Conectarse

Recuperar mi contraseña


¿Quién está en línea?
En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 49 el Miér Dic 05, 2012 2:27 am.







Últimos temas
» DNA: Omega Evolution (Afiliación Elite)
Jue Nov 14, 2013 11:52 pm por Invitado

» fairy tales returns elite
Vie Oct 18, 2013 9:50 am por Invitado

» Ciudad Silenciosa (Cazadores de Sombras RPG) ~ Afiliación Elite
Dom Ago 04, 2013 4:28 am por Invitado

» ¡REVIVAMOS STORYBROOKE!
Sáb Ago 03, 2013 9:00 am por Evelynn Stratford

» Creando Mundos [Normal]
Vie Ago 02, 2013 2:37 pm por Invitado

» Registro de nombre y apellido
Lun Jul 29, 2013 12:46 pm por Adah S. Hunter

» Registro de Empleo
Lun Jul 29, 2013 12:45 pm por Adah S. Hunter

» Registro de avatar
Lun Jul 29, 2013 12:41 pm por Adah S. Hunter

» Adah Samantha Hunter {ID}
Lun Jul 29, 2013 12:37 pm por Adah S. Hunter







Fateful



¡Vótanos!

¿Segundo desayuno o café a media mañana? {Aita}

Ir abajo

¿Segundo desayuno o café a media mañana? {Aita}

Mensaje por Noah M. Stoner el Mar Jul 03, 2012 11:28 pm

Me desperté sin esperar a que el despertador sonara por lo que no tenía idea de la hora, sin mirarla paré el pequeño reloj que había en la mesilla de noche antes de que empezara a sonar la alarma con aquel ruido que, a mi, me parecía proveniente del mismísimo infierno. Me estiré y bostecé para quitarme toda la mandra que llevaba encima y, finalmente, me levanté. Fui directa al armario para escoger la ropa que me pondría, escogí unos tejanos oscuros y una camiseta de manga corta negra con una calavera hecha de pequeñas piedrecitas que brillanan un poco, también tomé la ropa interior y fui a la ducha.

En el baño abrí el agua para empezar a llenar la bañera mientras me quitaba el pijama, una vez todo preparado me metí en el agua la cual no estaba caliente sino más bien templada tirando a fría, me gustaba más la sensación del frío contra mi piel que la del agua caliente. Me enjaboné el pelo y, posteriormente todo el cuerpo para aclararme y quedarme unos minutos tumbada dentro del agua, aquellos instantes eran perfectos y no los cambiaría por nada del mundo, pero tenía algo de prisa. Salí del agua envolviéndome con una toalla mientras me secaba el pelo con un secador, tardé unos minutos pero después terminé de secarme el cuerpo y me vestí poniéndome unas convers negras.

Me peiné dejando el pelo suelto antes de bajar a la cocina para desayunar, por ahí estaba mi hermano pero como aún andaba dormido decidí dejar que se despertara mientras preparaba un bol de cereales con leche. Fui a la mesa para comérmelos tranquilamente mientras estuve hablando un rato con mi hermano, le conté que aquel día había quedado con Aita cosa que le molestó, pues no le gustaba que me llevara bien con la gente mayor que yo y no con los de mi edad, pero debía acostumbrarse ya que siempre había sido así, al menos desde que yo recordaba.

Decidí irme rápido antes de que la charla se volviera una discusión fuerte, dejé el bol y la cuchara en el lavaplatos y subí a la habitación para coger las cosas que necesitaba, pero antes miré la hora, ya eran las once casi así que no llegaba tarde, tenía un rato. Me tomé mi tiempo en buscar el ipod, pues lo llevaba a tantos lugares de la casa que después nunca recordaba donde lo había dejado, finalmente lo encontré en el comedor, cogí también las llaves y el monedero con un poco de dinero, lo metí todo en el bolso.


-¡Ya nos veremos más tarde, adiós!

Despedí a mi hermano antes de cerrar la puerta detrás mío para irme. Habíamos quedado en la cafetería del Granny's, lugar que no estaba demasiado lejos de mi casa, pero como tenía tiempo me lo tomé con tranquilidad. Cogí el ipod y lo encendí, poniéndome los auriculares para poder escuchar la música, al cual estaba al máximo volumen, una manía que tenía que, la verdad, no jugaba a mi favor y muchísimo menos en la salud de mi oído, pero por mucho que intentara evitarlo siempre terminaba por subir el volumen. Me permití dar un poco más de vuelta por el camino pasando por una calle donde vivía un pequeño gato negro de ojos amarillentos, esperaba poder verle y jugar un rato con él antes de seguir andando.

Paré en una tienda cercana para comprar leche y me fui a buscarle, una vez en la calle donde estaba le vi y este maulló por la misma razón, también me vio. Sabía que muchas veces le había traía comida y leche por lo que esperó pacientemente a que llenara el plato que ya tenía allí dejando la botella al lado. Se abalanzó a la bebida y, cuando su sed estaba calmada, vino conmigo. Le acaricié el lomo suavemente y estuvimos un rato jugando, pues aún era pequeño y le encantaba, el único problema era que debía tener cuidado con las uñas, ya me había llevado más de un arañazo por no tener eso en cuenta.

No sabía el tiempo que había pasado pero debía marcharme, me levanté despidiéndome del gato y volví a colocarme los auriculares para ir, ahora sí, al Granny's. No tardé más de un cuarto de hora en estar delante de la puerta, la cual abrí haciendo sonar la campanilla que indicaba que había un nuevo cliente, para entrar después. Una vez dentro saludé a las camareras, pues allí nos conocíamos todos, y miré el local buscando al joven castaño con el que había quedado, por suerte no había llegado aún así que escogí una mesa al lado de la ventana y cerca de la puerta para que me viera al llegar.

Allí sentada seguía con los auriculares puestos, una forma de entretenerme mientas esperaba. La canción que estaba sonando en aquellos momentos era de mi grupo de música favorito, Sonata Arctica, por lo que no pude evitar mover la cabeza al ritmo de la música y mover los labios cantándola sin que de estos saliera sonido alguno.

_________________
♪♪ Love is in the air ♪♪:

Two Brothers:
avatar
Noah M. Stoner
Humanos
Humanos

Soy : Gretel
Mensajes : 215
Empleo /Ocio : Estudiante, medio comodín y ayudante de Haley
Edad : 22
Fecha de inscripción : 26/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Segundo desayuno o café a media mañana? {Aita}

Mensaje por Aita M. Dis Pater el Miér Jul 04, 2012 12:46 am

Una mañana que se tornaba sin muchas complicaciones. Poca gente ve las complicaciones con buenos ojos. O tal vez en el momento en que surgen nadie. Pero a veces era divertido que surja algún problema que resolver, tener que moverse más de la cuenta. Me costaba horrores estar quieto, sin nada para hacer. Por suerte, tener que sacar un ejemplar del periódico día tras día era una actividad que requería energía.

Y precisamente sobre mi actividad creía que versearía el encuentro que tendría con Noah al mediodía. Esa chica había llamado mi atención desde un primer momento se podía decir. No había que ser un genio o un psicólogo para darse cuenta de que no era como la mayoría. En un sentido más amplio, porque sí, que todos somos diferentes. Pero Noah, además de ser una de esas chicas que no se dejaban arrastrar por la corriente, tenía algo más. Y todavía no sabría decir qué.

Sabía que a la chica le gustaba la fotografía, y tenía la ligera sospecha de que le gustaría participar del periódico. No me había dado un motivo para que quedemos, y no éramos lo que se puede decir amigos como para quedar así sin más. Por eso me sorprendió un poco cuando me lo dijo. Aunque obviamente no me iba a negar. Nunca le negaría una charla a nadie. Y menos a una chica con potencial. Eso era una de las cosas que yo más valoraba, el potencial de los jóvenes. Si bien yo mismo no llegaba a los veinticinco años, miraba a todos los demás como si fuese un viejo sabio, como si ya no tuviese nada que aprender. Era extraño, pero así lo sentía.

Me encontraba en la redacción, como cada mañana, preparando el número para el día siguiente y terminando de planificar lo que restaba de la semana. No se podía improvisar. Consulté mi reloj cuando ya sabía que faltaba poco para el mediodía y apuré la lectura de un artículo de la sección Sociales. Leía todo lo que se publicaba. Cuando terminé de leer y aprobar el artículo, observé el editorial que debía terminar. Los editoriales se publicaban una vez por semana, y éste debía estar listo para publicarse en dos días. Sólo me faltaba repasarlo y encontrar una fuente, que no hallaba por ningún lado. A veces simplemente no sabía de dónde sacaba las cosas que volaban en mi cabeza.

La redacción estaba cerca del Granny's, podría haber ido caminando, pero después debía ir hasta mi casa a buscar esa maldita fuente, y para no volver a buscar el coche a la redacción, fui en él hasta el restaurante. Saludé a los pocos que quedaban al marcharme. Conduje el corto trayecto en un par de minutos y aparqué en la acera frente al local. Crucé la calle e ingresé.

Noah estaba sentada contra una de las ventanas, uno de los sitios que más me gustaban. Saludé a las camareras al entrar y a la joven de impresionantes ojos azules. Consulté la hora, me había atrasado un minuto. Me senté delante de la joven y le dediqué una sonrisa.

-Hola Noah, ¿me esperaste mucho? -le pregunté, mientras dejaba el celular arriba de la mesa, ya que lo llevaba en la mano. No tardarían en llegar alguna de las camareras para tomar nota de lo que pidamos -. Y bien, ¿qué tal todo? -le pregunté, mientras llevaba mi vista de la ventana a sus ojos. El movimiento en el exterior se volvía menos evidente a esta hora, y la puerta se volvió a abrir en el poco tiempo que trascurrió desde que yo la cruzara.
avatar
Aita M. Dis Pater
Chicos de Storybrooke
Chicos de Storybrooke

Soy : No sé / Redactor jefe del periódico
Mensajes : 74
Fecha de inscripción : 29/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Segundo desayuno o café a media mañana? {Aita}

Mensaje por Noah M. Stoner el Miér Jul 04, 2012 6:44 am

Tenía la vista posada en la ventana por si venía por allí, sin embargo, cada vez que la campanilla de la entrada sonaba dirigía los ojos hacia la puerta para ver si llegaba por el otro lado. Las dos primeras veces eran otros habitantes de Storybrooke a quien saludé por pura educación ya que no eran personas con las que tuviera una gran amistad con ellos. Tampoco la tenía con Aita pero, al menos, con él teníamos más cosas en común, además, quería conocer más a fondo su profesión ya que debía admitir que me llamaba bastante la atención el funcionamiento del periódico, como se organizaban las noticias, las secciones y demás.

La tercera persona que entró al lugar ya fue quien estaba esperando así que no tardé en apagar y guardar el ipod en el bolso, no sin antes enrollar los auriculares en este para que no se hicieran un lío después cuando volviera a sacarlo. Vi como miraba el reloj y yo hice lo mismo, sólo que tuve que dirigir mi mirada a la pared del local donde estaba colgado puesto que no tenía reloj de muñeca, no llegaba tarde, más bien había sido yo la que había llegado temprano. Se sentó delante mío y me saludó para posteriormente preguntar si le había esperado mucho. Negué levemente con la cabeza antes de responder.


-No, no, tranquilo, cinco minutos como mucho, de todos modos decidí venir algo más temprano.

Vi como dejaba su móvil sobre la mesa, al parecer lo llevaba en la mano dado que no vi que hiciera ningún movimiento para cogerlo de algún otro lugar donde pudiera llevarlo. El mio estaba en el bolso pero tampoco lo necesitaba, el único que podría llamar sería Alex, pero tampoco tenía nada que decirme seguramente sería por el simple hecho de molestar e impedir que pasara tiempo con Aita, no me gustaba esa actitud que tenía de protegerme de la gente mayor, como si los de mi edad no pudieran hacerme lo mismo que los mayores... La pregunta del chico me sacó de esos pensamientos, preguntaba que qué tal estaba todo, me quedé unos segundos pensativa antes de responder con una sonrisa.

-Pues todo va muy bien, incluso genial diría yo. ¿Cómo te va a ti?

La verdad es que las cosas iban bien, no había nada que indicara que se fuera a estropear algo y por ello terminara por estar mal, eso era una muy buena señal, al menos eso creía yo. Esperaba que a él le fuera tan bien como a mi, o que al menos estuviera bien, pues no me gustaba saber que la gente lo pasara mal, muchos decían que eso era una tontería ya que me preocupada de gente que no había visto en la vida pero así era mi forma de ser y no iba a cambiar, estaba cómoda preocupándome por los demás y ayudándoles siempre que podía.

Una de las camareras vino a tomar el pedido, yo, con un gesto, le indiqué que pidiera él primero, pues no sabía que pedir. Hacía poco que había desayunado porque me había entretenido demasiado en el baño, a pesar de que a mi me parecieron a penas cinco minutos, lo supe en cuanto miré la hora al subir a recoger las cosas. El caso es que tampoco era plan de no pedir nada y estar allí como para adorno, pues encontraba una alta de ética el ir a una cafetería y no pedir nada. Cuando ya llevaba un rato pensando, y después de que pidiera Aita, decidí que pediría.


-Yo tomaré un café con leche, por favor.

La joven se fue una vez hubo tomado los pedidos, no tardaría demasiado en traer lo que habíamos pedido, al menos eso pensaba yo, no nos tendrían hasta a hora de comer esperando ¿no? Aunque claro, mi hora de comer siempre había sido tarde, las dos y media o las tres era una hora incluso temprana para comer, suponía que en eso la familia Stoner sería rara. Aquellos pensamientos me hicieron sonreír divertida, no sabía el porque pero me había hecho gracia llegar a a conclusión de que mi madre, mi hermano y yo eramos raros, tal vez sí que lo era, al menos yo.

-Supongo que te preguntarás porque dije de quedar, y es normal. Es más, seguro que te reirás al saber el motivo, pues este es simple curiosidad, ya sabes que soy muy curiosa y me gusta conocer cosas, las cuales sólo se pueden saber... preguntando. Bien, pues te he hecho quedar conmigo para que me hables de tu trabajo, del trabajo en el periódico. Supongo que te habrás dado cuenta de que todo este mundo me gusta...

Sonreí ampliamente después de haber soltado ese pequeño discurso, además le añadí un toque de inocencia como pude, para que no se enfadara por haberle hecho salir del trabajo por un motivo tan tonto. Antes no lo había visto pero al decirlo en voz alta sí, era una gran idiotez y debía controlar mi curiosidad, pues no podía permitir que por esta molestara a los demás. Pero, a pesar de los sentimientos de culpa y arrepentimiento que pasaban por mi cabeza, no dejé que mi rostro los reflejara, siempre hacían que se me viera triste y se preocuparan por mi, algo que no me gustaba.

_________________
♪♪ Love is in the air ♪♪:

Two Brothers:
avatar
Noah M. Stoner
Humanos
Humanos

Soy : Gretel
Mensajes : 215
Empleo /Ocio : Estudiante, medio comodín y ayudante de Haley
Edad : 22
Fecha de inscripción : 26/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Segundo desayuno o café a media mañana? {Aita}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.