Conectarse

Recuperar mi contraseña


¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 49 el Miér Dic 05, 2012 2:27 am.







Últimos temas
» DNA: Omega Evolution (Afiliación Elite)
Jue Nov 14, 2013 11:52 pm por Invitado

» fairy tales returns elite
Vie Oct 18, 2013 9:50 am por Invitado

» Ciudad Silenciosa (Cazadores de Sombras RPG) ~ Afiliación Elite
Dom Ago 04, 2013 4:28 am por Invitado

» ¡REVIVAMOS STORYBROOKE!
Sáb Ago 03, 2013 9:00 am por Evelynn Stratford

» Creando Mundos [Normal]
Vie Ago 02, 2013 2:37 pm por Invitado

» Registro de nombre y apellido
Lun Jul 29, 2013 12:46 pm por Adah S. Hunter

» Registro de Empleo
Lun Jul 29, 2013 12:45 pm por Adah S. Hunter

» Registro de avatar
Lun Jul 29, 2013 12:41 pm por Adah S. Hunter

» Adah Samantha Hunter {ID}
Lun Jul 29, 2013 12:37 pm por Adah S. Hunter







Fateful



¡Vótanos!

Habla o te haré hablar - Syd

Ir abajo

Habla o te haré hablar - Syd

Mensaje por Tabbatha K. Goldenrose el Mar Oct 16, 2012 4:41 am

Después de la charla con Eve había decidido ir al Ayuntamiento para ayudar a Siobhan aunque aquel día no le hiciera tanta falta. Al llegar enfadada completamente furiosa por la actitud del profesorucho de tres al cuarto al dejarme tirada. Al verme así mi querida alcaldesa me preguntó el motivo, supuse al segundo que no era preocupación si no que deseaba averiguar el por qué por si podía aprovecharlo, eso me fascinaba aún más. Explícitamente le expliqué mi encuentro con el profesor, y el plantón que me había dado extrañamente al hablar de su pareja. Siobhan ni corta ni perezosa me preguntó muy interesada por el nombre de su novia, cosa que yo no entendía muy bien, pero no me lo había dicho, lo único que había sacado en claro es que era una mujer de caracter fuerte. Ella entonces me ordenó descubrir quién era esa chica, me dio unos cuantos nombres. Había visitado a dos de la lista, pero ninguna tenía pareja, por lo que fui a por el tercer nombre de la lista, la loquera del pueblo, la señorita Watson.

La había estado buscando en su consulta, pero no estaba, así que me recorrí todo el pueblo para encontrarla, tanto es así que se me había hecho la hora de comer. Por lo que tuve que ir al Granny's esperando que al menos estuviera mi gran amiga Sol trabajando. Centrarme en esta árdua tarea era un honor para mi pero también me ayudaba a pasar de mi vida privada sin sentirme como una imbécil por haber cambiado mi forma de ser por intentar gustarle a un bomberucho sin dinero ni nada.

Al entrar en el Granny's no vi a Sol por lo que resoplé con hastío, pero pronto surgió en mi aquella sonrisa satisfecha ya que al alzar la mirada por el lugar pude advertir a la señorita Watson sentada en una de las mesas, por lo que no dudé en acercarme a ella simulando una cara de tristeza, no se me daba nada mal actuar por lo que esperaba que mis dotes de manipulación me sirvieran para algo. -¿Señorita Watson? ¿Usted es la psicóloga del pueblo verdad? Dije sentandome en frente de ella sin pedirle permiso ni nada. -Siento interrumpirla, verá, necesitaría que me diera hora para su consulta, me siento realmente mal. Dije fingiendo aflicción en mi mirada y mi tono de voz. Necesitaba hacer que me creyese y que no se esperase que la estuviera manipulando.

_________________


{ Tabbatha Goldenrose }

avatar
Tabbatha K. Goldenrose
Humanos
Humanos

Soy : Drizella Tremaine
Mensajes : 64
Empleo /Ocio : Secretaria del ayuntamiento
Fecha de inscripción : 02/09/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Habla o te haré hablar - Syd

Mensaje por Sydney J. Watson el Vie Oct 19, 2012 6:17 am

Se podría decir que desde la cena en Caja de Cartón había empezado a acercarme más a Michelle Evans, sobre todo si teníamos en cuenta el incidente que había ocurrido durante la cena, y es que yo misma había ido hasta su casa y le había llevado un pequeño detalle por aquello. Después de eso había empezado a visitarla de vez en cuando y se podría decir que empezábamos a tener algo parecido a amistad. Era una buena chica, después de todo.

Por eso mismo, aquel día me dirigí a Granny’s, el restaurante que la propia Michelle regentaba, la había llamado la noche anterior para ver si quería que comiésemos juntas, el caso es que cuando llegué una de las camareras me informó de que era posible que la joven de cabellos dorados llegase tarde porque había tenido algunos problemas en el hostal. No me importó. Tampoco me importaba el hecho de comer sola. Le pedí a la misma camarera que me dijo aquello que me trajese la ensalada que pedía casi siempre que me paraba a comer allí con Michelle.

Me senté en una de las mesas y revisé los mensajes e incluso los mails con ayuda de la tablet así como los mensajes de voz, pero no había nada interesante. A Matthew y Everett no los vería hasta la tarde y Michelle podría tardar un rato. Ya le diría de dar una vuelta o algo, incluso ir a mirar algunas tiendas juntas. Volví a meter tanto la tablet como el móvil en el bolso justo en el momento en que aparecía de nuevo la camarera y me dejaba el plato frente a mi – Gracias – Menté con una sonrisa en el rostro antes de empezar a comer. El caso es que no había ni prácticamente empezado. – Sí, soy la psicóloga del pueblo – Respondí mirando a la muchacha bastante sorprendida, sobre todo por el hecho de que se sentó frente a mí sin más, sin siquiera pararse a pedir permiso, que bueno, siendo sinceras no era algo que realmente me molestase, pero lo que realmente me sorprendió fue lo siguiente. Tabbatha Goldenrose nunca me había parecido una persona que necesitase de ayuda, siempre la había visto como una mujer autosuficiente y segura de sí misma – No hay problema, solo dime cuando te iría bien y lo apunto en la agenda… - O en la tablet mismo que era lo que más a mano tenía y que realmente usaba como agenda. – Aunque me parece extraño, nunca pensé que alguien como tu… - Se rebajara a pedirle ayuda a una “loquera”.
avatar
Sydney J. Watson
Heroínas
Heroínas

Soy : Mulan
Mensajes : 251
Empleo /Ocio : Psicóloga de baja
Localización : Storybrooke
Fecha de inscripción : 28/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Habla o te haré hablar - Syd

Mensaje por Tabbatha K. Goldenrose el Vie Oct 26, 2012 11:55 pm

Estaba sentada frente a ella mientras fingiendo que ni tan siquiera me había dado cuenta de mi falta de educación por lo que al escuchar la confirmación me azoré y la miré fijamente con disculpa en los ojos -Perdone que me haya sentado con tanta mala educación pero... Suspiré lastimeramente agachando la mirada, como si realmente me encontrase tan mal. Debería haberme hecho actriz, de verdad, era algo que a parte de cantar, me encantaba. Si es que servía para todo, era guapa y lista, un partidazo bastante mal aprovechado la verdad. La miré casi con desesperación cuanod me ofreció decirle yo el día que me iría bien. Torcí mis labios pensativa. -Cuanto antes mejor... la verdad. Volví a suspirar mirando a la nada.

Seguía sin mirarla cuando dijo que alguien como yo no era de esperar que pidiera ayuda. -Hasta las personas que parecemos más fuertes, necesitamos ayuda de vez en cuando. ¿Nunca te ha pasado? La miré nuevamente a los ojos volviendo a bajar la mirada enseguida hacia la mesa. Todo con cierto halo de pesadumbre, tampoco sin pasarse, lo normal. -Me gustaría que nadie supiera que te he pedido ayuda. Dije mordiendome el labio inferior denotando cierto nerviosismo. Estaba ante una psicologa, como tal podría reconocer bien los gestos y la comunicación no verbal que le estaba enviando y el mínimo fallo podía notar que estaba mintiendo por eso me había mentalizado bien para meterme en el papel.

Miré a la camarera y me pedí una tila para "calmarme". Acto seguido llevé mi dedo pulgar a la boca mordiendol a uña de éste. -No sé, me siento tan sola... Resoplé casi angustiada. -Y lo peor es que es culpa mía, soy tan borde, mira sin ir más lejos, el otro día me encontré con tu chico, con Everett, y al principio fui una completa estúpida, cuando es un encanto. Tenía cara de lamento y de disculpa también hacia ella por haber tratado a su supuesto chico así de mal. -Tienes suerte de tener un chico como él a tu lado, un poco despistado pero es un buenazo. Sonreí soltando una leve risilla al final como si estuviera hablando casi con una amiga.

_________________


{ Tabbatha Goldenrose }

avatar
Tabbatha K. Goldenrose
Humanos
Humanos

Soy : Drizella Tremaine
Mensajes : 64
Empleo /Ocio : Secretaria del ayuntamiento
Fecha de inscripción : 02/09/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Habla o te haré hablar - Syd

Mensaje por Sydney J. Watson el Dom Oct 28, 2012 11:41 am

Negué con la cabeza tranquilamente. – No te preocupes, en serio. No hay problema. – Esbocé una sonrisa tratando de quitarle hierro al asunto. La observé atentamente durante unos segundos, así a simple vista y echándole una ojeada, se podría decir que era el prototipo de chica perfecta, con aquellos cabellos rubios y la piel blanca. Además, siempre que me había cruzado con ella la había acompañado aquel aire de seguridad aplastante, como si estuviese muy segura de sí misma y de lo que debía de hacer en cada momento. Era además de aquellas muchachas que parecían no dejar entrar a los demás fácilmente, con aquella aura fría y distante.

Había oído además que no solía dirigirse de muy buenos modos a la gente, que podía llegar a ser incluso alguien desagradable… Bueno, lo había oído incluso de boca Everett que no hacía muchos días me había relatado el encuentro que había tenido con la joven, incluida aquella parte de la conversación que indirectamente me incluía a mí, así que por algún motivo iba a andar con pies de plomo mientras estuviera con ella. – Sí que me ha pasado, si – Me había pasado personalmente. El caso es que éramos de ese tipo de personas, que ya fuera por cabezonería u otra cosa, tardábamos más en pedir ayuda.

Viré ligeramente el rostro cuando le pidió la tila para calmarse a la camarera, aunque no estaba tan segura yo de que aquello fuese tan real como la rubia estaba intentando hacerme ver. Bueno, ¿quería jugar? Entonces jugaríamos. Después de todo había aprendido a disimular bastante bien y a ocultar lo que de verdad sentía. – Bueno, eso no es algo que se pueda arreglar tan fácilmente… - Menté refiriéndome a la soledad que pudiera sentir. No era algo que se arreglase de la noche a la mañana y menos si se trataba de alguien tan…, borde. Ella misma lo dijo.

¡Bingo! Ahí estaban las palabras que esperaba que me hicieran reaccionar y que sin embargo me dejaron impasible, como si no hubiese sacado a relucir así de repente mi relación con Everett. El hecho de saber que había hablado con él de ello y que ahora apareciera allí me había hecho prever que aquello podía caer durante la conversación. No tan pronto, eso desde luego. – ¿Everett y yo? – Pregunté como si el simple hecho de que me emparejaran con él me sorprendiera. Lo que realmente me sorprendía es que la gente se “diera cuenta”. ¿Tenían un maldito radar detecta parejas en aquel pueblo o qué? – Creo que te equivocas de persona… - Le respondí con toda la tranquilidad del mundo mientras jugueteaba unos segundos con el tenedor. – Es mi mejor amigo pero más allá de eso…, aunque he de darte la razón en eso de que es un encanto y un buenazo. Sea quien sea esa misteriosa chica tiene suerte, si – Respondí aunque sin esbozar ninguna sonrisa o cualquier otra cosa que pudiera delatarme. – Por curiosidad… ¿cómo llegaste a semejante conclusión?
avatar
Sydney J. Watson
Heroínas
Heroínas

Soy : Mulan
Mensajes : 251
Empleo /Ocio : Psicóloga de baja
Localización : Storybrooke
Fecha de inscripción : 28/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Habla o te haré hablar - Syd

Mensaje por Tabbatha K. Goldenrose el Dom Oct 28, 2012 10:57 pm

Esto iba a ser complicado, pero me gustaban los retos, sabía que en el pueblo todos me tenían por una mujer segura, borde, fría, distante y todo. Aquella fragilidad era bastante dificil de creer en una persona como yo, pero era esa misma seguridad la que me hacía plantearme la idea de que de aquella batalla fría saldría ganando yo. Tenía un objetivo y lo iba a cumplir. -Gracias Ladeé la cabeza con una leve sonrisa totalmente falsa pero escondiendola en aquella fragilidad que ahora me había envuelto. Ni mucho menos iría nunca a pedirle ayuda a una psicóloga, por favor, yo no estaba loca como para ir a hablar con ella. No era como todos esos habitantes del pueblo que eran absurdamente estúpidos, yo siempre aspiraba a más mientras ellos se conformaban con poco, me daban lástima.

Ella era fuerte, fuerte en apariencia, pero igual de débil que el resto de aquel pueblo. Solo unos pocos podían presumir de ser fuertes porque tenían dinero y poder. Aquella era la verdadera fortaleza nada de amor, nada de ser bueno, nada de eso. El mal siempre gana porque es más inteligente. La bondad simplemente mira por los demás antes que por uno mismo y por hacer las cosas bien. Lástima. -Pero llega todo momento en que todos necesitamos hablar... Suspiré como si aquello me fastidiara, el hecho de pedir ayuda a una persona como yo nunca le gustaba pedir ayuda aunque realmente lo necesitara.

Su respuesta no fue agradable porque no daba esperanzas, ¿Pero qué clase de psicóloga era esta? La miré fijamente como si estuviera perdida en aquella soledad. -Vaya, eso no es muy alentador.... Volví a suspirar negando con la cabeza. La verdad es que no me molestaba estar sola, incluso me gustaba, si no había dinero de por medio no quería el amor para nada. Era una pérdida de tiempo.

Su reacción era previsible, pero yo siempre tenía ases en la manga. No podía pensar que era tan estúpida. La miré sorprendida como si tuviera la seguridad de que ellos estaban juntos. -Vaya, no sabía que habíais roto... Dije cuando hizo aquella pregunta. Si era ella tenía que seguir insistiendo hasta que confesara de alguna manera. -Oh, estaba segura de que eres tú. Dije mirandola fijamente y entonces me llegó mi tila. Le eché un poco de azúcar y le di el primer sorbo. Entonces observé un detalle que a la psicóloga se le había escapado. El tenedor, sí, un simple tenedor y ella jugueteaba con él. Signo de estar pensando, si se lo pensaba tanto por algo sería. Y ese algo era que yo estaba en lo cierto. Buscaba una respuesta que hiciera que evadiese mis preguntas. Nada más lejos de la realiad. -Oh, pues parece que sí, que me equivoco... Torcí mis labios y escuché su pregunta, la cual evadí desviandola con una leve sonrisa, leve pero tímida. -Es que, verás... Miré al suelo con otra de esas sonrisas tímidas. -Me encantó el otro día, y me porté bastante mal con él, suerte que luego la cosa fue mejor. Suspiré como si estuviera colada por él. -No sé, es que es tan tierno... La miré con los ojos brillosos incluso. Cuando uno mentía se tenía que creer sus propias mentiras, si no no funcionaba. -¿Sabes cuando crees que ha habido un flechazo? Es raro... yo creía que nunca me iba a pasar algo así. Sonreí con algo de ternura. -Sobre todo volver a probar sus labios. Me quedé un poco pensativa como si me quedara pensando en Everett. -En serio, tiene unos labios... qué bien besa... y es tan tierno. Lo que pensaba que tenía pareja y que eras tú, pero siendo que no, tengo vía libre. Volví a suspirar lastimeramente. -Pero aunque esté él, me siento sola, apenas tengo amigos... Dije acordandome que había empezado la conversación diciendo que me sentía sola.

_________________


{ Tabbatha Goldenrose }

avatar
Tabbatha K. Goldenrose
Humanos
Humanos

Soy : Drizella Tremaine
Mensajes : 64
Empleo /Ocio : Secretaria del ayuntamiento
Fecha de inscripción : 02/09/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Habla o te haré hablar - Syd

Mensaje por Sydney J. Watson el Lun Oct 29, 2012 3:11 am

Eso no se lo iba a discutir en absoluto. Todas y cada una de las personas llegaba un momento en que tenían que hablar con alguien, necesitaban desahogarse. Aquella persona que dijera que no necesitaba jamás el apoyo de terceras, era en realidad un mentiroso. Lo peor del caso es que se hacían daño a sí mismos creyéndose aquella mentira que decían al mundo para parecer una persona más fuerte de lo que en realidad. Ironías de la vida hacían que ese tipo de personas al final fuesen las más débiles.

- Bueno, he dicho que no es fácil, no que sea un imposible. Es algo en lo que hay que poner mucho de tu parte y esperar a que la gente responda y en algunos casos no se dejen llevar por prejuicios o las cosas que han oído. – Obviamente aquello lo estaba diciendo por su situación en concreto. La reputación que tenía una persona, en especial en un pueblo como Storybrooke, era algo que costaría de recuperar porque siempre había demasiados chismorreos y cotilleos por todos lados. Lo malo siempre salía a la luz antes que lo bueno, desde luego. – Pero…, se puede lograr, solo que lleva tiempo y hay que ser paciente.

Paciencia. Eso era algo que yo conocía demasiado bien. Me pasaba la vida teniendo bastante paciencia con los demás, es más me ponía bastante nerviosa que la gente llegase a perder la paciencia tan rápido, sobretodo cuando se trataban de nimiedades. La observé mientras suspiraba y negaba con la cabeza, como si le pesara toda aquella soledad… ¿De verdad le pesaba tanto como me quería hacer creer?

- No se puede romper algo que nunca ha existido. – Respondí ante sus palabras con una leve sonrisa en el rostro al observar la sorpresa en el suyo. No iba a ser tan fácil tirarme de la lengua desde luego. – Además, a no ser que fuese una mujer de hielo, ahora mismo no estaría tan entera. Tendríamos un problema en tal caso… - Porque era obvio que la que necesitaría ayuda en ese caso (que Dios no quería que ocurriese). Le sonreí sin tapujo alguno cuando dijo que estaba segura de que era yo negando suavemente con la cabeza. Si me hubieran dicho hacia medio año que mantener una relación en secreto iba a ser tan “divertido” no me lo hubiese creído. ¿Divertido? ¿Mentir a la gente? No, en realidad no, pero en este caso en particular se me estaba antojando divertido, sobretodo teniendo en cuenta que luego acabaría contándoselo a Everett. Seguí sus movimientos mientras se echaba el azúcar y le daba un sorbo a la tila.

Yo por mi parte había dejado el tenedor nuevamente sobre la mesa. Lo que no se me escapó es que evadió totalmente mi pregunta y se fue a otra cosa totalmente diferente que hizo que mi atención se centrase totalmente en ella, aunque eso no significaba que hubiese bajado la guardia, para nada. Tenía que admitir que el hecho de que me estuviera soltando todo aquello no iba para nada con ella, con aquella lectura previa a aquel encuentro que había obtenido de ella, aunque también estaba diciendo exactamente lo mismo que yo pensaba de Everett, como si de alguna manera me estuviese leyendo la mente. – Creo que nadie se espera nunca que le vaya a pasar algo así, ni siquiera lo crees posible hasta que pasa – Aunque eso no era lo que me había pasado con Everett desde luego, no, aquello había pasado de una forma más progresiva. Había ido poco a poco.

Y ahora estaba a punto de demostrar la confianza que tenía puesta en Everett y lo que sentía por mí. Porque si de algo no tenía la menor duda era de lo que sentía Everett por mí, del mismo modo que no dudaba de lo que yo misma sentía. ¿De verdad se creía que me iba a creer que Everett hubiese hecho “eso” teniendo pareja? Ya fuera yo o cualquier otra persona. Tabbatha debería haber sabido que yo le conocía demasiado bien… y el caso es que encima sus últimas palabras habían desequilibrado totalmente lo anterior dicho y lo había derrumbado quedando en nada. Si solo se hubiese ahorrado esa última frase…

Nunca hagas juegos mentales con alguien que precisamente sabe de eso. Sonreí y me incliné un poco hacia delante. – Bueno, pues… teniendo vía libre. ¿A qué esperas? Lo digo porque alguien como Everett…, es difícil de encontrar. Yo no dejaría escapar la oportunidad si crees que la tienes.

¡Ja! Iba de lista la señorita Goldenrose pero había hablado de más. Si de verdad se creía que después de lo que me había dicho, de lo que yo sabía de ella y de lo que se podía sacar en claro por su forma de moverse y sus gestos, que había visto anteriormente cuando la veía por Storybrooke, iba a creerme que le podía interesar alguien como Everett…, ella que siempre iba perfectamente vestida y parecía una muñequita de porcelana, es que se había encontrado con la persona equivocada.
avatar
Sydney J. Watson
Heroínas
Heroínas

Soy : Mulan
Mensajes : 251
Empleo /Ocio : Psicóloga de baja
Localización : Storybrooke
Fecha de inscripción : 28/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Habla o te haré hablar - Syd

Mensaje por Tabbatha K. Goldenrose el Miér Oct 31, 2012 2:15 am

Bueno, tenía que decir que de no ser porque era secretaria habría sido actriz, me encantaba interpretar, aunque más me gustaba manipular a las personas. Sydney era un hueso duro de roer por eso de que fuera psicologa, pero yo era muy cabezota y tenía el pálpito de que iba por el buen camino sospechando de ella. -Supongo que tienes razón. De hecho algunos cambios ya he empezado a hacerlos, hay con gente que suelo ser más amable, y también me he empezado a acostumbrar a pedir perdón, pero que me juzgue la gente es tan duro... Suspiré negando con la cabeza. La verdad, la verdad era lo que estaba diciendo. Sí que era cierto que era muy segura de mí misma pero en el fondo me mataba que me juzgaran por eso me mostraba tan hostil, porque creía que todo el mundo me juzgaba mal. -Lástima que no tenga paciencia. Solté una leve risa, pero con algo de lástima en ella.

Seguía en sus trece de negar su relación con Eve. Jugaremos más. ¿Se pensaba que era tan tonta? Podía ser rubia pero no imbécil. Bebí un poco más de tila ahora con toda seguridad. Aquello estaba tomando un color divertido. -En ese caso, mis sospechas se han disipado... Me encogí de hombros otra vez mientras dejaba el vaso de tila en el platillo. La miraba atentamente, sabía disimular muy bien sus emociones. Era una gran rival, pero estaba esperando el momento exacto para darle la estocada final. -Sí, teniendo en cuenta que en mí es dificil que me pase algo así, pero creo que daré rienda suelta a lo que siento. Sonreí levemente mirandola a los ojos fijamente, dando a entender que sabía lo suyo, que sabía que me mentía, haciendole saber claramente que yo también le estaba mintiendo.

-¿Verdad que es dificil de encontrar? No, claro que no la dejarías escapar. En ese momento me sonó el móvil. Miré lo que era y resultó que me había llegado un sms de alguien que estaba esperando. Salí fuera tal como rezaba el sms y me encontré con mi cómplice en aquella misión. -¿Qué tienes? Me entregó un sobre con una foto de ellos dos totalmente en situación romántica. Detrás una fecha y un te quiero. Qué bonito. Oh... la suerte jugaba a mi favor. Ahora me iba a reir yo. Volví dentro con Syd y me senté dando un sorbo a mi tila con tranquilidad, tanta que el silencio se hizo incómodo. Reí negando con la cabeza dejando atrás mi actuación. -Verás Sydney, podrías dedicarte a ser actriz también. No me queda más remedio... Abrí el sobre lentamente sacando de él la foto. -Vaya vaya... Así que tengo via libre ¿no? La miré fulminantemente. Había hecho lo mismo con todas las aspirantes a novia de Eve. En todas sus casa había rebuscado para encontrar algo. -¿Pensabas que nadie encontraría la foto? Dije enseñandosela pero sin soltarla. -¿Vas a seguir diciendome que no sois pareja? Vamos Syd... no me ha gustado tener que llegar a esto... Dije fingiendo pena. Por fin podía ir a contarselo a Siobhan, estaría realmente orgullosa de mi.

_________________


{ Tabbatha Goldenrose }

avatar
Tabbatha K. Goldenrose
Humanos
Humanos

Soy : Drizella Tremaine
Mensajes : 64
Empleo /Ocio : Secretaria del ayuntamiento
Fecha de inscripción : 02/09/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Habla o te haré hablar - Syd

Mensaje por Sydney J. Watson el Lun Nov 05, 2012 4:58 am

Realmente no podía estar segura al cien por cien de que todo aquello que me estaba contando fuese enteramente verdad. Una persona podía cambiar, sí, pero lo de Everett había sido hacia poco tiempo. El suficiente tiempo como para no cambiar tan drásticamente. – A todos nos juzgan. Seamos buenas personas o malas… Tenemos que acostumbrarnos a que nos juzguen para bien o para mal. Además, no es simplemente el hecho de pedir perdón. Tienes que sentirlo de verdad, la gente se da cuenta de si algo que dices lo sientes en realidad o no. – Sobretodo si ese tipo de actos venía de una persona como Tabbatha que todo el mundo conocía por las cosas que siempre había hecho y por como lo había hecho. Después de todo, no era fácil que una comunidad entera creyera de la noche a la mañana que alguien así había cambiado tan fácilmente. – Pues la paciencia es una virtud. – Añadí en el último momento con una leve sonrisa en el rostro.

Hubiera suspirado de alivio de no ser porque aquello me hubiese delatado por completo y todo lo anteriormente dicho se hubiese completamente al traste. – Siempre es bueno dar rienda suelta a lo que se siente y dejarte llevar por los deseos e impulsos de tu corazón – Aunque yo no lo había hecho hasta que Everett había dado el paso y me había besado aquella mañana en la que me quedó totalmente claro que todo lo que sentía yo por él me era correspondido. En ese momento se podría decir que muchos de mis temores habían desaparecido y que de algún modo un vacío extraño dentro de mí había sido llenado. No del todo, pero casi. Aún me faltaba algo que no lograba acertar que era.

Sí, si que era difícil de encontrar. Era difícil de encontrar aquella persona con la que sentía que de verdad conectabas y que no te defraudaría nunca, o en el caso de hacerlo siempre, de alguna manera volviese a hacerte creer en él. El hecho de que le sonase el móvil no me pareció extraño pero si la forma que tuvo de levantarse y salir de Granny’s. La seguí con la mirada hasta que desapareció por la puerta y después me encogí de hombros totalmente confundida y desconcertada ante aquello, decidiendo volver a mi comida. No llevaba unos cuantos bocados cuando Tabbatha volvió a aparecer.

- ¿Perdona? – Pregunté sin poder evitarlo, alzando una de las cejas al tiempo que dejaba nuevamente el tenedor sobre la mesa a un lado del plato. ¿De qué me estaba hablando? ¿Yo? ¿Actriz? ¿Qué no le quedaba más remedio…? A los poco segundos tuve la respuesta ante mis narices. Me sorprendí y eso se notó en mi mirada, pero también empecé a sentir la oleada de la rabia correr por mis venas e invadirme poco a poco. Esa foto… Yo había sido tan cuidadosa que la tenía en mi dormitorio, porque era una habitación donde solo entraba Everett, ocasionalmente Nathanäel y yo misma. Ni siquiera me iba a parar a preguntar de donde había sacado dicha foto, porque solo había una respuesta para ello. – ¿Cómo te atreves a hurgar entre MIS cosas? ¿A entrar en MI casa? – Y en mi habitación. – Que seas la secretaria de la alcaldesa no te da derecho a irrumpir dentro de mi casa y meterte en mis asuntos. – Le dije sin evitar la rabia en mi voz e intentando arrebatarle la foto de las manos – Devuélveme la foto. No tengo nada que decir al respecto… Ya lo has descubierto tu sola, ¿no? ¿Contenta? – Bufé molesta. Siempre habíamos sido muy cuidadosos. ¿Quién me iba a decir que se iban a colar en mi casa para buscar aquello? – ¿Qué sacas de todo esto? ¿Divertirte? – Porque yo no le veía la gracia en ningún sitio.
avatar
Sydney J. Watson
Heroínas
Heroínas

Soy : Mulan
Mensajes : 251
Empleo /Ocio : Psicóloga de baja
Localización : Storybrooke
Fecha de inscripción : 28/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Habla o te haré hablar - Syd

Mensaje por Tabbatha K. Goldenrose el Mar Nov 06, 2012 1:24 am

Se le notaba a la legua lo desconfiada que era conmigo, a pesar de haber hecho una buena actuación, era de reconocer que todo aquello era extraño. Yo era de las que creía que una persona no cambiaba nunca, ni tan fácilmente. Estaba claro que yo no iba a cambiar, me gustaba ser como era. Escuché sus palabras haciendo que ella misma me estaba juzgando, menuda psicóloga estaba hecha. Si ella juzgaba a sus clientes no era una buena profesional, y aunque yo mintiera y ella supiera que mentía, no sabía a ciencia cierta si podría ser una paciente y aquella actitud lo tiraba todo por la borda. -¿Estás insinuando que las veces que he pedido perdón no han sido de verdad? Dije ofendida, para que negarlo. -Pues mira, tengo otro defecto más. Me encogí de hombros ahora en posición defensiva.

Asentí más calmada cuando dijo lo de dar rienda suelta. Aunque realmente quería reirme en su cara. Hablar del amor de aquella manera me resultaba tan ridículo como irrisorio. Salí a por aquello que me haría ganar esta partida, ahora sólo tenía que provocarla, y lo conseguiría. Además, tampoco podía decirle que aquello era para Siobhan. Me gustaba que pensara que era una zorra asquerosa, sí, me gustaba sentir como la gente te odiaba por ser mejor que ellos, por ser más astuta y más lista. Me reí con ganas cuando se puso como las motos. -Yo no he entrado en tu casa, no he hurgado en tus sucias cosas. No me mancharía las manos tan fácilmente. Le guiñé el ojo y aparté la foto viendo cómo me quería quitar la foto de las manos. -Tranquila, ya tengo una copia. Toma Se la tendí soltandola haciendo que cayera en su plato -Uy, siento ser tan rubia y tan torpe Dije fingiendo lástima por aquello. -Sí, mucho, me habría gustado más que me lo contaras tú, habríamos podido ser buenas amigas. Volví a reirme burlandome una vez más siendo completamente irónica. -Mentira, me ha gustado más esta forma. Solté una risa con cierto tono malévolo. -Entre otras cosas, simplemente me llamó la atención la forma en que Everett se largó al preguntarle por su novia, y a mi NADIE me deja plantada Le dije levantandome de allí. -Bueno Sydney, que tengas buena comida. He de marcharme. Le guiñé el ojo y me dispuse a irme de allí.

_________________


{ Tabbatha Goldenrose }

avatar
Tabbatha K. Goldenrose
Humanos
Humanos

Soy : Drizella Tremaine
Mensajes : 64
Empleo /Ocio : Secretaria del ayuntamiento
Fecha de inscripción : 02/09/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Habla o te haré hablar - Syd

Mensaje por Sydney J. Watson el Lun Nov 12, 2012 11:20 am

Y ahora se ofendía… - Yo no he dicho eso. Es algo que se puede aplicar de forma general, si te has dado por aludida es por algo. – Dije sencillamente mientras una de mis manos paseaba por mis cabellos oscuros. Ella era la primera que se había dado por aludida cuando yo había hecho un comentario general – Todos tenemos que hablar siempre con el corazón y pedir perdón porque realmente lo sentimos. – Aclaré, porque realmente en ningún momento me había referido directamente a ella, eso era algo que realmente se había inventado ella.

Entrecerré los ojos ligeramente molesta con aquella situación. Desde luego, lo primero que haría en cuanto llegase a casa sería decirle a Nate que debíamos cambiar las cerraduras, aunque pareciese ligeramente paranoica, me daba igual. Las cambiábamos y punto. – Si, bueno, pero bien que mandaste a alguien a hacer el trabajo sucio – La acusé, porque no iban a meterse en una casa ajena a buscar precisamente eso, solo eso y no coger nada más de entre todas las cosas que había en nuestra casa. – ¿Para qué quieres una copia? – Le pregunté antes de que me tendiera la foto que cayó sobre el plato. La fulminé unos segundos pero por suerte no se había manchado apenas, sino… - Eres otra cosa muy distinta… - Dije entre dientes, por suerte para la rubia yo tenía cierta educación y no iba a decir lo que me estaba pasando por la cabeza en ese momento. La rabia me estaba consumiendo demasiado y podía salir cualquier cosa de mi boca. – ¿Amigas? ¿Estás de broma, no? – Le pregunté. Una pregunta retórica que ni siquiera necesitaba respuesta. Yo no quería respuesta a aquello, prefería que mantuviese aquella boca de víbora cerrada.

- Sí, bueno, Everett es tan especial que puede dejar plantada a las personas como tú. Simplemente porque está por encima de ti – Esbozó una media sonrisa divertida. Al menos Everett tenía dignidad, algo que aquella chica desde luego no tenía, para nada. – Deberías aprender que a lo mejor simplemente no quería hablar de su vida privada, algo que hay que respetar. – Recalqué ligeramente mientras me echaba hacía atrás en el asiento, desde luego, personas como ella no me daban ningún miedo. – Espero que no vuelvas a molestar a Everett… - Le sostuve la mirada unos segundos antes de volver a la comida. Ni que me fuera a pesar que se fuera y no me siguiera acompañando en aquella comida. Más bien sería todo lo contrario, iba a estar mucho más tranquila sin su molesta compañía, aunque obviamente me iba a costar tranquilizarme después de eso. Después de sentir como habían violado mi intimidad.
avatar
Sydney J. Watson
Heroínas
Heroínas

Soy : Mulan
Mensajes : 251
Empleo /Ocio : Psicóloga de baja
Localización : Storybrooke
Fecha de inscripción : 28/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Habla o te haré hablar - Syd

Mensaje por Tabbatha K. Goldenrose el Jue Nov 15, 2012 1:14 am

¿Pero qué se había creído aquella psicóloga pulgosa? Desde luego que hablaría con la alcaldesa de esto, no creía que fuera la más indicada para tratar a ningún ciudadano con problemas si lo único que hacía era ponerse a la defensiva cuando un cliente era dificil. Por favor, a mi la gente de ese pueblo me daba igual, eso era evidente, ni tan siquiera iba a pedir perdón por nada de lo que hiciera. Que se aguantaran igual que los tenía que aguantar yo a ellos. Una profesional nunca se dejaría llevar por los comentarios del resto de la gente. Bah, no dije nada porque para qué le iba a decir nada más sobre el asunto, estaba claro que aunque fuera verdad que necesitara ayuda ella nunca sabría ayudar.

No podía dejar de sonreír completamente feliz y satisfecha. Me encantaba sacar de quicio a la gente. -¿Yo? No tienes pruebas de que haya sido yo, a mí solo me han dado esa foto y ha podido ser cualquier ciudadano, en cualquier caso siempre sería tu palabra contra la mía. Además de que contaría con el apoyo de las mayores influencias del pueblo. Así que yo me dejaría de andar acusando a la gente y guardaría las cosas a mejor recaudo, nunca se sabe Syd... pueden robarte algo valioso. Dije con ironía mientras me reía de nuevo. -Eso es algo que no te incumbe. Dije a su pregunta con simpleza viendo como me miraba, lo que simplemente me hacía sentir más satisfecha. -Dilo, me da igual lo que tú pienses. Me encogí de hombros con aquella sonrisa implacable. Me reí con ganas cuando preguntó lo de amigas, ¿En serio era tan tonta? Aquella chica me sorprendía cada vez más. -Era irónia... Negué con la cabeza pensando que era estúpida.

Me reí con fuerza -Las únicas personas que están por encima de mí son la alcaldesa y el Señor Gold. El resto no me llegáis ni a la suela del zapato. Le guiñé el ojo sonriendo sin que me afectaran sus palabras, no ofendía quien quería si no quién podía. -Respetar... sí, eso es lo que hace la gente simple. Me encogí de hombros mientras me levantaba. Apoyé mis manos en la mesa mirandola fijamente. -Que te entre en la cabeza que molestaré a quién me de la gana, cuando me de la gana y cuando sea necesario. Dije seria y me fui colocando mis gafas de sol al salir.

_________________


{ Tabbatha Goldenrose }

avatar
Tabbatha K. Goldenrose
Humanos
Humanos

Soy : Drizella Tremaine
Mensajes : 64
Empleo /Ocio : Secretaria del ayuntamiento
Fecha de inscripción : 02/09/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Habla o te haré hablar - Syd

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.