Conectarse

Recuperar mi contraseña


¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 49 el Miér Dic 05, 2012 2:27 am.







Últimos temas
» DNA: Omega Evolution (Afiliación Elite)
Jue Nov 14, 2013 11:52 pm por Invitado

» fairy tales returns elite
Vie Oct 18, 2013 9:50 am por Invitado

» Ciudad Silenciosa (Cazadores de Sombras RPG) ~ Afiliación Elite
Dom Ago 04, 2013 4:28 am por Invitado

» ¡REVIVAMOS STORYBROOKE!
Sáb Ago 03, 2013 9:00 am por Evelynn Stratford

» Creando Mundos [Normal]
Vie Ago 02, 2013 2:37 pm por Invitado

» Registro de nombre y apellido
Lun Jul 29, 2013 12:46 pm por Adah S. Hunter

» Registro de Empleo
Lun Jul 29, 2013 12:45 pm por Adah S. Hunter

» Registro de avatar
Lun Jul 29, 2013 12:41 pm por Adah S. Hunter

» Adah Samantha Hunter {ID}
Lun Jul 29, 2013 12:37 pm por Adah S. Hunter







Fateful



¡Vótanos!

Un refugio contra el frio cada vez mas invernal

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Un refugio contra el frio cada vez mas invernal

Mensaje por Noah L. Stings el Lun Dic 03, 2012 11:35 am

No sabía exactamente que hora era. Hacía tres días que se me había parado el reloj. Al principio cada vez que veía un reloj ponía el mio a la misma hora... pero luego me di cuenta de que eso no tenía demasiado sentido. Ojalá tuviese un reloj de cuerda. O consiguiese suficientes monedas como para, además de comer, poder cambiarle la pila a mi reloj. No soy alguien de caprichos, pero me gusta saber en que momento vivo. Por eso me gustan los calendarios y los relojes. Por eso me gusta pasar siempre que puedo por Granny's. Tienen ambas cosas.
El de hoy estaba siendo un día especialmente frio para estar apenas comenzando el otoño. Quizá fuera cosa del aire que llevaba soplando todo el día. Aunque la temperatura fuera simplemente un poco baja, el aire hacia que sientieras frio por todas partes. Una ráfaga se levantó y me puso de punta todos los pelos de la nuca. Un escalofrío me recorrió todo el cuerpo y encogí los hombros, cruzando los brazos y frotandomelos con las manos. Estaba demasiado lejos del parque. No se en que momento de la tarde me había perdido tanto en mis pensamientos, pero en ese momento mi seguro refugio bajo la caseta del tobogán me quedaba tan lejos para recorrer el camino con este frio... por una noche mejor sería recurrir a los portales. Aunque tampoco parecía que hubiese ninguno cerca. Toda la urbanización estaba llena de casitas unifamiliares. Pues vaya.
Una nueva ráfaga de viento me hizo estremecer. Debía refugiarme ya o acabaría cayendo enfermo, y entonces si que iba a tener un problema grave. Eché un vistazo rápido a las casas a mi alrededor y escogí rápidamente. Una que ni tenía luz encendida en el interior, ni un coche en la puerta del garaje y por supuesto, no tenía un perro guardián como era el caso de la que había dejado atrás no hace mucho. Menudo susto me había pegado.
Suspiré con fuerza antes de colarme en la zona de jardín de la casa. Estaba algo descuidado, pero no en exceso. Procuré de todos modos no pisar fuera del caminito de piedra que marcaba la entrada a la casa. Había de toda clase de personas por el mundo y, pese a que pensaba despertar temprano para que nadie me pillara allí, nunca podía saberse. Ascendí los dos escalones hasta el porche y pisé con cuidado. La madera crujió un poco, pero no lo suficiente como para delatarme. Suspiré de alivio y enseguida noté el cambio de temperatura tan significativo que daba el estar fuera del alcance del viento. De pronto ese porche era la gloria. No tardé demasiado en acomodarme en el suelo, tapandome con mi chaqueta lo mejor posible, encogiendome y agarrandome las piernas con los brazos, intentando que todo mi cuerpo cupiese en el interior del abrigo, tiritando de todos modos. Apoyé la cabeza sobre la funda de la guitarra y en pocos minutos logré dormirme.
Supe que había dormido demasiado cuando la voz de una persona me despertó. ¡Maldita sea! Debía echar a correr. No sería la primera vez que alguien llamaba a la policia. Por eso prefiero el parque.

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Spoiler:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Noah L. Stings
Chicos de Storybrooke
Chicos de Storybrooke

Soy : Una guitarra C:
Mensajes : 75
Empleo /Ocio : Aspirante a cantante
Edad : 21
Localización : Bajo el tobogán
Fecha de inscripción : 01/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un refugio contra el frio cada vez mas invernal

Mensaje por Katia L. Vodianova el Jue Dic 06, 2012 11:13 am

Últimamente siempre salía tarde de la protectora de animales, parecía que cada vez había más animales a los que dejaban abandonados, y la gente que los recogía los llevaba a la protectora para que se hicieran cargo de ellos. Y cuantos más animales hubiera, más tardaba ella en hacer la última ronda antes de irse de allí. No es que le importara, es más, no le importaba quedarse toda la noche si con eso se aseguraba que aquellos animales iban a estar bien. Pero que cada vez hubiera más animalillos abandonados la fastidiaba y entristecía a la vez, ¿cómo podía la gente abandonar a aquellas criaturitas? Era algo que simplemente no entraba en su cabeza, por desgracia, no todo el mundo pensaba como ella. Se despidió de todos los animales tras comprobar que todo estaba bien cerrado y activó la alarma al salir, para después dirigirse a su casa, ¡que ganas tenía de echarse a la cama! Lo más seguro sería que Lori ya estuviera durmiendo, y seguramente le habría dejado algo de cena metida en el microondas para que no tuviera más que calentarla; aquello era lo que pasaba cuando Katia salía tan tarde, ya que Lori tenía, por lo general, que madrugar a la mañana siguiente. Aquello la fastidiaba bastante, pues le gustaba cenar con su compañera de casa, pero bueno, no podían hacer nada si sus horarios no coincidían.

Se montó en el coche, que tenía aparcado casi en frente de la protectora, y con su emisora favorita de fondo, emprendió su camino de vuelta a casa. El camino se le hizo fácil, al fin y al cabo no había coches por el camino, dada la hora que era, por lo que no tuvo ningún problema en llegar. Aparcó el coche justo enfrente de su casa, en la carretera, pues el garaje estaba tan lleno de trastos que hacía tiempo que su coche no entraba; debería pensar seriamente en hacer una limpieza. Cogió sus cosas y, tras cerrar el coche, se encaminó por el caminito de piedra -procurando no tropezar- hacia la entrada de la casa, mientras buscaba las llaves en su bolso. No las encontró hasta que llegó al porche, aquella era la desventaja de los bolsos grandes, que tardabas un siglo en encontrar las cosas. Cuando por fin levantó la cabeza del bolso, se encontró con que había alguien acurrucado en el porche, y en seguida se agachó junto a él, preocupada por que pudiera haberle pasado algo -no era muy común encontrarte a alguien tirado en tu porche-. Le zarandeó levemente, tratando de despertarle. - Eh, chico, ¿estás bien? - le preguntó cuando parecía que comenzaba a despertarse.

_________________

oh, she's the girl with the sky in her eyes
and nobody wants to hurt her, because we all know that she's a fragile angel made in heaven.
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
Katia L. Vodianova
Chicas de Storybrooke
Chicas de Storybrooke

Soy : Mistery
Mensajes : 41
Empleo /Ocio : Auxiliar en la protectora de animales
Fecha de inscripción : 05/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un refugio contra el frio cada vez mas invernal

Mensaje por Noah L. Stings el Lun Dic 10, 2012 2:26 am

Abrí los ojos sobresaltado. Tardé unos segundos en enfocar la vista, pero pronto me percaté de que todavía no había amanecido. ¿Qué me había despertado? Entonces me dí cuenta de que había una mujer con la mano apoyada sobre mi hombro, zarandeandome un poco. Eh... si, si. Por supuesto que estoy bien. Me incorporé hasta quedar sentado y parpadee un par de veces hasta centrarme. Oh por favor... que pillada. Odiaba estos momentos. Normalmente no tendía a dormir en domicilios particulares a no ser que fuera en el interior y con una invitación. Lo de esa noche había sido algo excepcional. Disculpeme yo... no tengo donde dormir. Hace demasiado frío para pasarlo sin ninguna pared que te resguarde y.... de verdad que le pido disculpas. Me iré ahora mismo.
Recogí mi chaqueta rápidamente y me la puse, poniendome de pie nervioso perdido, intentando quitarme el polvo de los pantalones. Dí un par de saltos para que se me terminara de despertar el cuerpo. Por favor no avise al sheriff. No volveré a aparecer por aqui. Recogí la funda de la guitarra a toda prisa, disculpandome una docena de veces mas, completamente asustado. No quería volver a estar tan cerca del calabozo. Casi acabé allí la ultima vez.

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Spoiler:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Noah L. Stings
Chicos de Storybrooke
Chicos de Storybrooke

Soy : Una guitarra C:
Mensajes : 75
Empleo /Ocio : Aspirante a cantante
Edad : 21
Localización : Bajo el tobogán
Fecha de inscripción : 01/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un refugio contra el frio cada vez mas invernal

Mensaje por Katia L. Vodianova el Lun Dic 24, 2012 4:35 am

Katia nunca se había encontrado en una situación como aquella; sabía que había gente en Storybrooke que no tenían donde dormir, aunque confiaba en que la alcaldesa estuviera haciendo algo para ayudarles. Aun así, al ver a aquel chico de apenas 18 años acurrucado en su porche no pudo evitar pensar que quizá no estuviera haciendo suficiente. Respiró bastante aliviada al ver como el chico se despertaba y comprobar que no le había pasado nada, que simplemente se había metido en su porche resguardándose del frío. - No hace falta que te disculpes, solo me has metido un buen susto, ¡pensaba que te habías desmayado o algo! - dijo en un tono bastante cálido y amistoso. No le había molestado aquello, en absoluto, al fin y al cabo, prefería que alguien se resguardase en su porche antes de que pasara la noche en la intemperie, y quería que él supiera que no estaba enfadada ni nada parecido, en absoluto. Al ver la reacción del chico, no pudo evitar que le diera algo de pena, ¿cómo había acabado aquel muchacho en la calle? No quería ni imaginárselo.

Le agarró levemente del brazo cuando vio que el chico se disponía a marcharse, ¿a dónde iba a ir? Era noche cerrada, y prometía ser una noche bastante fría. Además, todo lo que había por ahí eran casas unifamiliares y el centro quedaba bastante lejos. - A no, ni hablar, tú no te vas a ningún lado. - dijo negando con la cabeza. No podía dejar que se fuera si no tenía a donde ir, ¿en qué clase de persona la convertiría eso? Trabajaba recogiendo animales abandonados y cuidándolos hasta que les encontraba una familia apropiada, no podía dejar a una persona en la calle. - No tienes ningún sitio al que ir, ¿verdad? - preguntó metiendo las llaves en la cerradura y abriendo la puerta. - Entra, esta noche te quedas conmigo. Y no acepto un no por respuesta. - dijo haciéndose a un lado para que el chico entrara.

_________________

oh, she's the girl with the sky in her eyes
and nobody wants to hurt her, because we all know that she's a fragile angel made in heaven.
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
Katia L. Vodianova
Chicas de Storybrooke
Chicas de Storybrooke

Soy : Mistery
Mensajes : 41
Empleo /Ocio : Auxiliar en la protectora de animales
Fecha de inscripción : 05/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un refugio contra el frio cada vez mas invernal

Mensaje por Noah L. Stings el Vie Dic 28, 2012 11:22 am

Me calmé bastante cuando ví que la mujer no tenía intención alguna de gritar ni de acusarme al sheriff. Sería un problemón porque si él quería venir a por mi sabía perfectametne donde encontrarme. Menos mal que mientras no causara problemas no iba a ir a por mi. Me lo había dicho mas de una vez, incluso había llegado a bromear con el tema en grannys. Me alegraba de que no fuera nadie demasiado severo o seguro que habría pasado días en el calabozo o estaría directamente fuera del pueblo. La mujer no parecía nada mala persona, pero no quería causarle problemas. Tenía una voz dulce y un tacto hasta cariñoso.
Me detuvo antes de que me marchara, justo antes de que bajara el primer escalón. Me quedé algo parado y volví la vista hacia ella. ¿Cómo que no me voy? Negué con la cabeza ante su pregunta. Bueno, no, creo que el cajón bajo el tobogán del parque no es un lugar a donde ir... no en plan hogar. Me encogí de hombros con una leve sonrisa tímida.
Me quedé helado ante su reacción, quedandome parado y con la boca semiabierta. Aun asi, entré nada mas abrió la puerta, descolgandome la guitarra del hombro y dejandola apoyada en el suelo. ¿Estas segura?¿Y si resulto ser un ladrón o un psicopata o algo? No me conoces de nada. Observé con atención a mi alrededor. La casa era luminosa y estaba muy ordenada. Eso me gustaba, odiaba los desordenes y los olores.

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Spoiler:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Noah L. Stings
Chicos de Storybrooke
Chicos de Storybrooke

Soy : Una guitarra C:
Mensajes : 75
Empleo /Ocio : Aspirante a cantante
Edad : 21
Localización : Bajo el tobogán
Fecha de inscripción : 01/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un refugio contra el frio cada vez mas invernal

Mensaje por Katia L. Vodianova el Sáb Ene 19, 2013 8:49 am

Una vez el muchacho se percató de que Katia no iba a echarle de allí de malas maneras ni llamar a la policía, pareció calmarse un poco. La vida en la calle debía ser bastante dura, sobre todo durante los meses de invierno, que no tardarían en llegar. Pero, ¿acaso ella podía hacer algo? No es que le sobrara el dinero, es más, a veces llegaba un poco justa a final de mes. Aunque si pudiera acoger a todos aquellos que estaban sin casa en la suya lo haría sin dudarlo, pero no era tan fácil. Aún así, si tenía oportunidad de ayudar a un persona lo haría sin dudarlo, sin importar de que tipo de ayuda se tratara. Al chico le extrañó bastante que ella le cogiera del brazo y le dijera que no se iba a ir de allí, algo que, si lo pensabas, era normal. ¿Quién en su santo juicio pararía a un desconocido que se había quedado dormido en su porche cuando se disponía a irse de allí? ¿Y con qué propósito? Pues bueno, el propósito de Katia no era otro que ofrecerle cobijo. No le había molestado en absoluto encontrarle en el porche, al fin y al cabo no molestaba a nadie allí, pero sabía que estaría mucho mejor dentro, al calor; además, seguro que no le vendría nada mal comer algo también.

Entró detrás suyo y cerró la puerta tras ella, sin poder evitar reírse ante su comentario. - No tengo nada de valor en la casa, y si fueras un psicópata, te patearía el culo antes de que pudieras hacerme nada. - contestó divertida. En el fondo tenía razón, podía ser tanto un ladrón como un psicópata y que todo eso fuera una simple artimaña, pero Katia era incapaz de pensar en algo tan retorcido, además, confiaba demasiado en las personas como para pensar cosas como aquella. - Tendrás que dormir en el sofá, la tercera habitación la tengo llena de trastos y casi no hay quien entre. - comentó mientras le hacia un gesto para que la siguiera, mientras que ella iba dejando sus cosas por la casa como hacía siempre: las llaves -tanto del coche como las de casa- en el cuenco de la entrada, su chaqueta en el perchero y el bolso en la mesita, junto al cuenco. Entonces entró a la cocina, y, tal como había supuesto, Lorianne le había dejado la cena en el microondas. -¿Tienes hambre? - preguntó mientras sacaba lo necesario para que cenaran los dos, sin esperar siquiera a que él la contestara.

_________________

oh, she's the girl with the sky in her eyes
and nobody wants to hurt her, because we all know that she's a fragile angel made in heaven.
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
Katia L. Vodianova
Chicas de Storybrooke
Chicas de Storybrooke

Soy : Mistery
Mensajes : 41
Empleo /Ocio : Auxiliar en la protectora de animales
Fecha de inscripción : 05/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un refugio contra el frio cada vez mas invernal

Mensaje por Noah L. Stings el Dom Feb 17, 2013 3:15 am

Asintió enseguida, nada disconforme con un sofá. Iba a dormir en el suelo hasta hace unos minutos. Creo que a comparación con eso, un sofá es como la octava maravilla, o similar. Me encogí de hombros con una leve sonrisa, mirando todavía a la mujer alternativamente con mis ojeadas a la casa. Decía que no tenía nada de valor, pero la verdad es que yo valoraba mucho idea que para muchos era tan simple: un hogar. Eso ya era mucho, pero para el que lo ha tenido siempre no es gran cosa. La verdad es que tengo bastante hambre... mi última comida ha sido medio bocadillo esta mañana en Granny's... Y si tuviese que haber sido por mi no me lo habría podido permitir. Menos mal de algun buen amigo que siempre esta dispuesto a echar una mano. Amigos tengas hasta en el infierno, dicen. Bueno, este pueblo empezaba a parecerlo con estas noches tan frías que estaban sucediendose. Visualicé los platos que sacaba del microondas y casi se me cayó la baba. Por suerte no era de esos que perdían la educación ante cualquier circunstancia. Me gustaría poder hacer algo a cambio, de verdad. Limpiar, u ordenar, o si tiene algo roto... se me da bien todo. No me gusta eso de que hagan por mi sin hacer nada por los demás... Vale, siempre estaba el que se aprovechaba de mi ofrecimiento y el que lo denegaba por mucho que insistiera, porque yo siempre insistía... pero por opciones que hubiese siempre me veía obligado a ofrecerme. Era lo menos que podía hacer.

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Spoiler:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Noah L. Stings
Chicos de Storybrooke
Chicos de Storybrooke

Soy : Una guitarra C:
Mensajes : 75
Empleo /Ocio : Aspirante a cantante
Edad : 21
Localización : Bajo el tobogán
Fecha de inscripción : 01/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un refugio contra el frio cada vez mas invernal

Mensaje por Katia L. Vodianova el Lun Mar 18, 2013 6:24 am

Katia era demasiado confiada, hasta ella misma lo sabía, pero no era algo que controlase, hasta que esa persona no le diese la puñalada trapera no era realmente consciente de que la gente pudiera ser mala. Sonrió levemente ante la comparación del sofá con la octava maravilla, pues para la rubia dormir en aquel viejo sofá era lo peor. Aunque claro, todo cambiaba dependiendo de la perspectiva de cada persona, pues no era lo mismo pasar a dormir a aquel sofá desde la cama en la que dormía Katia que desde el suelo. Tampoco sabía cuánto tiempo llevaba aquel chico durmiendo en la calle, y supuso que, cuanto más tiempo llevara en la calle, más apetecible le parecería la idea de dormir en un sofá.

Una vez en la cocina, la rubia comenzó a preparar la mesa sin esperar a que el chico contestara, pues su respuesta no era algo que la rubia realmente fuera a tener en cuenta. Aunque le hubiera dicho que no, Katia le habría hecho comer algo, pues en su opinión aquel chico estaba demasiado delgado, y teniendo en cuenta que no tenía dónde dormir, puede que tampoco tuviera qué comer, algo que comprobó al escuchar la respuesta del joven. – ¡Pues no se hable más! Mi compañera siempre prepara demasiada comida. – sonrió levemente. Aquello no era realmente cierto, Lori no se pasaba nunca cocinando y, las veces que lo hacía, era para no tener que cocinar al día siguiente, pues así solo tendrían que calentar lo que sobrase. Le hizo un gesto para que se sentara a la mesa y ella puso a calentar el plato en el microondas. –¿Qué te apetece beber? – le preguntó mientras dejaba que el microondas hiciera su trabajo y se acercaba a la nevera a por la botella de agua que guardaba allí (le gustaba beber el agua prácticamente helada).

Tras un minuto y medio exactos, el microondas pitó, avisando de que la comida ya estaba. Katia la sacó de allí, procurando no quemarse, y la llevo a la mesa. Cuando el chico la dijo que quería hacer algo a cambio, ella negó con la cabeza. –No tienes que hacer nada, estás de invitado. – contestó sonriéndole levemente. ¿Qué anfitriona sería si aquel al que invitara a su casa tuviera que pagárselo de alguna manera? Una muy mala, sin duda. – Aunque hay una cosa que si podrías hacer… pero ya es tarde, así que mejor mañana. – dijo sonriendo levemente. A Katia le gustaba la música, ella misma tocaba el violín y el piano, y no se le había pasado desapercibida la guitarra que llevaba con él.

_________________

oh, she's the girl with the sky in her eyes
and nobody wants to hurt her, because we all know that she's a fragile angel made in heaven.
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
Katia L. Vodianova
Chicas de Storybrooke
Chicas de Storybrooke

Soy : Mistery
Mensajes : 41
Empleo /Ocio : Auxiliar en la protectora de animales
Fecha de inscripción : 05/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un refugio contra el frio cada vez mas invernal

Mensaje por Noah L. Stings el Lun Mar 18, 2013 9:19 pm

La observé ir de aqui para allá con soltura. Imaginé que yo me movería con la misma tranquilidad y agilidad si estuviera en mi casa, aunque ella parecía incluso mas rápida del resto de personas con las que había compartido una noche o un plato. Bueno, también hay que añadir que las mas comunes a la hora de darle un plato de comida eran las ancianas. Siempre sentían pena y odiaba eso, pero había llegado a veces a tal punto que tenía que dejar su orgullo a un lado y pasar de pena y caridad por encontrarse en situaciones extremas. Inconscientemente me palpé la zona de las costillas. Si, estaban marcadas.. pero no mas de lo normal. Recordaba haber tenido una fisonomía delgada desde siempre. Observé el microondas en cuanto este se puso en marcha pero enseguida dejé de prestarle atención. Al menos hasta que un olor delicioso empezó a surgir de él y me hizo devolverle la atención de forma automática. Observé los números en la pequeña pantalla que poseía. Cuarenta y siete segundos. Bueno... no era mucho esperar. Si hubiese que prepararla entera por lo menos sería media hora, seguro. No es como si tuviese que preparar comida muy a menudo, mas que nada porque ni tenía comida ni lugar donde prepararla.. pero en algunas casas si le habían pedido que cocinara y lo había hecho sin quejarse. Era algo que se le daba bien, aunque no sabía de donde había sacado el conocimiento para saber cómo hacerlo. Agua me sirve... Era lo único que tenía asegurado siempre, el agua. Había un par de fuentes repartidas por el pueblo y él las tenía bien aseguradas. Incluso contaba con una botella de un litro que llevaba siempre en su bolsa bien llena para cualquier momento de necesidad.
Un instante después casi se me caía la baba con el plato que me puso delante. Jo, pues a tu compañera no parece que se le de demasiado mal la cocina. Eso tiene una pinta como para comerse siete seguidos. Me sentía un poco tonto allí parado como un pasmarote mientras era ella la que tenía que sacar cubiertos, vasos y resto de enseres para comer. Una vez mas parecía un inútil. Sacudí un poco la cabeza intentando desechar esos pensamientos y se sentó donde la chica le indicó. A mi no me importa estar trabajando hasta tarde... pero si prefiere que sea mañana, mañana será mejor. No dude en pedirme lo que sea, en serio. Si esta en mi mano lo haré con gusto. Puse las manos encima del plato, calentandomelas un poco.

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Spoiler:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Noah L. Stings
Chicos de Storybrooke
Chicos de Storybrooke

Soy : Una guitarra C:
Mensajes : 75
Empleo /Ocio : Aspirante a cantante
Edad : 21
Localización : Bajo el tobogán
Fecha de inscripción : 01/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un refugio contra el frio cada vez mas invernal

Mensaje por Katia L. Vodianova el Jue Abr 11, 2013 4:24 am

Incluso aunque fuera tarde, Katia no dejaba de ser puro nervio y era incapaz de moverse con tranquilidad. Era así, no podía evitarlo; de ahí que a menudo se le cayeran las cosas o se tropezara, pero bueno, no le importaba recoger las cosas y estaba acostumbrada a tener siempre algún que otro moretón. Eso sí, por las noches procuraba ir con más cuidado, sobre todo ahora que Lorianne vivía con ella y, teniendo en cuenta que su amiga tenía que madrugar, no era plan de despertarla, sobre todo los días que Katia llegaba especialmente tarde de la protectora. Terminó de poner la mesa sin ningún altercado de por medio y, tras poner la botella de agua sobre la mesa, le sonrió levemente. –¿Seguro? ¿No quieres una coca-cola o un zumo? – le preguntó en tono amable. Puede que pareciera que estaba siendo demasiado atenta o servicial por pena, pero no era en absoluto así. No iba a negar que el muchacho le daba penilla, sí, pues no quería ni imaginarse que podía haber impulsado a un chico de menos de veinte años podía haber acabado viviendo en las calles sin bocado que llevarse a la boca, pero Katia era así con todo el mundo; cada vez que algún amigo iba a su casa u organizaba alguna cena, no dejaba de preguntarle a todo el mundo si estaba bien con lo que tenían o si querían algo más. Parecía que quisiera cebarles, pero en ese aspecto era como la típica abuela que siempre cree que estás demasiado delgado y te pregunta si comes, o a las que les dices que dejen de echarte comida y siempre te echa un poco más.

Repartió la comida en los dos platos, echándole más comida a él al hacer el reparto y sentándose en una de las sillas libres, la más próxima a donde estaba él sentado. – Y no has probado sus postres, ¡están deliciosos! Si por mi fuera la haría cocinarme una tarta cada día. – dice riendo levemente, pues era la verdad; pero no podía ser sano hincharse a tarta todos los días, de eso estaba segura. – Y los muffins de chocolate son para morirte. – No hace falta decir que Katia tiene una gran debilidad por el dulce, y Lorianne no ayudaba demasiado a que su vicio con los postres y el chocolate menguara, sino todo lo contrario. – ¡Qué aproveche! –dijo finalmente, antes de empezar a comer. Sacudió levemente la cabeza, no iba a matar a trabajar al pobre, bastante tendría ya con lo suyo. – Hombre, no creo que estas sean horas para tocar la guitarra.—dijo riendo levemente, llevándose un poco de comida a la boca.

_________________

oh, she's the girl with the sky in her eyes
and nobody wants to hurt her, because we all know that she's a fragile angel made in heaven.
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
Katia L. Vodianova
Chicas de Storybrooke
Chicas de Storybrooke

Soy : Mistery
Mensajes : 41
Empleo /Ocio : Auxiliar en la protectora de animales
Fecha de inscripción : 05/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un refugio contra el frio cada vez mas invernal

Mensaje por Noah L. Stings el Jue Abr 11, 2013 10:19 pm

Segurisimo... soy un chico sano. Le dedico una leve sonrisa y aun sintiendome algo mal por no poder ayudar me siento en la silla que me indica después de lavarme las manos en el fregadero. Después de vivir bajo el tobogán durante meses no es que sea el chico mas aseado del mundo... O todo lo contrario. Lo soy pero no puedo lavarme tanto como me gustaría. Me relamo pero aun asi espero a que ella se siente también, viendo como al repartir la comida pone de lejos mas cantidad en mi plato que en el suyo. Tengo hambre, si, pero eso no lo hace mas justo. En un rápido movimiento cambio los platos de sitio y le dedico una leve sonrisa. No es justo que te robe la cena...mi estómago es pequeño, acostumbro a pasar con poco. Amplio un poco mas la sonrisa y cojo el tenedor, empezando a comer. Oh por Merlín, Morgana y todos los grandes magos...¡esto esta buenisimo! Si sus guisos son asi y me dices que los postres son mejores...¿tu compañera es dios o algo asi? Porque esto esta para morirse... Sigo comiendo intentando moderarme. Nunca he sido precisamente super educado, al menos no recuerdo a nadie enseñandome modales... pero con el tiempo y las casas visitadas he aprendido a controlarme un poco... a cerrar la boca al comer y a no comer como alguien que lleva cuatro días sin probar bocado... aunque lleve cuatro días sin probarlo. ¿La guitarra?¿Quieres que toque la guitarra?¿Solo eso? Lo hago casi todos los días en la esquina del Granny's. pero esta bien, coincido que mejor será mañana por la mañana, y mas si tu compañera esta durmiendo. No me parece tampoco justo que me de alojamiento y comida por unas pocas canciones. Pero se ve alguien con quien se puede hablar, asi que seguro que logro convencerla de que hay algo mas que pueda hacer por ella.

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Spoiler:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Noah L. Stings
Chicos de Storybrooke
Chicos de Storybrooke

Soy : Una guitarra C:
Mensajes : 75
Empleo /Ocio : Aspirante a cantante
Edad : 21
Localización : Bajo el tobogán
Fecha de inscripción : 01/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un refugio contra el frio cada vez mas invernal

Mensaje por Katia L. Vodianova el Mar Abr 16, 2013 6:25 am

Asintió levemente, encogiéndose de hombros; tampoco iba a obligarle algo más sustancioso que el agua. Le echa una mirada reprobatoria cuando intercambió los platos, dispuesta a protestar por ello, al fin y al cabo, tampoco es que ella se fuera a morir por cenar poco un día, además, se suponía que no había que cenar mucho, ¿no? –Y yo como más de lo que debería, literalmente, como demasiado.—dijo quedándose pensativa un momento. Sí, la verdad era que se pasaba el día comiendo, y ni siquiera sabía dónde metía esa comida, pero bueno, mientras se mantuviera en su peso, seguiría comiendo todo lo que le apeteciera. Antes de que pudiera volver a cambiar los platos el chico ya estaba comiendo, por lo que se encogió levemente de hombros y empezó a comer ella también. No pudo evitar reírse, sí, Lori era muy buena cocinera, lo que le había venido muy bien, pues aunque Katia se defendía en la cocina, no sabía cocinar mucho más que lo básico para sobrevivir. –Sí, algo así. Nunca entenderé porque no se metió a cocinera en vez de a joyera. – dijo sacudiendo levemente la cabeza. Quizás porque la cocina lo tomaba como un hobby, o quién sabe por qué. A Katia no le importaba, la verdad, al fin y al cabo, ella disfrutaba de sus platos todos los días ahora que vivían juntas.

Katia sigue comiendo, despacio y con tranquilidad. Tiene el recuerdo de haberse atragantado cuando era más pequeña por comer rápido y sin apenas masticar, y desde entonces siempre se ha tomado su tiempo para comer. Le miró sonriendo levemente, pues parecía algo sorprendido de que lo único que le pidiera era que tocara la guitarra. Negó levemente con la cabeza. – Quiero que me enseñes a tocar la guitarra.—dijo ladeando levemente la cabeza, para después coger su vaso y dar un trago de agua. – Principalmente lo básico, como colocar cada acorde, donde va cada nota… – Ella tocaba el violín y el piano desde prácticamente siempre, y la música era algo que siempre le había encantado; además, Lena había llevado su guitarra en más de una ocasión a sus fiestas de pijama, y era un instrumento que le gustaba bastante.

_________________

oh, she's the girl with the sky in her eyes
and nobody wants to hurt her, because we all know that she's a fragile angel made in heaven.
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
Katia L. Vodianova
Chicas de Storybrooke
Chicas de Storybrooke

Soy : Mistery
Mensajes : 41
Empleo /Ocio : Auxiliar en la protectora de animales
Fecha de inscripción : 05/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un refugio contra el frio cada vez mas invernal

Mensaje por Noah L. Stings el Mar Abr 16, 2013 11:20 pm

Alzo las cejas y la mirada tras llevarme un trozo de carne barnizado en salsa a la boca. Vaya... ¿es joyera? Bueno... hay mucha gnete aficionada a la cocina y que no se dedica a ello. Soy de los que creen que si conviertes un hobby en una profesión deja de ser tan especial. Deja de ser un placer para pasar a ser una obligación. Me encojo de homros porque tampoco es como si yo pudiera decir nada de eso. No es como si tuviera un trabajo o lo hubiese tenido nunca. Y no tengo mas pasión que mi guitarra y ella a la vez es mi trabajo y no por eso deja de gustarme. Pero supongo que es diferente a un trabajo normal, con un horario, unas obligaciones diarias y una remuneración. Esta última siempre me ha parecido la mejor parte. Bajo de nuevo la cabeza con una leve risita, negando con la cabeza ante mi propio pensamiento y me llevo a la boca un trozo de patata. Esta realmente delicioso, tanto que no comería otra cosa en meses.
Parpadeo confuso un par de veces ante sus siguientes palabras. ¿Enseñarla a tocar? Nunca ha enseñado a tocar a nadie. No creo que eso sea algo que pueda conseguirse en una mañana. ¿Tienes guitarra? Yo no puedo depender de la mia, no puedo dejarsela aqui... pero si tuviese una bastaría con enseñarle lo básico y venir a hacerle una visita cada pocos días para enseñarle un poquito mas, supongo. Nunca nadie me había pedido esto... la verdad es que tampoco sabría muy bien por donde empezar... pero me parece un buen trato. Le sonrio con algo de timidez y le doy un trago largo al vaso de agua, partiendo por la mitad un trozo especialmente grande de carne antes de pinchar una mitad y llevarmela a la boca, saboreandolo.

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Spoiler:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Noah L. Stings
Chicos de Storybrooke
Chicos de Storybrooke

Soy : Una guitarra C:
Mensajes : 75
Empleo /Ocio : Aspirante a cantante
Edad : 21
Localización : Bajo el tobogán
Fecha de inscripción : 01/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un refugio contra el frio cada vez mas invernal

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.