Conectarse

Recuperar mi contraseña


¿Quién está en línea?
En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 49 el Miér Dic 05, 2012 2:27 am.







Últimos temas
» DNA: Omega Evolution (Afiliación Elite)
Jue Nov 14, 2013 11:52 pm por Invitado

» fairy tales returns elite
Vie Oct 18, 2013 9:50 am por Invitado

» Ciudad Silenciosa (Cazadores de Sombras RPG) ~ Afiliación Elite
Dom Ago 04, 2013 4:28 am por Invitado

» ¡REVIVAMOS STORYBROOKE!
Sáb Ago 03, 2013 9:00 am por Evelynn Stratford

» Creando Mundos [Normal]
Vie Ago 02, 2013 2:37 pm por Invitado

» Registro de nombre y apellido
Lun Jul 29, 2013 12:46 pm por Adah S. Hunter

» Registro de Empleo
Lun Jul 29, 2013 12:45 pm por Adah S. Hunter

» Registro de avatar
Lun Jul 29, 2013 12:41 pm por Adah S. Hunter

» Adah Samantha Hunter {ID}
Lun Jul 29, 2013 12:37 pm por Adah S. Hunter







Fateful



¡Vótanos!

Meter el conejo en la chistera [Dana S. Viljanen]

Ir abajo

Meter el conejo en la chistera [Dana S. Viljanen]

Mensaje por Bergen Wolfboze el Lun Nov 12, 2012 1:05 am

La mañana había empezado apacible, tranquila; el Sol relucía entre los arboles del bosque intentando llegar a todos los rincones del pueblo con esperanza. Empece a mi rutina con un viaje al baño, seguido de unos ejercicios físicos y un desayuno fuerte, deje salir a mi perro que se fue solo al bosque mientras yo me vestía para ir a trabajar. No entraba hasta dentro de unas horas pero me gustaba seguir una rutina, incluso los domingos me levantaba pronto aunque no tuviera nada que hacer. Antes de que me fuera, Geist ya había vuelto de su paseo matutino, era un perro listo por lo que tenia confianza en que volviera, lo acaricie, me despedí de él y de Nebula y me fui.

Mi casa estaba algo alejada del centro, estaba casi metida en el bosque pero la elegí aposta para tener mas tranquilidad, era algo que apreciaba. Atravesé la calle con todas las casas donde se encontraba, entre otras, la de Regina y llegue a la avenida principal, pase por delante del ayuntamiento, la biblioteca y el kiosko, donde compré el diario de Storybrooke de esta semana, después me dirigí a la cafetería como algunas mañanas, no era algo que entrara estrictamente dentro de mi rutina pero era para hacer tiempo antes de entrar a trabajar.

La campanilla sonó cuando entré al lugar, no había mucha gente para ser un día entre semana por la mañana. Me acerqué a la barra y me dirigí al camarero:-Una taza de café de maquina, leche temperada y unas gotas de leche condensada y...- El camarero me interrumpió: -...con un solo azucarillo, lo se, ahora te lo traigo- Me sonrió, le devolví la sonrisa y le di las gracias. Acto seguido me fui hacia el final y me puse a leer el diario mientras esperaba a que me trajeran mi pedido; mientras, iba fijándome disimuladamente como me preparaba el café, era un chico guapo pero no me gustaba que me interrumpieran, tal vez le pidiera salir en algún momento.
avatar
Bergen Wolfboze
Chicos de Storybrooke
Chicos de Storybrooke

Mensajes : 49
Empleo /Ocio : Abogado en el ayuntamiento
Fecha de inscripción : 07/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Meter el conejo en la chistera [Dana S. Viljanen]

Mensaje por Dana S. Viljanen el Lun Nov 12, 2012 2:08 am

Paré el despertador y luego sonó, aunque tal vez fuera al revés, después de todo no estoy dentro de un espejo... Aunque quien sabe, a lo mejor sí estoy dentro del espejo y todo pasa al revés, pero como llevo toda mi vida viviendo dentro para mi es normal. Me levanté y fui a lavarme la cara y los dientes, aunque mi pasta empezó a andar cual oruga azul por el cepillo y tuve que matarla un par de veces antes de poder utilizarla, la verdad es que aquello me recordaba a unos extraños sueños que tenía últimamente... ¡Bah, no importaba, era divertido ver a una oruga fumando! Cuando terminé fui a la habitación de nuevo. -¡Ahhh! - grité asustada viendo una muñeca de porcelana en lo alto de un mueble -¿¡Por qué me miras desde allí mientras estoy durmiendo!?

Después de haber ganado la discusión con el cuadro miré mi reloj de bolsillo y me percaté de que llegaba tarde, me vestí tan rápido como pude pero no como yo me vestía normalmente, a partir de ese mismo momento ya era Tallulah y, como tal, debía comportarme. Pinté una sonrisa enigmática en mi rostro mientras me ponía el sombrero de copa blanco que siempre me acompañaba, abrí la vitrina de los relojes, tomé uno de oro blanco y le di cuerda. -Ahora debo ir a hablar con la señorita Evans. - Comenté para mi misma mientras bajaba por las escaleras mirando como avanzaba la aguja de los segundos.

Salí de casa y empecé a andar tranquilamente hasta la cafetería Granny's, sin preocuparme por llegar tarde, tampoco vivía tan lejos, media hora andando como mínimo pero no importa ¿verdad? Cuando llegara ella estaría allí, impaciente por verme llegar, aunque realmente no fue así, allí no había ni rastro de la muchachita rubia dueña de aquel local. Me acerqué a la barra y me senté en ella esperando a que el camarero que allí estaba me atendiera, cuando se acercó era mi hora de preguntar. -Perdone, ¿sería tan amable de avisar a la señorita Evans de que he llegado? Dígale que soy Tallulah. - Le sonreí levemente, aunque esta desapareció en cuanto me dijo que me esperaba ayer, y no hoy. Empecé a reír de forma leve, aunque en el fondo de forma algo nerviosa. -Ya lo sabía jovencito, una broma de magos, ya sabe.

Me quedé allí sentada, jugando con el sombrero que momentos antes me había quitado y se encontraba entre mis manos, la llamaría para volver a quedar otro día, o ese mismo día, aunque también podría inventar una máquina del tiempo y presentarme ayer. -¡Claro, esa es la solución a todos mis problemas! - Exclamé de pronto, aunque tal vez en un tono de voz un tanto alto ya que pude notar como algunas miradas se fijaban en mi, que dura era la vida de una persona famosa... Suspiré levemente para luego empezar a reír, adoraba la idea que había tenido hacía unos minutos, tendría que pensar en como llevarla a cabo. -Un café con leche, por favor. - Pedí a una camarera que hacía poco que había llegado mientras, de mi bolso, sacaba una libreta e iba a puntando ideas y haciendo dibujos.

_________________
Habla Dana Habla Tallulah
Adoratriz de Sydney and Everett (?):
avatar
Dana S. Viljanen
Fauna
Fauna

Soy : Conejo Blanco {Niver McTwisp}
Mensajes : 27
Empleo /Ocio : Dana: Relojera || Tallulah: Maga Ilusionista
Fecha de inscripción : 15/07/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Meter el conejo en la chistera [Dana S. Viljanen]

Mensaje por Bergen Wolfboze el Lun Nov 12, 2012 3:33 am

Estuve un buen rato leyendo el diario, no era un diario al que se le pudiera llamar muy...serio puesto que solo informaba del termino municipal de Storybrooke como era normal por lo que básicamente se mostraban actividades, noticias sobre el ayuntamiento e incluso chismorreos sobre la poca gente famosa o artistas que vivían en la ciudad. Una de las noticias era sobre un pequeño festival de magia en el teatro local, salían algunos nombres que era incapaz de reconocer, me pregunte por que en esta ciudad era tan popular la magia como para gastar fondos en un festival...deje el diario a un lado y me puse a observar a mi alrededor.

En ese preciso instante el camarero me trajo mi pedido, le guiñe el ojo mientras le sonreía y el me devolvió la sonrisa, como antes, no se si lo hacia por amabilidad o por que realmente le había hecho fijarse en mi, quien sabe. Cogí el café con una mano, estaba caliente como a mi me gustaba, le di un sorbo y lo dejé en la mesa. Giré mi cabeza hacia la barra donde había una chica vestida de forma un tanto extravagante que hablaba, o mas bien gritaba, con el camarero y con un comportamiento algo extraño.

Estuve fijándome en ella un buen rato por si me sonaba de algo, sin duda alguien así era difícil de olvidar. Me rasque la perilla y la seguí observando, como hablaba sola y se movía de forma nerviosa hasta que me vino a la cabeza. Hace unas semanas fui a comprar un reloj, la chica que me atendió, era ella pero vestía de forma diferente y se comportaba de forma extraña también, casi no parecía ella.

_________________
Buster and I:
avatar
Bergen Wolfboze
Chicos de Storybrooke
Chicos de Storybrooke

Mensajes : 49
Empleo /Ocio : Abogado en el ayuntamiento
Fecha de inscripción : 07/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Meter el conejo en la chistera [Dana S. Viljanen]

Mensaje por Dana S. Viljanen el Lun Nov 12, 2012 4:22 am

El café llegó mientras seguía dibujando, pero me aburrí de ello o, más bien, no quería que vieran el gran invento que tenía en mente, más me varía guardarlo para que no me robaran la idea. Bebí un sorbo de aquella bebida caliente que acababan de traerme. -Esta amarga... -Comenté para mi misma antes de darme cuenta que tenía el azúcar al lado de la taza, lo tomé y se lo puse al café mezclándolo con la cucharilla. Aquel día parecía estar tranquila la cafetería, a lo mejor era muy temprano, o pudiera ser que muy tarde incluso, no lo sabía ni me importaba, no tenía cosas importantes que hacer aquel día, al menos, no que recordara.

Miré a mi alrededor y me fijé en un chico que me estaba mirando de cabello claro. -¡Un cliente, un cliente! - Escuché decir a Dana en mi cabeza, esa chica me llevaría por el camino de la amargura. -Calla, no te toca salir. - Le respondí en voz baja, pero a los pocos minutos me encontraba con el plato y la taza en las manos y caminando hacia donde se encontraba aquel chico, sin preguntar ni nada me senté con él sonriéndole levemente. Dejé el café sobre la mesa antes de tomar un segundo sorbo, seguidamente extendí la mano antes de presentarme. -Encantada, me llamo Tallulah, Dana me ha contado que eres cliente suyo.

-No es un cliente, al menos no uno habitual, sólo lo vi hace unos días y le reconocí. - Su voz sonaba en mi cabeza como si fuera la de otra persona, miré al techo, como si intentara mirarme la parte superior de la cabeza. -Dije que callaras - refunfuñé entre dientes. -¡Pero quiero saber si le gustó el cupcake! - Ante aquello mi rostró debió de expresar duda, acababa de decir que era un cliente, en ese caso debió de comprar un reloj ¿o a caso la había invitado a desayunar? -¡Claro que no! No me gusta jugar con clientes - dijo en un tono de voz algo ofendido. -Pregúntale por el reloj.

Suspiré, aquella joven con la que parecía ser que compartía cuerpo no callaría hasta que no le preguntara. -Dana le pregunta que qué tal le va con el reloj, al parecer dice que le compró uno hace unos días. - Le pregunté en voz suave, mientras jugueteaba con la cucharilla del café entre mis dedos dándole vueltas sobre su propio eje, esperaba su respuesta y con ello que Dana callara, no era tan complicado de entender ¿verdad?


Última edición por Dana S. Viljanen el Miér Nov 14, 2012 6:17 am, editado 1 vez

_________________
Habla Dana Habla Tallulah
Adoratriz de Sydney and Everett (?):
avatar
Dana S. Viljanen
Fauna
Fauna

Soy : Conejo Blanco {Niver McTwisp}
Mensajes : 27
Empleo /Ocio : Dana: Relojera || Tallulah: Maga Ilusionista
Fecha de inscripción : 15/07/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Meter el conejo en la chistera [Dana S. Viljanen]

Mensaje por Bergen Wolfboze el Miér Nov 14, 2012 2:46 am

PD: Siento la tardanza Sad

Tras un breve periodo de tiempo en el que me había dedicado a analizar a esa extraña chica volví mi cabeza hacia el café olvidándome del todo el tema, no era alguien que se comiera la cabeza pensando en un tema durante todo el día, prefería seguir y, si era la de la relojería o su hermana gemela escapada de un manicomio no era algo que me incumbiera. Por lo que seguí a lo mio, leyendo el diario mientras con una meno removía la cucharilla que hacia movimientos en espiral dentro del café.

Levante un momento la cabeza para darme cuenta de que se había dado cuenta de mi presencia y me había reconocido, hice un intento amagado de torcer la cabeza para que no me viera, ¡como si fuera a volverme invisible por hacer eso!. La verdad es que no tenia ganas de hablar con nadie por las mañanas, por algo me ponía en el ultimo asiento de la cafetería, si seguía mi rutina matutina es por que siempre me levantaba “con el pie izquierdo” y tenia ganas de arrancarles la cabeza con los dientes a muchos de mis clientes lo cual no se veía bien para un cargo como el mio.

Finalmente se sentó delante mio, levante mi cara y la mire con una expresión de tremenda indiferencia, me preguntó si era cliente de una tal Dana, supongo que se referiría a la chica de la relojería así que: -Sí, fui una vez ahí, un buen reloj es signo de elegancia-Le mire la cara, ahora que estaba mas cerca sin duda reconocí que se parecía mucho a la tal Dana si mi memoria no me fallaba.

Observe como reaccionaba, hablando con ella misma y refunfuñando, mi comportamiento subconsciente fue el de alejarme un poco hacia atrás, la enfermedad que sea que tuviera no querría pillarla. Justo en el momento en que empezaba a preguntarme como sabia quien era yo me preguntó por el reloj como si su hermana le acabara de preguntar. Miré a mi alrededor con una expresión un poco de sorprendido, decidí seguirle el rollo así podría irme de ahí cuanto antes: -Esto...muy bien...lo tengo para ocasiones especiales solo...-
avatar
Bergen Wolfboze
Chicos de Storybrooke
Chicos de Storybrooke

Mensajes : 49
Empleo /Ocio : Abogado en el ayuntamiento
Fecha de inscripción : 07/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Meter el conejo en la chistera [Dana S. Viljanen]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.