Conectarse

Recuperar mi contraseña


¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 49 el Miér Dic 05, 2012 2:27 am.







Últimos temas
» DNA: Omega Evolution (Afiliación Elite)
Jue Nov 14, 2013 11:52 pm por Invitado

» fairy tales returns elite
Vie Oct 18, 2013 9:50 am por Invitado

» Ciudad Silenciosa (Cazadores de Sombras RPG) ~ Afiliación Elite
Dom Ago 04, 2013 4:28 am por Invitado

» ¡REVIVAMOS STORYBROOKE!
Sáb Ago 03, 2013 9:00 am por Evelynn Stratford

» Creando Mundos [Normal]
Vie Ago 02, 2013 2:37 pm por Invitado

» Registro de nombre y apellido
Lun Jul 29, 2013 12:46 pm por Adah S. Hunter

» Registro de Empleo
Lun Jul 29, 2013 12:45 pm por Adah S. Hunter

» Registro de avatar
Lun Jul 29, 2013 12:41 pm por Adah S. Hunter

» Adah Samantha Hunter {ID}
Lun Jul 29, 2013 12:37 pm por Adah S. Hunter







Fateful



¡Vótanos!

De colores y pinturas [ William McMike ]

Ir abajo

De colores y pinturas [ William McMike ]

Mensaje por Rebecca K. Campbell el Vie Jun 29, 2012 9:47 am

Atardecer cálido, brumoso, el que dan ganas de tenderse en el suelo para admirarlo y captar toda la vista en dos ojos. Tarde libre, gracias a su socia Savannah, que iria a una cena con su marido así que decidieron salir temprano y dejar la pastelería descansar e inhalar aire puro, no más harina en la nariz y azúcar en la ropa. Caminaba con los manos en los bolsillos de su suéter color crema, tarareando una canción.

"It may be years until the day
My dreams will match up with my pay

Old dirt road
Knee deep snow
Watching the fire as we grow old
"


Suspiró audiblemente y tomó la calle empedrada que daba hacia la playa, que en esos momentos debía estar bellísima. Pateó algunas piedras hasta llegar a donde la arena empezaba su suave reinado. Se quitó sus zapatos, sus calcetines, los agarró con su mano derecha y comenzó a sentir la arena en sus pies, esa sensación extraña cuando está caliente por fuera y fría por dentro le hizo sonreír. fue trazando con su dedo pulgar unas curvas, un dibujo extraño, como de esos que suele aparecer en las campiñas inglesas y todos aseguran que eran obra de aliens...sólo que esta vez sólo era una chica paseando en la playa.

Llegó a donde las olas rompían en sus pies, la espuma blanca se arremolinaban conforme las olas chocaban en sus pantorrillas. Se alejó unos pasos y se sentó, estirando sus piernas para que las débiles olas las bañaran. Abrió su bolsa, sacando su libretita y unos lápices que siempre traía consigo. Dejño que los hermosos matices del cielo bañaran su vista y comenzó a dibujar el único paisaje que tenía frente a ella.

_________________
Rebecca K. Campbell

you know what the issue is with this world, everyone wants a magical solution for their problems and everyone refuses to believe in magic. --


I'll never be the same without you.
avatar
Rebecca K. Campbell
Humanos
Humanos

Soy : Caperucita Roja
Mensajes : 199
Empleo /Ocio : Pastelera.
Fecha de inscripción : 25/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De colores y pinturas [ William McMike ]

Mensaje por William E. McMike el Sáb Jun 30, 2012 12:52 pm

Storybrooke
Playa
Atardecer
El dolor de Dédalo por su hijo desbarató sus propias alas. El dolor de la pérdida es insoportable, por eso el hombre trata de deslindarse de las posesiones emocionales, para no sufrir cuando éstas tengan que marcharse.

Hace ahora diecinueve años, Storybrooke sufrió la pérdida de Edgar McMike. Aquel amable panadero que de niño solía escaparse de la escuela para vivir miles de aventuras en las profundidades del bosque. Aquel jovencito de mirada castaña y cabellos rubios que contaba historias de caballeros andantes y princesas robadas cada 31 de Diciembre. Aquel hombre que murió de cáncer de pulmón días después de que naciera su primer y único hijo.

William jamás pudo conocer a su padre, más solo sabía de él lo poco que le contaba su abuelo. Que fue un gran hombre, que soñaba despierto, que siempre tenía palabras de ánimo para cualquiera que las necesitara. Y que se parecía a él, cosa que le hace sumamente feliz. Su recuerdo me hace vivir, abuelo. Es lo que le ha dicho a su abuelo en un par de ocasiones, pues aunque no pudo compartir ningún recuerdo con él, es como si ya le conociera. Como si tuviera una imagen detallada de él en su cabeza.

Una de las pocas cosas que sabe de Edgar McMike es que amaba el mar. Casi tanto como a su mujer, Olivia. La cuál es otra de las personas a las que Will perdió de niño, ahora su abuelo es el único familiar que le queda con vida. Y aunque a veces no le preste la suficiente atención o le saque de quicio, le quiere muchísimo.

Sus pasos le llevan entonces frente a la playa, lugar que tenía pensado visitar en el día de hoy, por lo que se había puesto ropa cómoda para dar un paseo frente al mar. William se quita las chancletas de hulk y las deja tiradas antes de adentrarse en la fina arena observando el bello océano que tiene ante él. Una sonrisa se escapa de sus labios y también un suspiro involuntario justo antes de divisar una cabellera castaña unos metros más hacía delante. Es Rebecca. Sin duda. Aquella jovencita es inconfundible.

William, con su sigilo habitual, camina lentamente hacia donde se encuentra sentada la chica, mientras su sonrisa se va haciendo más y más grande a cada paso que logra dar sin ser descubierto.- ¡BUUUUUUUUUUUU! - exclama de pronto en su oído. - ¿Estabas pintando? - susurra maravillado mientras se deja caer a su lado.

_________________

avatar
William E. McMike
Chicos de Storybrooke
Chicos de Storybrooke

Soy : Pintor.
Mensajes : 126
Empleo /Ocio : Pintor.
Localización : Storybrooke.
Fecha de inscripción : 25/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De colores y pinturas [ William McMike ]

Mensaje por Rebecca K. Campbell el Dom Jul 01, 2012 7:50 am

"Put your circuits in the sea, You can feel it in your mind, oh you can do it all the time, pug it and change the world"

Concentrada, apenas notaba que el viento jugaba con su cabello e hiciera lo que quisiera con él. Estab tan centrada dibujando el contorno de las olas que parecían caballos galopando, agarrando con cierta destreza el lápiz que era capaz de trazar desde bosques hasta oceános, desde ardillas en lo alto de un árbol hasta a sus perros dormitando. Sí, becca encontraba en la pintura un escape a su realidad, ahí se permitía expresar lo que sentía de una manera única. Cada trazo significaba algo. En ese momento, en su dibujo sencillo del mar, es podía palpar una vibra de tranquilidad y sopor alegre.

Así, en lo suyo y frunciendo ligeramente el ceño, sintió cómo su corazón daba un vuelco al escuchar un gran y alto ¡buuuuuuuuu! en su oído. - ¡aaaaaah!- gritó la menuda pastelera la vez que abría sus ojos y daba la vuelta para ver quién la había asustado. Al ver que era William, ese muchacho de sonrisa inconfundible y manos bendecidas por el dios del arte, sonrió con todas sus ganas y le besó en su mejilla a modo de saludo.

-William, casi me matas de un paro cardiaco- comentó la ojiverde que , en efecto, sentía cómo su corazón palpitaba frenéticamente. Era buenisima asustando a los demás así que sabía reirse de esas cosas. Le volvió a sonreír encantadoramente, como solía hacerlo. Asintió y, poniendose de puntillas y estirando sus barzos, despeinó el castaño cabello de su amigo. Rió sutilmente y le mostró la hoja en la que estaba dibujando. - Sí...aquí la vista es tan bella. No podía ignorarla y decidí pintarla. - explicó mientras recogía su cabello en un chongo, el cual lo sostenía sus pinceles y un lápiz.

Le dió un ligero codazo a modo de juego. curioso era, ya que los dos se habían conocido algunos años atrás gracias a un gusto en común: la pintura, la misma que los estaba reuniendo en la playa. Observó atrás de Will y arqueó sus cejas. -¿Cómo está tu abuelo? ¿Y odysseus?¿y tú? - tres preguntas a la vez, así, rápidas como lo era Becca en cuanto hablar se trataba. El señor mcMike era muy amable con la joven Campbell y, a veces, la chica les llevaba pasteles y café para pasar la tarde en la casa mcMike en compañía de esos hombres y el adorable perro.

Le rodeó con un brazo la espalda del chico y suspiró. - Es hermoso - musitó, refiriendose al mar. tan lleno de vida y a la vez apacible, tan peligroso y tan poético, tan azul y tan anaranjado gracias al atardecer.

_________________
Rebecca K. Campbell

you know what the issue is with this world, everyone wants a magical solution for their problems and everyone refuses to believe in magic. --


I'll never be the same without you.
avatar
Rebecca K. Campbell
Humanos
Humanos

Soy : Caperucita Roja
Mensajes : 199
Empleo /Ocio : Pastelera.
Fecha de inscripción : 25/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De colores y pinturas [ William McMike ]

Mensaje por William E. McMike el Dom Jul 15, 2012 7:42 am

Storybrooke
Playa
Atardecer
Si no entiendes que hay aquí, solo es tierra para ti. Sin colores en el viento descubrir.

La mirada del joven McMike se pasea con intensidad por la arena que se extiende unos cuántos metros hacia la izquierda de donde se encuentran. Varias parejas pasean junto a la orilla del celeste océano, tan claro como un cielo despejado de esponjosas y blancas nubes. También hay niños riendo en el mar, tirándose agua desde sus colchonetas de brillantes colores. Bebés haciendo hermosos castillos de arena junto a sus hermanos mayores y adultos tumbados en toallas junto a las sombrillas de rayas. Un padre y su hijo juegan con raquetas de playa, familias enteras se marchan hacia su hogar y otras tantas vienen para observar el atardecer desde un lugar privilegiado. - ¿De un paro cardíaco?¡Anda ya! ¡No seas exagerada, Becca! - exclama riendo al ver la expresión asustada de su amiga y vuelve a reír cuando le despeina el cabello.- Oh, sí. En eso estoy de acuerdo. La belleza de este lugar no es comparable con la de ningún otro. - suspira mirando el dibujo que le muestra.

La tranquilidad del océano hace que William se calme, el suave rumor de las olas al chocar contra si mismas, el atronador sonido al verlas explotar contra las fuertes rocas. Gracias a ello su expresión se torna, poco a poco, más afable. La intensa mirada que dedicaba al lugar se posa esta vez sobre el atardecer y una pequeña sonrisa se escapa de sus labios. - Este lugar me recuerda a mis padres. - murmura volviendo la mirada hacia Rebecca.

Nota el codazo de la chica y alza las cejas intentando hacerse el sorprendido.- Con que esas tenemos, eh. - dice con un tono más alegre mientras alza sus brazos en dirección a ella. - ¡Ahora sufrirás mi furia a modo de cosquillas, Rebecca Campbell! - exclama como si fuera el malo de una película antes de intentar encontrarle su punto débil por el estómago. Quizás se mancharan con las pinturas o destrozara un poco el dibujo de su amiga pero seguramente Becca le perdonara su torpeza asi que ahora lo más importante era hacerla reír.

No le sorprende en absoluto el bombardeo de preguntas por parte de la chica, aparte de que después de tantos años juntos ya se ha acostumbrado, él es igualito. - Estamos todos muy bien, aunque mi abuelo sigue hablando con Odysseus y diciendo que le entiende. - comenta un poco preocupado. Hace años que se dice que Arthurus McMike perdió la cabeza, pero su nieto todavía no termina de creérselo del todo. Ahora esta planteándose llevarle a un psicólogo, últimamente dice y hace cosas sin mucho sentido y eso verdaderamente le preocupa. Sacude su cabeza para intentar olvidarlo y deja que su amiga le rodeé con un brazo, por lo que él hace lo mismo.- ¿Te refieres a mi o al océano? - pregunta riendo de nuevo antes de darle un golpecito en la nariz con uno de sus dedos.

_________________

avatar
William E. McMike
Chicos de Storybrooke
Chicos de Storybrooke

Soy : Pintor.
Mensajes : 126
Empleo /Ocio : Pintor.
Localización : Storybrooke.
Fecha de inscripción : 25/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De colores y pinturas [ William McMike ]

Mensaje por Rebecca K. Campbell el Vie Jul 20, 2012 5:07 am

- Podría tener una enfermedad cardiaca sin estar enterada- contratacó becca con una sonrisa sencilla. Escuchó la voz gruesa de su amigo mientras seguía mirando el mar. Rió un poco, enlistando todos los lugares hermosos que podrían entrar a un top ten. Se le prendió el foco al recordar un claro en medio del bosque, donde Charlie la había llevado alguna vez. carraspeó y guardando sus sentimientos, habló con un tono suave. - El bosque también es una lugar magnífico. También la vista del cielo en las azoteas del pueblo. O la carretera solitaria. - sugirió la de cabellos negros mientras recargaba su cabeza en el hombro de William.

Habían sido amigos desde siempre, desde que tenía memoria. No recordaba exactamente cómo habían cruzado las primeras palabras ni cual había sido su primera impresión sobre él. Simplemente eran amigos muy cercanos. De los mejores. Y sabían casi todo sobre el otro. Por eso cuando Will mencionó a sus padres, Katherine tomó su mano y le dió un apretón. En lagunas pláticas con el abuelo de Will y através de los labios del mismo, becca se había enterado de la triste historia. Lo abrazó fuertemente y observó como las manos de él se acercaban peligrosamente a ella.

- Hey, no te atrevas McMike- musitó frunciendo el ceño y haciéndose la enfadada. Ni eso pudo frenar la furia de William expresada en bastantes cosquillas, directas al estómago, que hacían a Rebecca reír y lagrimear un poco. Hace mucho que no pasaba un rato tan relajado y divertido. Cuando el atroz ataque hubo terminado, la chica se quedó acostada en la arena sin importarle su cabello o su ropa. Al cabo de unos segundos volvió a sentarse, abrazando sus delgadas piernas sin broncear.

Katherine rió por lo bajo y asintió suavemente. - Los perros si nos entienden. No creo que eso sea un disparate de tu abuelo. - comentó sinceramente la chica mientras recordaba a su cachorra Kuma, una inteligente y expresiva Border Collie. Becca juraba yperjuraba que esa bolita bicolor era capaz de entenderle. Y vaya que si lo hacía. Sólo le faltaba hablar. Además, la ojiverde conocía a Odysseuss desde hace mucho y le gustaba sacarlo a pasear. Era él también un perro listo con el que podía comunicarse. muchos le habían dicho que ella tenía un don con los animales, que debió haber sido veterinaria. Ella solo reía, se sonrojaba y explicaba que amaba su trabajo.

Se quedaron así, en un semi-abrazo, contemplando la vista que la naturaleza les ofrecía. Suspiraron casi el unísono y Becca soltó su risa melódica rodando suavemente sus ojos divertida. Dirigió su mirada hacia esos ojos castaños. - Me refería al mar- comentó sonriente. - Aunque ahora que lo mencionas, encajas en la descripción también- confesó riendo

_________________
Rebecca K. Campbell

you know what the issue is with this world, everyone wants a magical solution for their problems and everyone refuses to believe in magic. --


I'll never be the same without you.
avatar
Rebecca K. Campbell
Humanos
Humanos

Soy : Caperucita Roja
Mensajes : 199
Empleo /Ocio : Pastelera.
Fecha de inscripción : 25/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De colores y pinturas [ William McMike ]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.