de la ventana de su patio. Esperó tarareando una canción alegre. Una voz masculina contestó al otro lado de la línea. Sonriendo al telefono, Becca habló. - hey, compañero de crimen - saludó amablemente esperando que reconociera su voz o , minimo, su código secreto: el crimen.

- Asómate a la ventana más cerca- indicó con voz suave sin despegar la mirada de las gotas que caían con parsimonia afuera. El cielo se había vuelto una combinación de colores y la lluvia le daba un aspecto curioso al bosque que se extendía alrededor de Storybrooke.

Después unos segundos de silencio, su voz sonó.- ¿Te parece ir de picnic?- preguntó, esperando un si como respuesta. Savannah había caido en un sueño renovador y la ocasión era perfecta para un improvisado, extraño e inusual picnic en medio del bosque con lluvia.

_________________
Rebecca K. Campbell

you know what the issue is with this world, everyone wants a magical solution for their problems and everyone refuses to believe in magic. --


I'll never be the same without you.
avatar
Rebecca K. Campbell
Humanos
Humanos

Soy : Caperucita Roja
Mensajes : 199
Empleo /Ocio : Pastelera.
Fecha de inscripción : 25/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Couleurs { Michael }

Mensaje por Michael C. Tallhart el Mar Oct 09, 2012 11:27 am

Que fuese principios de mes era uno de sus mayores deseos siempre. Y es que recibir tu nómina y verte con dinero para poder cumplir alguno de tus caprichos hacía que regresase a mi infancia y se me llenase la cabeza con todo tipo de artículos, de los cuales la mayoría sabía que no me servirían para nada y que al poco tiempo de tenerlos me aburriría de ellos, pero que no podía evitar comprar.

Tras haber salido a una hora razonable del trabajo había decidido hacer una comida rápida en Granny's y, tras dejar el coche en el garaje comencé a encaminarme por todas las calles de Storybrooke recorriendo las tiendas. Había visto en la previsión meteorológica que había amenaza de lluvias y, fijándome en lo encapotado que estaba el cielo, había temido que me cogiera de improvisto la lluvia con las compras. Sinceramente, aquello no me preocupaba lo más mínimo. No era del tipo de personas a las que un chaparrón espontáneo les molestase sino todo lo contrario; siempre le había relajado la sensación de sentir las gotas de lluvia cayendo sobre mi piel.

Después de haber pasado un par de horas recorriendo distintos establecimientos del pueblo, decidí regresar hacia casa al no poder cargar con más bolsas con las manos. Además, empezaba a pensar que si seguía usando la tarjeta de crédito acabaría saliendo humo y consumiéndose por completo y aquello podría significar mi peor pesadilla. En el cielo se vislumbraban entre pequeñas rendijas entre las nubes una tenue luz anaranjada que anunciaba los últimos minutos del ocaso. El ambiente se antojaba bochornoso y por mi mente cruzaba el pensamiento y, el deseo, de que se produjese una gran tormenta para culminar aquel maravilloso día.

Al llegar a casa y dejar las bolsas sobre uno de los sofás del salón, me dirigí directo a la cocina para tomar un vaso de zumo ACE de naranja, limón y zanahoria y observé, como si mis deseos fuesen escuchados, como empezaba a desatarse una suave llovizna. Por mis labios surcó una sonrisa mientras dejaba el vaso en el fregadero cuando sonó mi móvil. Extrañado, lo extraje del bolsillo del pantalón y vi que se trataba de un número que desconocía. Descolgué la llamada extrañado - ¿Diga? - Dije con un tono que mostraba perfectamente que no sabía de quien se trataba, hasta que escuché la voz de Becca al otro lado. Aquella sonrisa que había esbozado se amplió al alegrarme por aquella llamada y al escuchar sus palabras - Ya lo estaba viendo en este instante - Comenté complacido al notar que ella se había acordado de mí por aquel hecho. Pese a haberla conocido hacía unos días atrás por primera vez tomando un café en Granny's, había hecho muy buenas migas con la morena. Aquel encuentro casual había sido motivo de gozo al darse cuenta de que en el pueblo todavía quedaba gente agradable y simpática por conocer y, internamente, había agradecido aquella mañana.

La pregunta de la joven le había cogido por sorpresa. Normalmente solía planear las cosas con más tiempo, no actuar por impulsos. Pero como pretendiesen llevar a cabo aquella proeza debería ser precipitado ya que nunca se sabía cuando iba a llover o no. Me quedé pensativo unos segundos, observando como paulatinamente la lluvia se hacía más fuerte - Me parece una idea perfecta, ni yo mismo podría haber escogido un día mejor - La verdad es que aquello se lo había dicho de broma aunque, una vez propuesto, no me iba a negar. - Tengo que preparar unas cosas, pero te parece si quedamos en Granny's dentro de 30 minutos para acudir a nuestra peculiar.. comida - comencé a caminar por la cocina, abriendo las alacenas para coger unos cuantos ingredientes para hacer algo de comer rápidamente y llevarlo. Al fin y al cabo, si íbamos de picnic deberíamos llevar comida.

_________________

Michael C. Tallhart
avatar
Michael C. Tallhart
Fauna
Fauna

Soy : Sebastian
Mensajes : 155
Empleo /Ocio : Cirujano
Localización : Bajo el mar (?)
Fecha de inscripción : 30/07/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Couleurs { Michael }

Mensaje por Rebecca K. Campbell el Vie Oct 12, 2012 9:13 am

Tal vez era muy precipitado. Muy loco tomando en cuenta la condición metereologica en la que estaban. Afuera, la lluvia se intensificaba y unos truenos se alcanzaban a escuchar claramente. Rebecca suspiró ligeramente sin hacer mucho ruido mientras caminaba hacia su cocina, lugar donde pasaba la mayor parte del tiempo. Abrió las puertas de su alacena y comenzó a buscar recipientes para transporta toda la comida que pensaba llevar. Encontró una canasta de mimbre. La comenzó a desempolvar mientras ponía atención a lo que decía Michael.

Como era de esperarse, el muchacho se sorprendió al ver que Campbell iba en serio. A fin de cuentas estas sorpresitas eran para animar un poco la rutina, esperar lo inesperado y Becca era bastante buena en eso. Solía tener ideas extrañas y llevarlas a cab sin meditarlo antes. Torció sus labios, entrecerrando sus ojos enfocando las gotas de lluvia que caían en su patio. - Si te enfermas prometo que te haré un chocolate caliente hasta que mejores - prometió con dulzura la de ojos verdes mientras sonreía a pesar de no poder ser vista. Rió ligeramente ante el comentario sarcástico de Mike. - Mejor momento no puede haber - coincidió con el mismo tono, divertida. Siguió el hielo de la conversacion mientras husmeaba en su refrigerador, buscando comida fácil de preparar y transportar en su canasta. - Nos vemos en 30 minutos. Trae una chamarra calientita y un imperable - recomendó con amabilidad para después colgar.

De su refrigerador sacó lo siguiente: una botella de vino del 2008 que tenía ¾ de su capacidad, tomates, quesos, aguacate, fruta que conservaba en un recipiente, etc. Preparó cuatros sándwiches de queso con tomate y albhaca, hizo una ensalada rápida con lo primero que vió, empacó algunas otras cosas y llevó un mantel color gris Oxford con orillas color menta. Todo esto lo puso dentro de su canasta.

En esas operaciones se había llevado 15 minutos. Le quedaba la mitad del tiempo, así que decidió cambiarse de ropa. Unos jeans deslavados, unas botas Caterpillar, una blusa color hueso y un sueter tejidos que hacia juego y la mantenía calientita. Aunado a eso, se puso un impermeable que la protegería de la lluvia. No llevaba casi nada de maquillaje, así que no le preocupaba mojarse su rostro. Su cabello lo recogió en una trenza hacia tras para evitar que se esponjara.

La media hora se había cumplido y, salió de su casa, no sin antes dejar una nota a Savie pegada en la televisión. Le explicaba brevemente donde estaría. Tapó a su amiga con una manta y emprendió el rápido camino hacia Granny’s.

Debido al clima, las calles estaban más vacías de lo normal. Tomó un taxi, el cual la dejó enfrente de la cafetería. Se despidió amablemente del conductor, saliendo torpemente del vehículo. Apresuró su paso para poder refugiarse debajo del techo del local. La lluvia seguía cayendo con lentitud, sin deberle nada al mundo.




_________________
Rebecca K. Campbell

you know what the issue is with this world, everyone wants a magical solution for their problems and everyone refuses to believe in magic. --


I'll never be the same without you.
avatar
Rebecca K. Campbell
Humanos
Humanos

Soy : Caperucita Roja
Mensajes : 199
Empleo /Ocio : Pastelera.
Fecha de inscripción : 25/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Couleurs { Michael }

Mensaje por Michael C. Tallhart el Mar Oct 16, 2012 5:04 am

Desde luego parecía que el tiempo había decidido "acompañarnos" aquel día. Desde luego, aquello era bastante metafórico porque aunque a Becca y a mi nos agradase la tempestad que comenzaba a desatarse fuera, dudaba que la mayoría del pueblo compartiese nuestra opinión. Aunque eso sería mucho más divertido. Mientras todo el mundo se quedaba encerrado en sus casas y sus trabajos, ella y yo podríamos disfrutar de una tranquila y privada velada. sonreí cuando escuché lo que me decía acerca de lo de enfermarme. Di unas suaves sacudidas con la cabeza, com desechando aquella idea. - Creo que debería ser a la inversa, ¿no? Creo que yo soy el médico de los dos - Me reí tras haber escuchado aquello, imaginándome la situación. Sería bastante irónico que ella me cuidase a mi en vez de ser a la inversa, aunque agradecía aquellas palabras de cariño que me transmitía. Sobre todo porque sabían que eran ciertas. - completamente de acuerdo contigo, al fin y al cabo esto es lo que habíamos estado esperando. Bien, en media hora me paso a recogerte.

Tras haber colgado el telefono, puse una sartén al fuego y eché en aceite unas patatas que había estado pelando mientras terminaba de hablar con ella y un poco de cebolla picada. Hacía mucho tiempo que no comía tortilla de patata y, al ser algo de fuera, dudaba que Becca la hubiese probado. A mi me gustaba mucho experimentar haciendo comida de otros países y aquella era una de mi recetas favoritas. Mientras esperaba que se pasasen los ingredientes, fui hasta el garaje para coger una bolsa de viaje y meter en ella unas cuantas luces exteriores con forma de gancho para colocar a nuestro alrededor mientras comíamos. Subí a mi habitación y de allí cogí un par de toallas secas para cuando decidiésemos que el riesgo de enfermar de pulmonía era el suficiente. volví a bajar a la cocina para echar el juego y terminar así de cocinar mientras hacía unos sandwiches con crema de cacahuete, otros de jamón y queso, con mantequilla y salmón ahumado y, por último, unos cuantos con queso Filadelfia y albahaca espolvoreada sobre el queso. Coloqué la tortilla en un tupper y la corté en trocitos para que fuese más fácil de comer. Cogí un par de tenedores y salí por el garaje para coger mi coche.

Una vez montado en el Impala me dirigí hacia Granny's. Iba a llegar más puntual que nunca, ya que en la cocina había perdido demasiado tiempo. Cuando llegué aparqué en doble fila y me fijé en la figura de la chica resguardada de la lluvia. Toqué el claxon para llamar su atención y encendí las luces delanteras para que mirase hacia el coche y se acercase para montar. Cuando entró, me acerqué a su mejilla para darle un beso y le esbocé una sonrisa - Vaya, creo que si es el día perfecto. Después de todo, no se cuanto tiempo estarías bajo la lluvia pero ya estás empapada - Arqueé las cejas divertido por todo aquello. Sabía que sería un día divertido, puesto que haría algo novedoso que no había hecho jamás con nadie. Pero no podía evitar pensar que acabaríamos enfermando o algo peor. - Decidí traer el coche en un ultimo momento para que cuando decidamos que estamos lo suficientemente encharcados no tengamos aún por encima que volver andado. Sobre todo porque aunque llamásemos aun taxi dudo que nos dejasen montar con estas pintas. - Me coloqué el cinturón de seguridad y encendí el coche girando la llave. Arranqué el coche y comencé a conducir hacia nuestro destino. -¿ Lista para nuestra pequeña escapada que seguramente acabe culminando con tu y yo una semana en cama, tomando analgésicos y antibióticos?

_________________

Michael C. Tallhart
avatar
Michael C. Tallhart
Fauna
Fauna

Soy : Sebastian
Mensajes : 155
Empleo /Ocio : Cirujano
Localización : Bajo el mar (?)
Fecha de inscripción : 30/07/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Couleurs { Michael }

Mensaje por Rebecca K. Campbell el Mar Oct 16, 2012 12:56 pm

Su risa se hizo presente en la líneas telefónica. - No importa, yo te cuidare si te llegas a enfermar. - replico con seriedad mientras sonreía y alistaba sus alimento para meterlos en la canasta. -Nos vemos- se despidió como tono alegre y colgó. Llego a Grannys y suspiro al ver la incesante lluvia.

En los escasos segundos que tardo en llegar debajo del techo, la pobre llego a mojarse bastante. Escurrió su cabello observando como un hilillo de agua caía. Murmuro algo y alzo su vista al escuchar el motor de un coche llegar enfrente de ella. Al principio no saludo ni nada, el cristal estaba lleno de gotas de lluvia que impedía ver con claridad al conductor. El claxon sonó, las luces se prendieron y capto que el conductor era Mike. Sonriendo para sí, corrió hacia la abierta del Impala.

-Siento mojar tu coche - fue lo primero que dijo al subirse. Cerro la puerta con fuerza y dejo su canasta sobre sus piernas. Recibió el beso de Mike en la mejilla y ella se lo devolvió pero en la cabeza al no alcanzar su mejilla. Río entre dientes.Su torpeza parecía agudizarse con la lluvia. - Clima perfecto - confirmo mientras su mirada viajaba hacia afuera del coche. Solía sentir bien en climas así, fríos con neblina y sin ningún rastro de sol.

Se hundió en el asiento del coche y estiro sus piernas para poder tocar el suelo. Recorrió con su dedo índice la ventana empañada, haciendo algunos dibujarlos en ella. - Pensaste bien - comento mientras le sonreía. Ella solo tenía una bicicleta, su coche llevaba aparcado semanas y no se le daba bien manejar con lluvia. - Presiento que tu coche se inundará después de nuestro paseo. Llegaremos hechos una sopa - indico divertida mientras alzaba su vista para ver la carretera enfrente de ellos.

Escucho lo que le decía y negó con la cabeza, sonriendo sutilmente. Extendió una mano hacia el cabello Rubio de su amigo para despeinarán con ternura. - Bah, al menos los dos estaremos enfermos. La gripa es divertida si un amigo esta enfermo también. Podríamos aprovechar y, como te dije, tomar mucho chocolate caliente, te, comer y ver películas mientras nos acurrucamos en una mullida cama - opino sin borrar su sonrisa de su rostro, imaginando la situación. Eso si, cuando Becca se enfermaba le entraban unas tremendas ganas de no hacer nada. O simplemente leía, tomaba te y veía televisión hasta que se recuperara.

Rebecca es parlanchina por naturaleza, razón por la cual continuo hablando. - ¿Cómo te ha ido? ¿Qué tal el trabajo? - pregunto amablemente interesándose en Tallhart. El cielo seguía tronando, las gotas seguían cayendo sobre el Impala y los dos seguían platicando, dejando de lado la preocupación y preparándose para un bonita velada en medio del bosque.

_________________
Rebecca K. Campbell

you know what the issue is with this world, everyone wants a magical solution for their problems and everyone refuses to believe in magic. --


I'll never be the same without you.
avatar
Rebecca K. Campbell
Humanos
Humanos

Soy : Caperucita Roja
Mensajes : 199
Empleo /Ocio : Pastelera.
Fecha de inscripción : 25/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Couleurs { Michael }

Mensaje por Michael C. Tallhart el Miér Oct 24, 2012 11:01 am

Tras haber usado su coche para llamar la atención de la morena pudo observar como ésta se acercaba corriendo al coche, seguramente para intentar mojarse lo menos posible. Cuando hubo entrado y le pidió disculpas, hice un gesto con la mano restándole importancia – Nada, no te preocupes. El agua seca, peor sería si me lo estuvieses manchando con un bocadillo de bacon porque la grasa sique es más difícil de limpiar – Bromeé. No era de los que tenían una obsesión extrema por la limpieza del coche y, si se manchaba, con llevarlo a limpiar era suficiente o en un caso extremo, cambiar la tapicería bastaría. Acerqué el rostro hacia el cristal delantero para poder observar mejor el cielo y luego giré mi vista hacia ella - ¿Queríamos lluvia? Pues parece que el cielo ha escuchado nuestras plegarias y ha decidido recompensarnos con una bella tormenta tropical – Arqueé las cejas al añadir eso último que, como siempre que hablaba con ella, mostraban una exageración desmesurada. Sí que era cierto que llovía a mares pero no llegaba al calificativo de tropical; después de todo tampoco estábamos dentro de las zonas donde se producían.

Sonreí cuando confirmó lo acertada de mi idea que se ensanchó cuando comentó lo de la sopa. De hecho, se me escaparon unas risotadas que me hicieron detenerme unos segundos mientras encendía el motor; si con lluvia era más complicado conducir, riéndome a mayores no creía que fuese la idea más acertada – Bueno, creo que te había comentado que amo nadar. Así que por mi no creo que sea ningún problema. Además, se me da francamente bien así que no temas que en caso de problemas no dejaría que te ahogases – Le saqué la lengua y entonces procedí a continuar encendiendo el coche para dirigirnos hacia nuestro destino.

Mientras comenzaba a conducir me imaginé la situación que describía y realmente no le parecía del todo mala idea. – Siempre podríamos considerarlas como unas vacaciones adelantadas así que por mi no hay problema. Ya nos veo con boles gigantescos de golosinas en el salón de mi casa, que tengo un sofá cama, tapados con una gran manta que tengo supersuave y calentita que seguro que nos proporcionaría todo lo que necesitaríamos para aquellos días – Hice una pausa mientras me fijaba en las indicaciones para no equivocarme en un cruce que había delante nuestra y tomar la dirección correcta. – Además si tenemos en cuenta el factor de que soy médico, tampoco nos faltarían los medicamentos necesarios para convertir nuestra futura plaga. Siempre podríamos fingir además tener síntomas de la viruela para que no nos molestasen y nos dejasen completamente solos.

Estábamos alcanzando ya nuestro destino cuando me preguntó como había ido mi día y por mi trabajo. Yo sonreí un poco risueño al recordar lo que había hecho durante todo el tiempo libre que había gozado – Pues por suerte hoy he podido disfrutar de uno de esos días escasos al año en los que he salido a mi hora de trabajar y he podido aprovecharme para ir de compras y gastarme parte de lo que consigo con el sudor de mi frente. Hacía demasiado que no visitaba las tiendas de ropa y vi necesario tomarme un tiempo para ello – Miré unos segundos hacia ella mostrando la emoción en mi rostro y en mis ojos – Además tampoco es que hubiese excesivos pacientes, por lo que fue la razón que me dejaron marchar. Si estuviese estado el servicio completo y muy ajetreado te aseguro que no habría salido a mi hora ni de coña. Y a mayores estuve con unos estudiantes de medicina enseñándoles un poco gracias a los pacientes que veíamos y poco más. ¿Tú qué tal?

_________________

Michael C. Tallhart
avatar
Michael C. Tallhart
Fauna
Fauna

Soy : Sebastian
Mensajes : 155
Empleo /Ocio : Cirujano
Localización : Bajo el mar (?)
Fecha de inscripción : 30/07/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Couleurs { Michael }

Mensaje por Rebecca K. Campbell el Sáb Nov 03, 2012 11:06 am

Becca rió alegremente, Michael siempre exageraba cuando hablaban. No sabía por qué pero le causaba gracia. Negó con la cabeza, chasqueando la lengua. - ¿Tormenta tropical? Michael, esto es un huracán - comentó siguiendo el hilo. Su voz salió totalmente seria, como si Mike no pudiera ver la catastrófica realidad. Las tormentas llegaban al pueblo en invierno, éstas nunca llegaban a tener la clasificación de huracán simplemente por el hecho de que no estaban en las zonas catalogadas como peligrosas. Así, todo quedaba en broma. No había ninguna preocupación.

La ojiverde sacó la lengua también para después torcer un poco sus labios al escuchar el comentario del ojiazul. - ¿Ah, si? Yo también nado bastante bien. Es más, creo que yo te salvaría a ti - se atrevió a decir alzando sus cejas, con tono desafiante y amable. El mar siempre había estado presente en la vida de la pastelera, por lo que sabía nadar y cómo actuar en caso de perder el control entre las olas. No tenía miedo, sentía respeto ante tal masa de agua.

Escuchó con atención la continuación del plan, el cual seguirian si caian enfermos después de semejante picnic. Sería bastante curioso estar enfermo y a la vez estar con buena compañía, atragantandose de helado, golosinas y sin hacer nada. Kate asintió, contenta, mientras estiraba su cuello para poder ver la carretera que se extendía frente a ellos. - Simplemente pondríamos un letrerito en la manija de la puerta que diga "No molestar, casa en cuarentena"- murmuró con una sonrisa pintada en sus labios. Tronó sus dedos, recordando películas sobre este tema. Sólo que ellos no estarían rodeados de zombies, si no enfermos hasta el pelo.

Escuchó con atención e interés el relato de Mike. Lo observaba con cautela, veía como sus pupilas se dilataban, cómo sonreía ligeramente mientras avanzaba el relato. Rebecca disfrutaba escuchar a los demás. - Día libre, principios de mes, recibes la paga, fuiste de compras...fue una excelente mañana- comentó contando con sus pequeños dedos lo que Tallhart había hecho antes de encontrarse. La muchacha sonrió cuando él lo hizo. Inhaló un poco de aire. - Fui a la pastelería, arreglé algunos asuntos pendientes con los proveedores, hablé a tres clientas para que fueran a recoger sus pasteles. - inició en tono suave. - E hice quehacer. Luego noté el bello clima y decidí llamarte para ir de picnic- finalizó con una sonrisa.

Extendió su mano al notar que estaban entrando al bosque. Entrecerró los ojos para distinguir los árboles y sonrió. - ¿Podrías estacionarte aquí?- preguntó educadamente, mordiendo su labio inferior. Michael obedeció, apagando el motor después de haberse orillado un poco más hacia la derecha. Rebecca abrió su puerta y bajó, sintiendo el aire frio golpear su rostro. La lluvia era detenida por las copas de los árboles, por lo que ellos apenas y sentían una ligerisima llovizna. El sol seguía sin resplandecer con intensidad, apenas y una tenue luz bañaba el cabello de la muchacha.

Agarrando su canasta y poniendose de puntas para estar más alta y alcanzar el oído de Mike, Becca rió ligeramente. - Te llevaré a un lugar secreto - murmuró como si fuera algo que nadie más debe escuchar. Tomó la mano libre del ojiazul para guiarlo através del extenso bosque que parecía revivir ante la lluvia.

_________________
Rebecca K. Campbell

you know what the issue is with this world, everyone wants a magical solution for their problems and everyone refuses to believe in magic. --


I'll never be the same without you.
avatar
Rebecca K. Campbell
Humanos
Humanos

Soy : Caperucita Roja
Mensajes : 199
Empleo /Ocio : Pastelera.
Fecha de inscripción : 25/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Couleurs { Michael }

Mensaje por Michael C. Tallhart el Sáb Nov 10, 2012 12:34 am

Por unos segundos me quedé en silencio sopesando las palabras de Becca. Al menos, fingiendo que lo hacía como si aquello fuese completamente en serio siguiéndole el juego a la castaña. - Entonces espero que hayas hecho testamento, ya que probablemente en mitad de la comida salgamos volando por los aires y, quizás, nos arrastre hasta una isla desierta y vivamos en nuestras propias carnes el argumento de la película Lost y nos acabe devorando un pueblo cavernícola anclado en sus costumbres- Lo cierto es que de meteorología mis conocimientos eran bastante limitados por no decir nulos. Sabía que aquella zona en particular de EEUU no solía haber aquel tipo de tormentas y que solo solían aparecer en contadas ocasiones - O sino, puede que acabemos en la copa de un árbol y tengamos que llamar a los bomberos para que nos bajen como si fuésemos gatos - Desvié por unos segundos la mirada de la carretera para observar el rostro de Becca y terminar por fin riendo, señalando que mi broma y mi momento de locura había alcanzado su final. Si normalmente decía bastantes tonterías, parecía que la morena lograba hacer aflorar todavía más aquella faceta subrealista y fantástica.

Arqueé las cejas claramente sorprendido por su comentario - ¿Ah sí? - Pregunté escéptico ya que dudaba que se diese aquella situación a no ser que me pasase algo como un corte de digestión o me quedase semi inconsciente - Entonces supongo que deberíamos llevar este reto a la práctica y, un día, hacer una competición para valorarlo - dije retándola. En otras cosas quizás no me creyese lo suficientemente bueno como para retar a alguien, pero en el tema de la natación si podía permitirme el hacerlo ya que jamás había encontrado a nadie al que podría haber considerado un rival - ¿qué te parece? O es que ahora me vas a decir que no porque sabes que perderías... - Sonreí de lado mientras hablaba con aquel tono picajoso. Puede que no lo hiciese mucho, pero cuando retaba a alguien siempre utilizaba aquella forma de hablar para acabar llevando a cabo nuestra apuesta.

Reflexione las palabras de la joven y asentí lentamente - Si, bueno... supongo que es algo mucho más sencillo y que implicaría menos esfuerzo que mi idea inicial. Además, si dijésemos que tenemos viruela me imagino a las autoridades sanitarias acudiendo a nuestra casa para experimentar con nosotros - Me reí ante aquella idea que se me antojaba un poco escalofriante. La viruela había sido una enfermedad con un alto índice de mortalidad que el en año 1977 se había dado por erradicada.

Esbocé una sonrisa de lado cuando menciono que mi día había sido perfecto. La verdad es que no podría haber sido mejor y, esta comida en el bosque me parecía la forma perfecto para culminarlo. Seguramente al día siguiente cuando me levantase y no diese respirado por la nariz debido a los mocos y la garganta me doliese demasiado por la irritación, me arrepentiría de aquello. Pero hay que vivir el presente, ¿no? - Bueno, pues me parece perfecto que lo hayas hecho. Sinceramente, una parte de mi también se estaba planteando el hacerlo - Recordé por unos instantes el primer día que nos habíamos conocido y nuestra promesa de hacer justo lo que estábamos haciendo ahora mismo y no pude evitar soltar una carcajada ante lo desternillante de aquella situación - Somos como un par de locos por estar haciendo esto. Lo sabes ¿verdad? Cualquiera que nos vea en su sano juicio llamará a un loquero para que nos encierre.

Cuando Becca me pidió si podía aparcar ya, asentí suavemente con mi cabeza y procedí a desviarme hacia la derecha para dejarlo fuera de la carretera. Tampoco es que hubiese plazas para aparcar, al menos delimitadas, pero así serviría. Además, dudaba que fuese a pasar ningún coche por allí al menos mientras siguiese lloviendo. Al salir del coche pude notar una suave brisa de aire frío que me alborotaba el cabello. Gracias a las copas de los árboles gran parte de la lluvia se quedaba atrapada arriba y a nosotros nos llegaban pequeñas reminiscencias. Me acerqué al maletero para extraer la comida que había traído de él y agarré su mano para que me guiase por los bosques, sin dejar de prestar atención al paisaje. Me encantaba el olor de la hierba mojada y, en aquel lugar, esa fragancia parecía palpitar en el ambiente. - ¿A donde me llevas? Al final va a resultar que eres una secuestradora y todo esto es para pedir un suculento rescate ¿Verdad? - Dije bromeando. Aun así, no podía negar que el aguijón de la curiosidad me había picado.

_________________

Michael C. Tallhart
avatar
Michael C. Tallhart
Fauna
Fauna

Soy : Sebastian
Mensajes : 155
Empleo /Ocio : Cirujano
Localización : Bajo el mar (?)
Fecha de inscripción : 30/07/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Couleurs { Michael }

Mensaje por Rebecca K. Campbell el Mar Nov 27, 2012 2:00 pm

Su ligera risa hizo que sus hombros se movieran sutilmente al compás de su respiración cortada. Negó con la cabeza, pensando que ella tendría una desventaja natural: apenas y llegaba a medir 1.55...Michael rebasaba con facilidad el 1.80. Si levantaban sus brazos, el de Mike era más de 10 centimetros más largo, centímetros que definirían la victoria en una competencia. Por eso debía meterse con alguien de su tamaño pero eso era aburrido, le gustaban los retos. - Te ganaré - sentenció con voz autoritaria entrecerrando sus ojos. "Te tengo en la mira" pensó riendo de nuevo mientras enfocaba la vista ante los árboles que tenían en frente. Pensó sobre lo que decía Tallhart, mordió su labio inferior y suspiró. - Al fin de cuentas, vivir aislado estaría padrisimo. Sólo tú y la naturaleza. Eso si, extrañaríamos muchas cosas de la civilización- murmuró recordando el internet, su casa, sus amigos...definitivamente sería algo triste. no obstante, la idea de perderse con michael no le parecía extraña ni alocada.


-Seríamos conejillos de indias -
agregó ante la posibilidad de estar en cuarentena por viruela. Podría ser viruela o algo más caótico: un virus resultado por la guerra bacteriológica...en fin. - Yo no dejaría que experimentaran conmigo tan fácilmente. Los mordería. - comentó, imaginandose a si misma mordiendo a muchos doctores. Negó, sonriente como la luz del sol y palmeó el brazo de él. - No mientas, seguramente te asusté un poco. No todos los días una extraña te invitaa ir de picnic en medio de una tormenta tropical- comentó entre risas mientras pronunciaba la última palabra. - Locos pero felices. Además, estamos juntos, ¿no? tenemos con quién compartir nuestra locura - murmuró alegre mientras apresuraba el paso. El bosque los recibía con cierto recelo ya que estaban adentrando a un lugar que pocos conocían, entre ellos Becca y, ejem, el mecánico ese. Lo habían descubierto por casualidad y se había convertido en su ligar predilecto de todo Storybrooke.

- No, aún no te secuestraré - aclaró con una tranquila sonrisa mientras sostenía la vista del ojiazul. - pero debes cuidarte. Cualquier día de estos...¡pum! secuestrado. - habló tratando de sonar amenzante sin lograrlo. La verdad es que Campbell era incapaz de hacerle daño a alguien, su misma presencia destilaba paz. Sólo haria daño a alguien que amenazar su integridad física o la de personas que ella amara. Sólo en esas circunstancias, Kate podía sacar su lado oscuro. - Falta poco, aguanta - indicó sonriéndole mientras caminaban sobre un grueso tronco que estaba en el suelo, lleno de moho y con plantas creciendo en él.

El silencio del entorno permitía escuchar con claridad los ruidos de la plácida vida en el bosque. Las hojas crujían ante el peso de los jóvenes. El viento movía las copas de los árboles, las gotas de lluvia sonaban quedamente en las hojas y en los ojos de agua del pasto. Todo tenía tintes grises, lo cuál resaltaba los colores vibrantes de algunas flores. Reconoció el tronco de un roble, la tierra removida que despedía un maravilloso olor. Soltó la mano de Michael, se puso de puntas y le tapó la vista con una de sus manos, estirándose. - No veas, es sorpresa - indicó seria. Tomó de nuevo sus manos y lo llevó hasta cierto lugar.

Rebecca sonrió para sí. - Puedes abrirlos - comentó alegre mientras observaba el bello claro. El pasto estaba bastante crecido, entre sus hojas se esparcían unas bonitas flores de colores violetas, blancas y amarillas. Los árboles protegían el claro gracias a su grosor y altura. por el sonido podía juzgarse que no estaban muy lejos de un río o lago. Esperaba que fuera del completo agrado de michael. Realmente lo esperaba.






_________________
Rebecca K. Campbell

you know what the issue is with this world, everyone wants a magical solution for their problems and everyone refuses to believe in magic. --


I'll never be the same without you.
avatar
Rebecca K. Campbell
Humanos
Humanos

Soy : Caperucita Roja
Mensajes : 199
Empleo /Ocio : Pastelera.
Fecha de inscripción : 25/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Couleurs { Michael }

Mensaje por Michael C. Tallhart el Vie Dic 07, 2012 12:32 pm

Negué con la cabeza sonriendo ante aquel retoque había surgido entre ambos. Si la morena creía que me ganaría en mi elemento estrella, era algo que no le podía permitir pensar. No en vano había sido varias veces campeón en la universidad. Pese a que ya no disponía tanto tiempo para practicas aquel deporte seguía casi en plena forma ya que al menos continuaba haciendo algo de ejercicio aunque fuese en casa - Día, lugar y hora. Te dejo escoger para que tengas todas las condiciones propicias; no quiero que cuando te gane te escudes en eso - Miré hacia ella unos segundos con una sonrisa pícara mientras arqueaba la ceja en señal de reto. Al fin y al cabo, siempre que me surgía algo así no podía alejarme de la tentación. - Siempre podemos conectar un alargador al suministro eléctrico de la ciudad, traer portátil y móvil y seguir medianamente conectados. Sí.. no es vivir plenamente al aire libre, pero es un 50-50 - me encogí de hombros. Sí, la verdad es que vivir alejado de todo ello haría que extrañásemos muchas cosas pero a la vez, estaba seguro que lograríamos darnos cuenta de muchas otras que con las nuevas tecnologías habíamos dejado en el olvido.

Me reí por lo que dijo Beca sobre morder ya que en aquel momento, como si fuese un flash, la imagen de ella haciéndolo se me recreó en mi mente. Varios doctores vestidos con las míticas prendas de cuarentena siendo atacados por una muchacha que más que la viruela parecería poseída - Si tuvieses la rabia, esa imagen me parecería mucho más real - Bromeé y acabé soltando unas carcajadas - De todas formas, si tuviesemos la viruela.. creo que estaríamos tan mal que ni nos daríamos movido - Un escalofrío recorrió mi espalda al recordar nuevamente la virulencia y potencia mortal que aquel microorganismo había tenido en su época y que, por suerte, había sido erradicado. - Que todos los días no ocurra no quiere decir que sea algo malo o poco interesante - le guiñé un ojo. al fin y al cabo, habíamos hablado de ello la última vez y yo no había mentido al decir que me encantaría llevarlo a cabo alguna vez; desde luego, mejor ocasión que aquella no la había. - Siempre podríamos ir a un psiquiátrico pero.. Me preocupa que si empiezo a hablar de operaciones sangrientas los psicópatas que haya ingresados se emocionen y empiecen a planear una matanza a lo "se lo que hicisteis el último verano", "Scream" o incluso "las colinas tienen ojos". Con personas deformes y todo... amputaciones o incluso maquillaje, ahora se logran cosas bastante impresionantes con eso - Asentí lentamente. Había dicho todo aquello a mucha velocidad con el cuidado suficiente como para no equivocarme en ningún momento.

La mire casi con decepción ante su negativa. Hice el sonido de una exclamación ahogada mientras me daba con el puño de la mano derecha sobre la palma abierta de la mano izquierda - Ya sé, te haré una oferta que no podrás rechazar. - me quedé en silencio unos segundos; procedí a carraspear para aclararme la garganta - Podemos... hacer que me secuestras, pedir un rescate y después fugarnos con todo el dinero -Dije completamente serio mientras miraba hacia ella con los ojos entre abiertos, intentando parecer completamente racional, como si no hablase de broma - El único punto en blanco que le veo a mi fantabuloso plan es que... no sé a quien le podríamos pedir el rescate. Pero creo que yo ya he hecho demasiado, ahora te toca pensar a ti eso - dije completamente lleno de razón antes de volver a reírme. Empezaba a pensar que la compañía de aquella chica hacía aflorar algún tipo de trastorno mental que desconocía que tenía hasta la fecha.

Ante la petición de la ojiverde, cerré los ojos sumiéndome en una profunda oscuridad y me dejé guiar por ella. Anda con paso lento, por miedo a caerme al resbalar o tropezar con alguna maleza. Sin embargo, parecía que me estaba llevando por un buen camino ya que no había tropezado con nada. Cuando escuche su voz nuevamente, abrí los ojos con cuidado. mi primera reacción fue poner cara de sorpresa al ver aquel bello paisaje. Poco a poco, una sonrisa fue asomando en mis labios. - Es... precioso - acerté a decir. Fijé mi vista en la morena, aún con aquel gesto mientras daba unos pasos hacia delante - ¿Como encontraste este lugar?

_________________

Michael C. Tallhart
avatar
Michael C. Tallhart
Fauna
Fauna

Soy : Sebastian
Mensajes : 155
Empleo /Ocio : Cirujano
Localización : Bajo el mar (?)
Fecha de inscripción : 30/07/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Couleurs { Michael }

Mensaje por Rebecca K. Campbell el Dom Dic 16, 2012 10:04 am

Rebecca rodó sus ojos. Sonrió de una manera que reflejaba su excesiva confianza. En su temprana adolescencia asistió a concursos de natación, los cuales ganó en primer o segundo lugar. Las medallas aún estaban colgadas en la casa de sus padres, junto a sus certificados de ballet y los trofeos de su hermano pequeño. Un rayo de melancolía cruzó por los ojos verdes claros de la mujer, demostraban que extrañaba muchísimo a su familia. ¿Por qué se habían alejado? No lo recordaba bien...

Juntó sus manos actuando muy malota. - Día: cuando haya calorcito. Lugar: como no hay alberca comuniaria, tendremos que ir a la playa. Hora: Al medio día - recitó con una voz desafiante y guiñando el ojo de nuevo. - ¡Prepárate para morder la brisa de la derrota, Tallhart! - sentenció con una sonrisa alegre y el mismo tono de voz.

- Mejor que sea uno 80-20. Tu sabes, para sentir la naturaleza - agregó guiñando un ojo. Claro, no sería como la Laguna Azul pero la conexión con la naturaleza sentaría muy bien a aquellos jóvenes intrépidos. Rió juntó con el muchacho ya que se imaginó a si misma con la mirada fija, el cabello enmarañado, espumas saliendo a borbotones de su boca y lanzando mordidas por doquier. Meditó unos segundos arqueando sus cejas. - Si eso llega a pasar - empezó con voz suave y con tono de súplica. - Por favor, nunca me tomes fotos así. Imagínate la escena!!- comentó exhalando al final de la frase.

- Hay que agradecer que lo peor que puede pasarnos es enfermarnos de gripita - indicó mientras se subía a un tronco que estorbaba el paso. - O...pensnándolo bien, con las defensas bajas podemos contagiarnos de otras cosas extrañas como la influenza AH1N1 o la enfermedad de las vacas locas - dijo en un tono divertido y serio a la vez.Sacudió sus hombros para activarse un poco y observó el pequeño tramo que les quedaba por caminar.

Una sincera sonrisa apareció en el rostro de Rebecca al escucharlo. Ladeó su cabeza y suspiró ligeramente, pensando en que momentos cómo ese eran valiosos. No cualquiera accedía a ir a un picnic lluvioso. Estiró su mano libre y despienó el cabello rubio de Michael. Para esto debió subirse a una piedra mediana que estaba a su izquierda. Escuchó la idea de Tallhart, llevó su mano hacia su delicada barbilla y entrecerró sus ojos, pensando. Un halo de seriedad cruzó su cara. - Podríamos ver todas esas películas - comentó, haciendo referencia a las películas antes mencionadas - así como Saw Hostal; sacamos lo mejor de esas películas y las ponemos en práctica - dijo alzando sus cejas muchas veces seguidas. Ambos al decir esas ideas macabras habían mantenido velocidad en sus palabras, ideas rápidas como un rayo. Rascó su cabeza algo confundida y suspiró, dejando un gruñido en sus labios. - Creo que estos planes deben permanecer entre nosotros. Sydney si nos va a encerrar si nos escucha, cofcofcompañerodecrimencofcof- dijo esto último muy rápido por que sería su nickname, su password por así decirlo para que nadie sospechara nada.

Puso suma atención a la oferta que le proponía y asintió enérgicamente. - Estoy segura que muchas personas pagarían el rescate - comentó despreocupadamente mientras recordaba que Mike era conocido en el pueblo, principalmente por su profesión y por lo amable que era. - Será fácil recaudar la suma necesaria para irnos de aquí y vivir felices en alguna playa paradisiaca- agregó sonriente mientras reía un poco. - Sólo me falta idear bien el secuestro. Sabrás que todo está listo cuando de repente alguien te noqueé - bromeó mientras reía más fuerte.

Cuando al fin le mostró su lugar secreto, Rebecca sostuvo su mirada. - Explorando - informó con aire de suficiencia y un poco de orgullo. Ella solia tomar largas caminatas, adentrandose en el bosque sin ningún temor. Aquel lugar lo había encontrado años atrás, cuando tenía 18 años recién cumplidos. Atravesaba un difícil momento, acababa de distanciarse de sus padres..justo ahí empezaba la confusión. No sabía por qué lo había hecho. O cómo fue, nada, sólo una confusión que enturbiaba sus recuerdos.

Juntó sus manos, sonriendo de oreja a oreja. - Espectacular, ¿cierto? - musitó mientras avanzaba algunos pasos hacia delante.


_________________
Rebecca K. Campbell

you know what the issue is with this world, everyone wants a magical solution for their problems and everyone refuses to believe in magic. --


I'll never be the same without you.
avatar
Rebecca K. Campbell
Humanos
Humanos

Soy : Caperucita Roja
Mensajes : 199
Empleo /Ocio : Pastelera.
Fecha de inscripción : 25/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Couleurs { Michael }

Mensaje por Michael C. Tallhart el Dom Ene 06, 2013 7:31 am

Me gusta la personalidad tan segura y decidida de aquella joven morena que estaba junto a él. Si hubiese sido cualquier otra cosa, un ápice de miedo ante la posible derrota habría recorrido su ser, aunque en aquello estaba seguro que brillaba. No había casi nada en lo que me considerase mejor que los demás salvo precisamente en aquel deporte - Sabes, creo que me encantará competir contigo. Aunque cuando gane espero que no te enfades - Sonreí de lado y golpeé su hombro con mi brazo, suavemente y desprendiendo cariño. Sí, la estaba picando pero de broma. - Deberías de prepararte tu para la derrota pequeña, no por nada en la universidad me llamaban tritón. Además he de añadir que nado con mucho estilo - saqué la lengua ante mi comentario. Aunque sonase a broma, mis profesores sí me lo habían dicho cuando entrenaba y competía. Aunque aquella época ya había pasado, no me había olvidado.

Se encogió de hombros, dándole la razón a Becca - Sí, supongo que la presencia de computador y enchufes haría que el bosque perdiese todo su encanto... Para eso mejor vivir en una casa - bromeé. Además de que como se pusiera a llover como estaba ahora mismo habría un gran riesgo de que muriésemos electrocutados entre tanto cable. Eso sí, la factura de la luz desaparecería de nuestras vidas. Otra cosa ya sería el aspecto con el que llegásemos al trabajo - De hecho, te sacaría mil fotos. Es más, ahora mismo nos estoy imaginando a lo tarzan. Con taparrabos yendo a nuestros respectivos trabajos, sucios, con el pelo enmarañado... llevando tuppers con gusanos para comer... - puse cara de asco al decir lo de los gusanos y negué con la cabeza rápidamente - no no no, a ese extremo si que no podría llegar.

Dejé caer mi cabeza hacia delante al escuchar las alternativas que planteaba la ojiverde. - Estás incrementando cada vez más mis ganas de exponerme al clima, he de decirlo - dije bromeando. Aunque pillase una gripe tampoco sería algo tan grave. Poca gente moría por eso, y desde luego nosotros no estábamos entre la población de riesgo. - Aunque bueno, he de decir que lo de las vacas locas.. solo sería si comiésemos carne de una res infectada y yo.. la verdad es que no como demasiada carne. Soy más de verdura y pescado - me encogí de hombros. El sabor tan fuerte de la carne, precisamente vacuna entre otras, siempre me había provocado arcadas.

Al mencionar la de Hostel, me reí por lo bajo. Recordaba la primera vez que la había visto y le había horrorizado ya que más bien que terror, podrían incluirla en la categoría de película porno debido a todas las escenas que había de sexo casi implícito e, incluso, sin el casi. Alcé la vista hacia ella y mordí mi labio intentando aparentar cohibido - Sí quieres algo... no tienes más que pedirlo, Becca. Aunque soy un chico demasiado tímido - Bromeé ya que sabía que las intenciones de la muchacha no iban por ahí. - Sería interesante, también podríamos incluir algunas de terror como The Ring, o el grito.. y disfrazarnos de los protagonistas para causar un mayor impacto visual. - arqueé varias veces las cejas rápidamente para hacerle gracia. Lo cierto es que si alguien me lo hiciera a mi, lo primero que pensaría es que no se trataba más que de una panda de chiflados. - Creo que Sydney nos encerraría y tiraría la llave al fondo del mar donde nadie la pudiese encontrar nunca - Asentí aseverando lo que había dicho y comencé a reirme. Ella o cualquier otra persona que nos escuchase podría hacerlo, de hecho.

Parecía que la idea de secuestrarme parecía agradarle. Seguramente aquella treta que se me había ocurrido ya la habrían puesto en marcha algunas otras personas, lo cual me parecía triste. Al menos nososotros solo bromeábamos. La miré de reojo mientras fruncía el ceño ligeramente - Si va a ser de mentira, no hará falta que me noquees, ¿no? - Comencé a reir nuevamente. Parecía que la única finalidad de la muchacha era golpearme sin importar el precio.

Finalmente llegamos a aquel pequeño paraíso que la chica conocía. Yo no pude hacer otra cosa más que abrir la boca de par en par ante lo que se encontraba ante mi. Mis ojos rondaban el lugar rápidamente e instintivamente respiré hondamente para que mis pulmones se lelnasen de la pureza que se percibía - Es... precioso - miré a Becca sorprendido y comencé a andar con cuidado, como si estuviese pisando cristales, para mancillar lo menos posible aquel lugar. - Parece el mejor escenario para una reunión de enamorados - dije mientras me giraba hacia ella y la miraba sonriendo, imaginándome que aquel era el motivo por el que sabía de su existencia y el uso que le había dado anteriormente. Deposité la cesta con la comida sobre el cesped con cuidado y metí la mano en su interior para agarrar una manzana y pegarle un mordisco - Creo que me podría acostumbrar a venir hasta aqueí y disfrutar d eunos buenos picnics pasados por agua.

_________________

Michael C. Tallhart
avatar
Michael C. Tallhart
Fauna
Fauna

Soy : Sebastian
Mensajes : 155
Empleo /Ocio : Cirujano
Localización : Bajo el mar (?)
Fecha de inscripción : 30/07/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Couleurs { Michael }

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 :: Alrededores :: Bosque

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.