Conectarse

Recuperar mi contraseña


¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 49 el Miér Dic 05, 2012 2:27 am.







Últimos temas
» DNA: Omega Evolution (Afiliación Elite)
Jue Nov 14, 2013 11:52 pm por Invitado

» fairy tales returns elite
Vie Oct 18, 2013 9:50 am por Invitado

» Ciudad Silenciosa (Cazadores de Sombras RPG) ~ Afiliación Elite
Dom Ago 04, 2013 4:28 am por Invitado

» ¡REVIVAMOS STORYBROOKE!
Sáb Ago 03, 2013 9:00 am por Evelynn Stratford

» Creando Mundos [Normal]
Vie Ago 02, 2013 2:37 pm por Invitado

» Registro de nombre y apellido
Lun Jul 29, 2013 12:46 pm por Adah S. Hunter

» Registro de Empleo
Lun Jul 29, 2013 12:45 pm por Adah S. Hunter

» Registro de avatar
Lun Jul 29, 2013 12:41 pm por Adah S. Hunter

» Adah Samantha Hunter {ID}
Lun Jul 29, 2013 12:37 pm por Adah S. Hunter







Fateful



¡Vótanos!

Terapia de choque

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Terapia de choque

Mensaje por Grace E. Sullivan el Lun Oct 15, 2012 9:08 am

Había muchas cosas en su vida que nunca habría pensado que serían así: viviendo en casa de Lucas, separada de William y sin su bebé eran solo algunos ejemplos de como estaba todo de torcido. Y evidentemente nunca habría pensado que necesitara una cita con Sydney, pero ahí estaba, sentada en su consulta sin saber exactamente como empezar.

Evidentemente estaba ahí por lo que había pasado últimamente en su vida, el mismo tema del que todos en Storybrooke parecían tener una opinión, y por lo que seguía llorando día si, día también. Pero no por las consecuencias de todo, porque aquello estaba segura de merecerlo... Sino por lo que había hecho. Porque la persona que era, o que había creído ser jamás habría hecho algo así. Y ese era precisamente el problema... Que últimamente tenía la sensación que a ratos era alguien más. Alguien que no conocía. Alguien con decisiones y sentimientos propios. Y evidentemente había trabajado el suficiente tiempo en un hospital para saber que aquello era un problema grave.

Y luego estaban los sueños. Aquellos malditos sueños que desde su cesarea no habían parado de acecharla todas las noches. Y ni las pastillas para conciliar el sueño que le habían recetado en el hospital parecían servirle para evitar aquellas noches en vela una vez se despertaba agitada de uno de aquellos sueños, que se le hacían tan reales como si fueran recuerdos. Sólo que era imposible que lo fueran.

Levantó la vista para mirar a Sydney. Todavía no había dicho ni una palabra pero realmente no sabía si debía empezar directamente o dar un rodeo. Simplemente estaba ahí sentada en el sofá de la consulta de la psicóloga, con un cojín que no dejaba de apretar entre sus manos cuando por fin soltó un suspiro.

- Si en ocasiones no me reconozco y parezco más otra persona que yo misma... Eso se llama esquizofrenia, o bipolaridad o transtorno de personalidad... ¿o que? Necesito controlarlo antes de hacer daño a más personas. - dijo al final, hablando tan deprisa que las palabras terminaron juntándose unas con otras.

_________________
Grace E. Sullivan

I can't stop thinking about you...:
avatar
Grace E. Sullivan
Realeza
Realeza

Soy : Princesa Aurora
Mensajes : 253
Empleo /Ocio : Enfermera
Fecha de inscripción : 04/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Terapia de choque

Mensaje por Sydney J. Watson el Vie Oct 19, 2012 6:16 am

Si dijera que no sabía porque acudía a mi consulta estaría mintiendo. Todo el pueblo se había enterado, no solo de lo que había pasado con Sebastian y William, el matrimonio de los Sullivan y todos los chismorreos que corrían de boca en boca por toda Storybrooke. También sabía todo lo acontecido con el bebé y podía llegar a imaginar (que no entender plenamente porque no había pasado por aquello) lo que había significado para ella. Quizá, lo único que me ayudase a entenderlo fuese su pérdida años atrás, el hecho de que mataran a una persona que yo amaba. Era quizá el único ejemplo que podía acercarse mínimamente a lo que estaba sufriendo Grace en aquellos momentos.

Por eso mismo no me había extrañado absolutamente nada que me pidiera una cita para mi consulta, ni siquiera el hecho de que durante los primeros momentos se mantuviese callada, con la mirada agachada, simplemente apretando el cojín que tenía entre sus manos, como si de alguna manera estuviese no intentando estallar y se lo estuviese aguantado todo dentro. Vale, quizá otra persona de mi profesión estuviese presionando a estas alturas para que Grace dijera algo, pero yo siempre había sido todo lo contrario.

Solo que había que ver como estaba llevando el asunto de Nathanaël que desde hacía unos meses había empezado a comportarse de una forma extraña, tanto que me parecía fuera de lo normal incluso a mí que convivía con él y sabía perfectamente que su forma de ser y carácter era un poco especial. No obstante, eso no le hacía mala persona, en absoluto. Solo era diferente al resto de personas.

Por ese motivo ahora tampoco estaba presionando a Grace, siempre había pensado que era mejor que fueran ellos los que se abriesen cuando lo creyesen oportuno, después de todo si acudían a mí era porque se sentían medianamente preparados para abrirse, para sacarse todo lo que tenían dentro, para confiar en alguien. Yo simplemente le estaba dando tiempo a que ella misma decidiera cuando confiar en mí.

Al final lo hizo y aunque sus palabras me sorprendieron de buenas a primeras intente procesarlas en mi mente. – ¿A qué te refieres exactamente? Es decir… ¿cómo te has dado cuenta de eso? – Porque que ella supiera antes no había tenido ningún problema – He de deducir que el problema ha aparecido de súbito, ¿no? – Sin antecedentes. Curioso…. Era como si a todos les estuvieran apareciendo problemas y cosas raras de repente. Arrugué unos segundos la nariz. Aquello empezaba a no gustarme nada.
avatar
Sydney J. Watson
Heroínas
Heroínas

Soy : Mulan
Mensajes : 251
Empleo /Ocio : Psicóloga de baja
Localización : Storybrooke
Fecha de inscripción : 28/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Terapia de choque

Mensaje por Grace E. Sullivan el Dom Oct 21, 2012 8:36 am

Por lo menos Sydney no había puesto cara de creer que estuviera loca ante sus palabras, aunque eso viniendo de alguien que trataba constantemente con gente mentalmente perturbada no era algo de lo que debiera alegrarse...
Evidentemente tenía que explicarse un poco mejor e intentar hacer que ella comprendiese la forma en la que se sentía. Pero al mismo tiempo sincerarse completamente con Sydney, que a pesar de que la conocía desde hacía tiempo nunca habían sido especialmente cercanas, le era muy difícil. Para continuar hablando tuvo que recordar que los psicólogos tenían algo así como secreto de confesión, y que lo que le dijera se quedaría entre aquellas cuatro paredes.

- Me siento cambiada... Pero no es ese tipo de cambio que pueda explicarse con el paso del tiempo. Ya sé que la gente cambia, pero esto es... distinto. El tipo de persona que yo creía que era... Quien yo recordaba que era... Es como si ya no estuviera o como si nunca hubiera estado ahí. O como si únicamente existiera en mis recuerdos y la realidad fuera completamente diferente. Me siento como si fuera una persona totalmente desconocida para mi misma, como si no tuviera el control de lo que siento o de lo que creo.

Sentía que lo que decía no tenía el más mínimo sentido, y más porqué ella no sabía explicar bien el modo en el que se sentía. Mucha gente creería que no eran más que excusas para justificar todo lo que había hecho, pero en realidad no era así. Se sentía distinta de verdad, y había ciertas cosas que no se podía obligar a ella misma a sentir, cosa que era la base del problema.

- Sé que hubiera tenido que ser sincera con William antes... Pero eso suponía un problema. Era como si internamente la Grace que se suponía que debía ser, la que siempre había deseado envejecer junto a él, luchara contra la nueva Grace, la que soy ahora y la que me es completamente desconocida, que sentía que amarle era algo que no había hecho en mucho tiempo, tal vez nunca... – hizo una pausa, porque en verdad le costaba hablar de todo esto – Sé que esto no tiene el más mínimo sentido... Y los médicos del hospital son de la opinión que todo esto es estrés post-traumático, pero... Yo no lo siento así, y pensé que tal vez tu podrías...

En realidad no tenía muy claro que esperaba de todo aquello. Quizás una opinión de alguien externo a todo aquello que le ayudara a aclarar las ideas. Algo que la ayudara a entender todo lo que había pasado en los últimos días. Y porque no, quizás algo que no la hiciera sentir tan sumamente culpable por todo, aunque una parte de ella jamás terminaría de perdonarse nunca por lo sucedido.

Ladeó ligeramente la cabeza cuando Sydney le preguntó si todo había empezado de repente. La verdad es que le costaba poner una fecha de inicio a todo aquello, porque los recuerdos de lo que se suponía que debía ser su vida y lo que era en realidad se mezclaban sin demasiado sentido en su mente. Ni siquiera sabía cuando había empezado a pasar más tiempo en aquella habitación de hospital para estar con Sebastian. ¿Hacía semanas? ¿Meses?

- Supongo que es una sensación que ha ido apoderándose de mi de forma progresiva. No es como si un día me hubiera levantado sintiéndome completamente ajena a mi misma... Más bien ha sido como si fuera una parte de mi que despertara poco a poco... Pero no creo que hubiera ningún suceso a partir del cual eso empezara a ocurrir. Al menos yo no fui consciente de eso...

Se mordió el labio inferior mientras apretaba un poco más el cojín que seguía en su regazo, intentando decidir si debía hablarle de los sueños... Al final decidió que tal vez fuera información importante para su caso.

- Y luego... Están los sueños. En ellos se me aparece siempre esa especie de duende grotesco, y no para de decirme que hicimos un trato y que a cambio quiere a mi hija... Estos empezaron durante la anestesia de la cesárea y... no se han detenido desde entonces. – aunque eso si que era muy posible que fuera estrés post-traumático después de haber perdido a su pequeña...

_________________
Grace E. Sullivan

I can't stop thinking about you...:
avatar
Grace E. Sullivan
Realeza
Realeza

Soy : Princesa Aurora
Mensajes : 253
Empleo /Ocio : Enfermera
Fecha de inscripción : 04/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Terapia de choque

Mensaje por Sydney J. Watson el Dom Oct 28, 2012 8:54 am

Arqueé las cejas con curiosidad cuando Grace empezó a hablar nuevamente y a explicarme ese cambio que estaba sufriendo. En pocas me estaba diciendo que durante todo ese tiempo parecía haber sido una persona totalmente diferente. ¿Acaso era eso? Ladeé la cabeza unos segundos mientras sopesaba todo aquello. Realmente era extraño, aunque siempre podía encontrársele una explicación a todo aquello. Yo tampoco había sido yo misma durante mucho tiempo, había retenido en alguna parte de mí ser ciertos sentimientos que no quería sacar y cuando lo había hecho me había sentido incluso liberada. Como si estuviese viviendo una especie de renacimiento. Había aprendido a convivir con aquellas contradicciones que se agolpaban dentro de mi propio cuerpo.

- ¿Has pensado…, que quizá simplemente de una forma inconsciente te has estado comportando como la gente que estaba a tu alrededor deseaba que te comportases? – Le pregunté con suavidad mirándola directamente. Era más que obvio que en muchísimas ocasiones nos dejábamos influenciar quizá demasiado por nuestro entorno y lo que la gente puede llegar a decir u opinar de uno mismo. Yo misma había vivido eso y en cierto modo seguía haciéndolo, sino, hubiese mostrado mis vulnerabilidades alguna vez. No, ante los ojos de los demás era fuerte y prácticamente implacable, aunque en el fondo fuese una persona tan vulnerable como el resto. Una persona que padecía y sentía el dolor igual que el resto.

Era confuso. Todo lo que ella decía era confuso y a mí solo se me estaba ocurriendo una cosa que decirle de entre tantas que podría haberle dicho, básicamente porque era la única que tenía un poco de sentido en mi cabeza si tenía en cuenta todo lo que Grace me estaba diciendo. Aún y así me demore unos segundos antes de decirlo. Sí, posiblemente debería haber sido sincera con William y allí llegaba otra vez a lo que había pensado: hacer lo correcto a expensas de que muy en tu interior quieres hacer algo totalmente diferente.

- ¿Has pensado en dejarte llevar por esos sentimientos? Quiero decir…, olvidarte de ese control y simplemente dejarte llevar. Sigue a tu corazón, a tus instintos, a tu intuición y no dejes que los demás te digan que has o no has de hacer y que es o no es lo correcto. Quizá de esa manera puedas ser realmente tú y no esa persona que has pretendido ser todo este tiempo – Sonreí suavemente. A veces todo eso era complicado, sobretodo porque muchas veces era algo que se hacía inconscientemente, el ejercer un control sobre tu subconsciente y tus deseos más profundos, aquellos que anhelabas pero no parecías dispuesto a cumplir jamás. – Inténtalo al menos… Ponte esa meta. Dejar de ejercer tanto control y dejarte llevar. Olvídate de esa vocecita que te dice lo que tienes o no tienes que hacer… y me vas contando. – Porque si no era esa la solución pues habría que seguir indagando en el problema de la mujer.

Sueños. Últimamente el hecho de que la gente tuviese sueños extraños era ya un tema recurrente. Desde yo misma hasta mis amigos y muchos de mis pacientes. Incluso Everett con lo escéptico que era había acabado buscando los significados de los sueños, pero no estaba segura de si había sacado algo en claro con aquello. – Sí, realmente tiene toda la pinta de que sea fruto de lo que pasó con tu hija. Esas pesadillas suelen ser recurrentes en personas que han pasado por el trauma que tú has pasado. Posiblemente tu subconsciente personifiqué lo que pasó mediante ese duende grotesco que mencionas y se lleva a la pequeña… - Mencioné quedamente mientras la observaba – Deberían ir disminuyendo con el tiempo, cuando todo el trauma que ahora agolpa tu cabeza vaya desapareciendo. No te exijas demasiado. Estas cosas llevan su tiempo… El dolor no se va de un día a otro, ni la sensación de pérdida aquí dentro – Me llevé una de las manos al pecho esbozando una pequeña sonrisa.

Sino que me dijeran todo aquello a mí misma.
avatar
Sydney J. Watson
Heroínas
Heroínas

Soy : Mulan
Mensajes : 251
Empleo /Ocio : Psicóloga de baja
Localización : Storybrooke
Fecha de inscripción : 28/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Terapia de choque

Mensaje por Grace E. Sullivan el Vie Nov 09, 2012 8:43 am

- Dejarme llevar por mis sentimientos es exactamente lo que hice antes de que ardiera Troya... No de una forma voluntaria, pero supongo que la situación se me fue de las manos... – dijo con un suspiro – Supongo que tienes razón. Estuve haciendo lo que todos esperaban que yo hiciera. Ser feliz en mi matrimonio, fingir que nada iba mal y esperar ilusionados la llegada del bebé... Me pasé mucho tiempo intentando convencerme a mi misma que mis sentimientos reales eran solo un problema hormonal... Hasta que me estalló en las narices.

Sabía que aquello no era fácil de comprender. Lo más sencillo era creer que ella había ido con toda la mala intención del mundo a ser una esposa infiel y a seducir a Sebastian intencionadamente y que precisamente esos eran los rumores que circulaban por todo el pueblo... Pero la realidad era algo distinto... Algo que muy pocos se habían dignado a escuchar y muchos menos a creer.

- Pero... No tiene sentido. Si esta persona que distinta que me siento ahora mismo es quien realmente soy... ¿He pretendido ser otra persona desde siempre? ¿Incluso cuando se suponía que era feliz casada con William? Porque todos mis recuerdos se basan en eso, no en como me siento ahora mismo... – si sólo hubiera tenido unos recuerdos algo más nítidos de todo, le habría sido más sencillo entender todo aquello.

La verdad es que lo que decía Sydney no le parecía descabellado del todo, porque mientras estaba con Sebastian se había sentido más ella misma que nunca en su vida, pero lo que no entendía es porque había esperado hasta entonces. Porque no había tenido nunca la sensación de que aquella vida no era su vida hasta entonces... Aunque la verdad ni ella misma terminaba de entender nada acerca de como se sentía.

Sin embargo no le gustó tanto la parte que hacía referencia a sus pesadillas. ¿Irían disminuyendo con el tiempo? ¿Y ya está? ¿A eso tendría que resignarse? No, no es lo que ella quería. No tenía todo ese tiempo. Necesitaba empezar a dormir bien o terminaría por enloquecer. En el hospital no querían darle más pastillas, y las infusiones de hierbas no le eran para nada efectivas. Había esperado que Sydney tuviera ansiolíticos o alguna otra cosa para recetarle.

- Yo esperaba un poco de ayuda farmacéutica en ese tema. ¿No podrías recetarme algo? Necesito dormir más de dos horas seguidas o me volveré loca... Por la noche es cuando... – cuando más pensaba en su hija que ya no iba a volver. Había noches en las que si el viento soplaba fuerte hasta podía llegar a oír su llanto, como si todavía no se hubiera ido, como si la llamara para que fuera a buscarla – ... todo se vuelve más complicado.

Sabía que el dolor y la sensación de pérdida no se irían próximamente. Había días que incluso pensaba que no desaparecerían jamás. Pero también tenía claro que tenía que aprender a vivir con ello si pretendía volver a la normalidad de su vida algún día. Y había esperado que Sydney la ayudara a saber exactamente como hacerlo. Ahora que resultaba que el único truco era dejar pasar el tiempo... Se sentía más triste y vacía que nunca.

_________________
Grace E. Sullivan

I can't stop thinking about you...:
avatar
Grace E. Sullivan
Realeza
Realeza

Soy : Princesa Aurora
Mensajes : 253
Empleo /Ocio : Enfermera
Fecha de inscripción : 04/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Terapia de choque

Mensaje por Sydney J. Watson el Lun Nov 12, 2012 11:18 am

Sí, a veces dejarse llevar por los sentimientos daba lugar a consecuencias totalmente inesperadas e imprevistas, pero lo que estaba claro es que al final del día siempre era la mejor opción. Era la mejor opción porque por muchos batacazos que te pudieras dar ejecutándola, sabías que era la única entre todas que era sincera. Los sentimientos después de todo era algo que nunca mentía, era lo más sincero que podía existir para una persona.

- Después de la tormenta viene la calma – Apunté antes de sonreír a Grace. Era un dicho y muchas veces cierto, pues aunque ahora hubiese “ardido Troya” como ella había dicho, posiblemente aquello tenía que ocurrir para que los futuros acontecimientos pudieran llevarse a cabo y así seguir con el ciclo de lo que es una vida. – Lo que está claro es que todo lo que sube baja y viceversa, tenemos que hacernos a la idea de que en la vida no todo es fácil ni agradable. – Escuché lo que seguía diciéndome la enfermera y no pude evitar sonreír y asentir ligeramente cuando me dio la razón – Por eso mismo creo que es hora que dejes de dejarte llevar por lo que los demás esperan que hagas y esperen de ti y pienses en ti misma. Tú eres tu máxima prioridad, todo lo demás es secundario.

Bueno yo había acabado llegando a la conclusión de que en la vida muchas veces te encontrabas con sin sentidos, o que para ti podían carecer de sentido pero en una visión global tienen todo el sentido del mundo. – Eso es más difícil de explicar. La mente, el subconsciente hace ese tipo de cosas. Nuestra mente es capaz de esconder episodios traumatizantes de nuestra vida para protegernos. Es muy… complicado. A lo mejor sin darte cuenta creaste unos nuevos recuerdos que para ti eran reales para ocultar una verdad dolorosa. – Respiré hondo. A mí me había pasado algo parecido y había acabado estallándome en la cara en el momento justo y oportuno. – Esas cosas a su debido tiempo. No fuerces la mente, tienes que dejar que las cosas fluyan con naturalidad, hay que ser paciente. Sé que cuesta, pero…, es mejor que este tipo de cosas ocurran cuando sea el momento oportuno. Quizá en el punto en el que te encuentras ahora de tu vida, no sea lo más recomendable. – Porque estaba más vulnerable que nunca y por lo tanto las cosas probablemente le afectarían de una manera que en otras circunstancias podría sobrellevar con más facilidad. – Yo me enfocaría ahora en lo que te hace sentir bien, llena y feliz. En dejarte llevar por lo que esa vocecita que has estado acallando te ha dicho durante tanto tiempo que no hicieras. Sé Grace y nadie más.

Esbocé una sonrisa amable. Aquello no es que fuera lo más fácil de hacer, pero tampoco lo más difícil, simplemente le estaba diciendo que se dejase llevar por sus sentimientos sin importar que, que fuera pura y sincera, consigo misma y con los demás, pero sobretodo lo primero, porque hasta que una persona no es sincera consigo misma no puede ser sincera con todos aquellos que la rodean, era algo que se acababa aprendiendo con el tiempo.

La noche. – Es normal, por la noche es cuando nuestro subconsciente deja que todo lo reprimido salga a la luz. – Era algo que le pasaba a muchísima gente, fuese después de un trauma como si no. Los sueños eran una forma de recordarnos los miedos que teníamos, pero también las pérdidas… Además de nuestros deseos y evocarnos recuerdos agradables. – Te recetaré algo, pero… - Me levanté de donde había estado sentada para ir hasta el escritorio y tomar las recetas para poder darle una a Grace. No quería que le pasara como a Willow que había acabado tomando más de lo que debía, aquello podía ser peor incluso que la enfermedad. – Si ves que no remiten aunque te tomes la dosis que te prescribo, no se te ocurra tomar más, ¿entendido? No me gustaría que acabases siendo una adicta a los ansiolíticos. En todo caso vienes, me lo dices y miraré de darte algo más fuerte – Porque estaba claro que iba a empezar dándole algo suave y en pequeñas dosis no una brutalidad – Tómate una de estas antes de irte a comer, mejor si lo haces antes de cenar, así irá haciéndote efecto. Te advierto que te dará sueño – Esbocé una suave sonrisa. Esa era la finalidad, ¿no? – Pero posiblemente te ayude a dormir más tranquilamente… Aún así, tienes que ser consciente de que el dolor no va a desaparecer de un plumazo y que es algo con lo que tendrás que aprender a vivir hasta que disminuya.

Era un consejo, nada más que eso, pero también una forma de recordarle que ni todos los productos químicos del mundo, ninguna medicina iba a quitarle ese dolor que sentía en el corazón, que eso era algo que solo el tiempo curaría.
avatar
Sydney J. Watson
Heroínas
Heroínas

Soy : Mulan
Mensajes : 251
Empleo /Ocio : Psicóloga de baja
Localización : Storybrooke
Fecha de inscripción : 28/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Terapia de choque

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.