Conectarse

Recuperar mi contraseña


¿Quién está en línea?
En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 49 el Miér Dic 05, 2012 2:27 am.







Últimos temas
» DNA: Omega Evolution (Afiliación Elite)
Jue Nov 14, 2013 11:52 pm por Invitado

» fairy tales returns elite
Vie Oct 18, 2013 9:50 am por Invitado

» Ciudad Silenciosa (Cazadores de Sombras RPG) ~ Afiliación Elite
Dom Ago 04, 2013 4:28 am por Invitado

» ¡REVIVAMOS STORYBROOKE!
Sáb Ago 03, 2013 9:00 am por Evelynn Stratford

» Creando Mundos [Normal]
Vie Ago 02, 2013 2:37 pm por Invitado

» Registro de nombre y apellido
Lun Jul 29, 2013 12:46 pm por Adah S. Hunter

» Registro de Empleo
Lun Jul 29, 2013 12:45 pm por Adah S. Hunter

» Registro de avatar
Lun Jul 29, 2013 12:41 pm por Adah S. Hunter

» Adah Samantha Hunter {ID}
Lun Jul 29, 2013 12:37 pm por Adah S. Hunter







Fateful



¡Vótanos!

Who we were, who we will be

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Who we were, who we will be

Mensaje por Tabbatha K. Goldenrose el Mar Mar 12, 2013 9:46 am

A veces el empeño que ponía madre en encontrar la riqueza era sumamente increíble. Andaba conociendo a un hombre que tenía una hija, los cuales parecía tener dinero y aunque a mi me parecía un poco triste que hiciera eso, era madre y la respetaba, era su decisión, pero siempre había creído que casarse con alguien por dinero era lo peor. Ella siempre decía que cuando me hiciera mayor lo entendería, que me destrozarían el corazón y entonces abriría los ojos. Pero muchas noches me las pasaba hablando hasta largas horas de la madrugada con mi hermana sobre el tema. Ambas creíamos en el amor, pero por lo visto a madre le debían haber hecho bastante daño para que pensase así. Aún así siempre decía que quería lo mejor para nosotras así que ver oir y callar. Si ella decía que aquello era por nosotras y para que viviéramos mejor pues se acataba.

Iba de camino al reino del Príncipe Adam, puesto que me apetecía ver a un gran amigo. Bueno, para mí no era un simple amigo, era alguien más importante que eso, él no lo sabía, nunca me había propuesto decirselo, era como si esperase el momento en el que él se daría cuenta, el día que sus sentimientos aflorasen por mi. El amor no había que forzarlo por que entonces no saldría, pero se daría cuenta de que siempre intentaba sacar tiempo para estar con él y divertirnos como buenos amigos que éramos.

Aquel camino era uno seguro y aunque no llevaba un vestido precisamente pero siempre me gustaba ir espectacular y atrevida. Era divertido en cierto modo y bueno, podría ser adelantada a mis tiempos pero tampoco era una princesita que debiera vestir con esos fastuosos vestidos que se gastaban algunas mientras mucha gente del pueblo era pobre. Mientras iba pensativa en mis cosas no me di cuenta que a lo lejos venían a caballo unos cuantos hombres con unas pintas no muy amigables que digamos.

En pocos minutos me encontraba rodeada de unos cuantos. -Vaya, vaya, vaya qué tenemos aquí... Una hermosa mujer... y por los ropajes que viste parece adinerada. Abrí mis ojos al oirlos tensando mi mandíbula. Aparté la mirada con orgullo intentando escaparme por algún lado. -¿Dónde vas preciosa? Dijo uno que tenía atrás. Eran cuatro y aquel me había cogido para que no me pudiera escapar. -Dejadme... Murmuré intentando zafarme del que me tenía cogido. -Nos divertiremos contigo preciosa. En cuanto se acercó el primero que había hablado le escupí en la cara lo que me costó un guantazo. -Socorro! Ayuda! Grité lo más fuerte que pude por si alguien andaba por el bosque y podía ayudarme. El que me tenía cogido me tapó la boca con lo cual enseguida le mordí y le di un pisotón lo que provocó que me soltara. Arremangué mi vestido y salí corriendo como pude adentrandome en el bosque. Miraba hacia atrás sabiendo que pronto me darían caza, pero mi suerte estaba a punto de cambiar. Al girar mi cabeza hacia el frente me topé con alguien haciendome caer al suelo. Me di un buen golpe en la cabeza perdiendo por unos instantes la conciencia.

Spoiler:

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

_________________


{ Tabbatha Goldenrose }

avatar
Tabbatha K. Goldenrose
Humanos
Humanos

Soy : Drizella Tremaine
Mensajes : 64
Empleo /Ocio : Secretaria del ayuntamiento
Fecha de inscripción : 02/09/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Who we were, who we will be

Mensaje por Robert T. Monroe el Jue Mar 14, 2013 8:04 am

Los viajes largos eran agotadores, Gastón era incapaz de aguantar más de dos horas seguidas a caballo; por eso siempre iba alternando el montar, con el andar y también sentarse bajo la sombra de un árbol a descansar. Eso cuando no tenía prisa, entonces no había más opción que cabalgar con solo los descansos necesarios.

Por suerte éste último no era el caso de ése viaje. Y él se estaba relajando bastante ese día… total, nadie le esperaba. Podía incluso dar un rodeo, pasar por alguna aldea donde hacer noche, beber un poco de cerveza, comer un buen estofado y olvidarse durante unas horas de cierta jovencita que le quitaba el sueño.

Esos eran sus pensamientos mientras caminaba tranquilamente sujetando las riendas de su caballo que le seguía picoteando las hierbas del borde del camino. Suspiró cansado y decidió que ése iba a ser un buen momento para hacer un descanso y comer algo. Ató el caballo a un árbol y sacó unos trozos de pan de las alforjas, luego se sentó apoyándose en el mismo árbol donde estaba su caballo.

- Que tranquilidad… - Cerró los ojos sonriendo.

Era raro, muchas veces le encantaba estar rodeado de gente, hablar y sentirse el centro de atención, pero muchas otras necesitaba la tranquilidad del bosque, el ruido del viento en las hojas o el sonido de su caballo mientras pastaba, un grito femenino…

Se incorporó de golpe al darse cuenta de que seguramente alguien estaba siendo atacado y miró en todas direcciones intentando descubrir la procedencia de esos gritos. Sabía que los atacantes no debían ser más de tres y serían campesinos desesperados o simples aficionados, y si algo se podía decir de Gastón era que fuerza bruta tenía.

Siguió las voces con la mano en la empuñadura de su espada; andaba de prisa pero sin correr, como menos ruido hiciera más contaría con el factor sorpresa y así esperaba que los bandidos salieran corriendo sin necesidad de usar la fuerza. Quería que su día siguiera siendo igual de tranquilo que hacía apenas unos instantes.

Él la vio, pero ella le vio demasiado a último momento. Gastón intentó cogerla para evitarle un golpe, pero no fue suficientemente rápido; para compensar alargó la mano tan rápido como pudo ofreciéndole ayuda para levantarse y, cuando lo hizo, la colocó detrás de él justo antes de que aparecieran un grupo de varios hombres (desde luego más de los que él había pensado).

- Buenos días. – Empezó muy diplomático, pero en ningún momento sonriente. Muchos asaltantes de caminos se acobardaban con alguien firme. - ¡Eh! ¿Qué haces? ¡No nos estropees la diversión! – Gastón siguió sin inmutarse demasiado. - ¿Diversión? Espero que todo sea un malentendido y no estuvieran importunando a mi acompañante. – Desenvainó la espada a modo de advertencia. - ¿Acompañante? ¡Ja! Yo aquí solo veo un caballo así que… - Uno de los que estaba más cerca empezó a hablar, pero él no le dio tiempo de acabar la frase que ya le había hecho un profundo corte en el brazo, sin darles mucho tiempo de reacción se giró y cortó a otro en la pierna. – He dicho que era mi acompañante. – Le ponía de muy mal humor que le llevaran la contraria. Dirigió su espada hacia un tercero, pero este empezó a correr en dirección contraria gritando maldiciones y los demás le siguieron. Cuando ya se perdieron de vista se giró hacia la chica ya con la espada envainada. - ¿Se encuentra bien? ¿Está herida?

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
Robert T. Monroe
Humanos
Humanos

Soy : Gastón
Mensajes : 56
Empleo /Ocio : Sheriff
Localización : En comisaría
Fecha de inscripción : 26/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Who we were, who we will be

Mensaje por Tabbatha K. Goldenrose el Sáb Mar 30, 2013 5:26 am

Me había quedado inconsciente unos minutos, sabía que aquel podía ser mi último día con vida. Pero al despertar me encontré con una mano tendida, le miré con algo de desconfianza por si era alguno de aquellos hombres el cual no hubiera visto antes, pero viendo que no intentaba nada tomé su mano levantandome con su ayuda. Enseguida me puso detrás suyo protegiendome de mis perseguidores. Como acto reflejo le tomé de los hombros con ambas manos asomando la cabeza por uno de ellos viendo como se colocaban todos en frente nuestro.

Los observaba mientras intercambiaban palabras ocultando mi sorpresa al oirle decir que era su acompañante, si lo fuera aquello no debería sorprenderme por eso me coloqué a su lado poniendome en jarras. -¿Acaso no pueden dos personas montar en un mismo caballo? Alcé una ceja pero justo cuando acababa de hablar, el hombre se había lanzado cortando a uno en un brazo y a otro en una pierna. Lo que provocó que el resto saliera huyendo. Suspiré aliviada mientras me colocaba delante de él para mirarle fijamente a los ojos. -Sí, solo ha sido un golpe, nada que pueda acabar conmigo. Reí suavemente mientras mantenía mi mirada agradecida sobre él.

-No sé cómo puedo agradecérselo. Murmuré mordiendome el labio pensativa al mismo tiempo que me giraba dando unos pasos delante de él. -Le estaré eternamente agradecida por haberme salvado la vida. Me volví a girar para mirale con una leve sonrisa mientras hacía una reverencia con la cabeza en muestra de mi gratitud. -Yo que sólo iba de camino al reino del príncipe Adam... Susurré con hastío mientras resoplaba. -Ahora ya no llegaré a tiempo. Me encogí de hombros con resignación.

Tomé mi vestido alzandolo un poco nuevamente viendo como la falda de éste se me había manchado. -Siento mucho haberle estropeado el día. Ahora creo que será mejor que vuelva a casa. Dije caminando pasando por su lado dispuesta a volver sobre mis pasos. Pero al darle la espalda me sentí algo mareada lo cual hizo que me tuviera que sujerat a un árbol para no caerme. Aún así estaba dispuesta a volver por lo que seguí teniendome que agarrar al siguiente. -Maldición... parece que el golpe ha sido más fuerte de lo que pensaba. Dije en un murmuro más para mí que para él esperando que no me oyera para no preocuparle más.

_________________


{ Tabbatha Goldenrose }

avatar
Tabbatha K. Goldenrose
Humanos
Humanos

Soy : Drizella Tremaine
Mensajes : 64
Empleo /Ocio : Secretaria del ayuntamiento
Fecha de inscripción : 02/09/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Who we were, who we will be

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.