Conectarse

Recuperar mi contraseña


¿Quién está en línea?
En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 49 el Miér Dic 05, 2012 2:27 am.







Últimos temas
» DNA: Omega Evolution (Afiliación Elite)
Jue Nov 14, 2013 11:52 pm por Invitado

» fairy tales returns elite
Vie Oct 18, 2013 9:50 am por Invitado

» Ciudad Silenciosa (Cazadores de Sombras RPG) ~ Afiliación Elite
Dom Ago 04, 2013 4:28 am por Invitado

» ¡REVIVAMOS STORYBROOKE!
Sáb Ago 03, 2013 9:00 am por Evelynn Stratford

» Creando Mundos [Normal]
Vie Ago 02, 2013 2:37 pm por Invitado

» Registro de nombre y apellido
Lun Jul 29, 2013 12:46 pm por Adah S. Hunter

» Registro de Empleo
Lun Jul 29, 2013 12:45 pm por Adah S. Hunter

» Registro de avatar
Lun Jul 29, 2013 12:41 pm por Adah S. Hunter

» Adah Samantha Hunter {ID}
Lun Jul 29, 2013 12:37 pm por Adah S. Hunter







Fateful



¡Vótanos!

True North

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

True North

Mensaje por Narrador el Mar Jul 10, 2012 10:48 am

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Solo pueden postear aquellos que hayan recibido instrucciones vía MP
avatar
Narrador

Mensajes : 36
Fecha de inscripción : 27/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: True North

Mensaje por Noah M. Stoner el Mar Jul 10, 2012 11:33 am

Aquel día padre hizo que mi hermano y yo nos levantáramos antes que de costumbre, necesitaba nuestra ayuda para talar árboles por lo que debíamos ir al bosque con él. Me vestí y me puse la ropa más cómoda que encontré, no quería que me molestara para nada en aquella pequeña excursión que haríamos. Una vez lista fui a buscar a Hansel para ver si él también había acabado de prepararse, estaba feliz ya que me gustaba ir al bosque, sólo que nos dejaban ir poco por si nos perdíamos, algo que creía imposible, si nos fijábamos en el camino seguro que lo recordaríamos a la hora de volver a casa así que me parecía una tontería.

-¡Vamos a ayudar a padre, hermano!

Aquello lo dije entusiasmada en cuanto vi que él también estaba preparado para marchar así que los tres fuimos hacia el bosque, no estaba muy lejos pero yo me mantuve todo el camino con mi hermano detrás de padre, mirando a ambos lados maravillada por aquel paisaje verde. Los pájaros cantaban y me parecía uno de los placeres de la vida, poder disfrutar aquel día era fantástico, más si podía ser en compañía de Hansel. La sonrisa estaba presente en mi rostro mientras mis azulados ojos lo miraban todo con admiración y curiosidad, pocas veces había ido, pero nunca había entrado demasiado.

-¿No te hace ilusión Hansel? ¡A mi me encanta el bosque!

Pasaba el rato y nosotros seguíamos andando, ¿es que a caso no íbamos a talar aquellos árboles nunca? Estábamos rodeados de troncos que talar y todos me parecían iguales así que la idea de que buscara unos en especial se esfumó rápido de mi cabeza, tal vez nos estábamos adentrando demasiado y, aunque la idea me encantaba, me resultaba demasiado sospechoso. Miré a Hansel y le hice un gesto de que iba a hablar con padre. Así hice, me adelanté hasta llegar a su altura y una vez allí me quedé mirándole unos segundos antes de hablar.

-Padre, ¿qué no íbamos a talar árboles? ¡Estamos rodeados de ellos! Anda, déjame un hacha para poder empezar.

Lo último lo dije en tono casi de súplica, pues tenía ganas de empezar ya, seguro que era más divertido que andar y andar sin sentido alguno, o al menos sin saber el sentido que tenía aquello. Intercalaba la mirada entre padre y Hansel esperando que uno de los dos me diera una respuesta al porque íbamos tan adentro, no entendía nada y esperaba respuestas, explicaciones, lo que fuera con tal de que lograran calmar mis ansias de saber, mi curiosidad. Tardaban en hablar, o tal vez es que el tiempo se me hacía lento, no lo sé, lo que sí sabía es que poco a poco me iba poniendo nerviosa, pero aquellos nervios no tenían nada que ver con la emoción de estar en aquel lugar que tanto me gustaba.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
♪♪ Love is in the air ♪♪:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Two Brothers:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Noah M. Stoner
Humanos
Humanos

Soy : Gretel
Mensajes : 215
Empleo /Ocio : Estudiante, medio comodín y ayudante de Haley
Edad : 21
Fecha de inscripción : 26/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: True North

Mensaje por Narrador el Mar Jul 10, 2012 12:05 pm

Cada día salía de casa para ir a talar árboles, después de todo era leñador, pero ese día había decidido pedir ayuda a sus dos hijos, Hansel y Gretel. La noche anterior les había dicho que al día siguiente le acompañarían al bosque y le ayudarían. Gretel al menos pareció entusiasmada.

- Un espécimen bueno... – Murmuró cuando el décimo árbol de la mañana cayó al suelo. Sus hijos estaban cerca, curioseando por el bosque, aunque no demasiado lejos, por lo que cuando alzó la voz posiblemente le oyesen perfectamente – La madera que provee mantendrá la chimenea de nuestra familia caliente este invierno – Dijo con cierto orgullo en la voz justo en el momento en que Gretel con sus grandes ojos azules se acercó hasta él, pidiéndole un hacha y alegando que les había dicho que podrían ayudar.

Esbozó una media sonrisa dejando el hacha apoyada contra un tronco cercano y volviéndose a su hija – Eso dije... – Le respondió secándose el sudor de la frente para luego acercarse hasta su hija – Tu trabajo es este... – La señaló sin borrar la sonrisa y después señaló hacía donde estaba Hansel, cerca del carro que habían traído con ellos aquella mañana – Coge el carro. Llénalo de leña. Cuanto más seca mejor – Esperó a ver una señal en el rostro de su hija de que lo había entendido y cuando lo vio volvió a sonreír viéndola alejarse – ¡Y que te acompañe tu hermano! – Añadió buscando con la mirada a Hansel e instándole con un gesto de cabeza a que fuese con su hermana.

Los vio tomar el carro y empezar a caminar, pero entonces se le ocurrió algo – ¡Esperad! – Exclamó acercándose a medio trote hasta sus hijos parándose ante Hansel. Se quitó una cadena que llevaba al cuello. Aquella donde llevaba la brújula y se lo colgó a su hijo del cuello – Toma esto...Para que no os perdáis – Le explicó al muchacho – Una familia siempre necesita poder encontrarse. Bien ahora id... y tened cuidado... Nos encontraremos aquí antes del atardecer.

Porque él nunca dejaría abandonados a sus hijos.



Tenéis via libre para postear. En este caso ahora irá Hansel... ¡El misterioso Hansel! Podéis hacer unos cuantos posts y cuando creáis oportuno decir que es la hora de volver al punto de encuentra para encontraros con vuestro padre...

¿Estará? ¿No estará? ....
avatar
Narrador

Mensajes : 36
Fecha de inscripción : 27/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: True North

Mensaje por Everett N. O'Connor el Mar Jul 10, 2012 12:23 pm

El joven se levantó sin muchas ganas cuando su padre los llamó para marchar con él al bosque. ¿Qué era lo que pretendía hacer a esas horas? Se puso la ropa con lentitud, mientras observaba a su hermana, quien parecía muy animada por ir de excursión al bosque a esas horas de la mañana. Hansel caminaba unos pasos detrás de Gretel y de su padre, con las manos metidas en los bolsillos de sus pantalones, resoplando bastante cansado. Alzó una ceja al escuchar el comentario de su hermana y sonrió abiertamente.

-Mira la ilusión que me hace que me estoy quedando con todos los detalles. A mí también me gusta el bosque, pero no que me levanten tan pronto -soltó con tono quejica.

Había veces que se sentía un poco perdido allí en mitad del bosque, pero confiaba en su padre, en su conocimiento sobre aquel lugar en el que habían crecido. Si no confiaba en su padre, ¿qué más le quedaba? Miraba a su alrededor, a los pájaros volar, a las ramas moverse por el viento. Entonces, la voz de su padre llamó su atención, alegando que aquellos árboles les iban a mantener calientes en invierno. Hansel no pudo evitar sonreír. En cierto modo veía en su padre su futuro, y la verdad, es que no le desagradaba, lo único, levantarse tan pronto, porque trabajar duro no le costaba para nada.

El joven seguía yendo por detrás de Gretel, sin perderla de vista. Su hermana y su padre eran su única familia, su hermana era como el ser más preciado para él y si la perdía... simplemente... ¿qué podría hacer sin ella? Sentiría un vacío en su interior, seguro. Vio a su padre indicándole que fuera a acompañar a su hermana a por leña, para ponerla en un carro, pero poco después, fue hacia ellos casi corriendo. Hansel no pudo evitar mirándole algo confuso cuando el hombre le colgó sobre el cuello su brújula. La cogió con ambas manos y la examinó.

-Sí padre, esté tranquilo, no nos perderemos con la brújula -apuntó confiado, muy confiado de sí mismo-. Ten cuidado también padre, no vaya a ser que un árbol caiga donde no deba -comentó bromista para aligerar el ambiente, aunque pensaba en verdad no ser gafe-. Antes del atardecer, ¿has oído Gretel? Lo hemos captado padre -sonrió para asegurarle a su padre que estarían bien, que los dos se protegerían mutuamente (más bien Hansel a Gretel puesto que era él el hermano mayor).

Se fueron alejando del lugar de encuentro al atardecer. Dejó que fuera Gretel quien llevara el carro, mientras que él se encargaba de coger la leña necesaria. Pensó que cuando el carro pesase lo suyo, ya se encargaría él del carro. Miraba de vez en cuando la brújula, fascinado por aquel objeto que iba a impedir que se perdieran por el bosque. Dejó unos cuantos troncos secos sobre el carro, miró a su hermana y sonrió:

-¿Y a ti? ¿Te gustaría pasar el resto de tu vida en este bosque?

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Two Brothers:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Dulce y linda flor ê_e:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]//[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
Everett N. O'Connor
Humanos
Humanos

Soy : Hansel
Mensajes : 339
Empleo /Ocio : Profesor de Ciencias
Localización : Perdido por Storybrooke
Fecha de inscripción : 29/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: True North

Mensaje por Noah M. Stoner el Mar Jul 10, 2012 11:36 pm

Me desanimaba un poco que a Hansel no le gustara tanto como a mi la idea de ir al bosque, pero intentaría que le viera el lado positivo y no tuviera aquella cara de quejica, me gustaba verle sonreír. En el bosque él andaba unos pasos detrás mio, es por ello que cada pocos pasos giraba la cabeza para verle. Iba con las manos en los bolsillos y resoplando ¡ni que fuera el fin del mundo! Ante mi pregunta me miró y sonrió antes de responder que de la ilusión que le hacía se estaba quedando con todos los detalles, aclarando que a él también le gustaba el bosque pero lo que no le agradaba era que le levantaran temprano. Cuando terminó de hablar fui con él hasta quedar a su altura.

-Vamos, no seas tan quejica, que seguro nos lo pasamos bien. Anda Hansel, vamos.

Al decir las últimas palabras le tomé del brazo obligandole a andar algo más rápido, pero aquello poco duro ya que al rato volvía a estar detrás de mi. Refunfuñe alguna que otra palabra sin sentido por aquel hecho, ¿qué tenía de divertido el bosque si sólo seguíamos a padre y no podía pasármelo bien con mi hermano? En aquel momento la voz de nuestro padre llamó mi atención e hizo que llevara mi mirada hasta él, comentaba que la leña de aquellos árboles nos mantendría calientes aquel invierno, sonreí ante el recuerdo de estar delante de la chimenea viendo como el fuego quemaba la madera que le echábamos. También me gustaba estar largas horas al lado del fuego para entrar en calor cuando llegaban los días más fríos.

Fui a preguntarle por un hacha o algo para que ayudar, obviamente pensaba que no estábamos allí para seguirle y ver como trabajaba, si nos había hecho ir con él era porque necesitaba de nuestra ayuda. Ante la pregunta él respondió que tendría que coger el carro y llenarlo de leña, aclarando que cuanto más seca mejor. Asentí alegremente y me alejé corriendo para coger el carro, mientras corría pude escuchar como decía que Hansel me acompañara así que cuando hube cogido el carro fui con él. Con un gesto de cabeza le indiqué que empezáramos a andar, que yo llevaría el carro. Padre no tardó mucho en gritar que esperáramos por lo que paré y me giré para ver como venía hacia nosotros corriendo.

Vi como se paraba delante de Hansel por lo que se acercó a ellos para escuchar que decían, le había dado la brújula que llevaba colgada al cuello y explicó que era para que no nos perdiéramos, que una familia necesitaba poder encontrarse, finalmente añadió que nos encontraríamos allí antes del atardecer. Hansel respondió que estuviera tranquilo puesto que no nos perderíamos para posteriormente decirle que él también tuviera cuidado bromeando con que no cayera un árbol donde no debía. Iba a hablar cuando me dijo que era antes del atardecer preguntando sí lo había oído.


-Sí, lo he oído. Tranquilo padre seguro que cuidamos bien el uno del otro. Hasta más tarde, cuídese y tenga cuidado.

Me despedí de padre con la mano mientras nos alejábamos, el carro seguía llevándolo yo mientras Hansel recogía la leña, por el momento no pesaba demasiado pero si llenavamos el carro demasiado sabía seguro que habría un momento en el que no podría llevarlo, pero sólo entonces le pediría a mi hermano que lo llevara, no quería molestarle con algo así. Tampoco quería que me tomara como una débil que no servía para nada, quería ayudar y haría todo lo posible para ello.

-Parece que ya empieza a gustarte más la idea de estar por el bosque, ¿la brújula que te dio padre hizo que te olvidaras de que han hecho que te levantaras temprano, Hansel?

Por el camino miraba hacia todas las direcciones que podía, ver como las hojas de los árboles se movían lentamente me gustaba muchísimo, también me agradaba escuchar los pájaros y demás animales que allí vivían. El sonido de los troncos contra el carro hizo desaparecer aquellos pensamientos de mi cabeza, miré a Hansel y sonreí al mismo tiempo que él mientras me preguntaba si me gustaría pasar el resto de mi vida en aquel bosque.

-¿Por qué no? Seguro que es divertido, aún me queda mucho por conocer del bosque, los distintos tipos de árboles y muchos más animales que no he visto, así que claro que me gustaría vivir aquí el resto de mi vida. ¿A ti no?

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
♪♪ Love is in the air ♪♪:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Two Brothers:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Noah M. Stoner
Humanos
Humanos

Soy : Gretel
Mensajes : 215
Empleo /Ocio : Estudiante, medio comodín y ayudante de Haley
Edad : 21
Fecha de inscripción : 26/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: True North

Mensaje por Everett N. O'Connor el Miér Jul 11, 2012 12:40 am

-A mí me gusta estar en el bosque Gretel, eso tenlo siempre en cuenta -apuntó mirando los ojos azules de su hermana.

Era curioso como los dos habían sacado aquellos ojos de un color tan espectacularmente azul, como si fuera azul puro. Un azul que difícilmente se podía encontrar. La mención del brújula hizo que Hansel la cogiera de nuevo y la posase entre sus dos manos. La trataba con mucho cuidado, con mucho mimo. A Hansel difícilmente algo le llamaba la atención, más que nada porque el bosque era siempre igual y existían pocas cosas por resaltar. Se acercó a Gretel y movió un poco brújula, mostrándole que la flecha siempre indicaba al norte, así podrían encontrar el lugar de encuentro, aunque estuvieran internos en el bosque. Eran una familia pequeña y por ese motivo debían permanecer siempre juntos. Sonrió abiertamente y dijo:

-¿Lo ves? ¿No es simplemente fascinante? Me encantan estos aparatos, ojalá comprendiera como funcionan. ¿Será magia acaso? -teorizó él. La verdad es que Hansel era un muchacho bastante inteligente, que aprendía con suma facilidad y que había comenzado desde pequeño con la construcción de todo tipo de artilugios que ayudaban a que el trabajo de su padre fuera más fácil.

Sin lugar a dudas, él podría vivir en cualquier parte, por muy duro que fuera si estaba con su familia. Así era y así sería siempre, porque Hansel estaba muy seguro de sí mismo. Dejó la brújula caer sobre su cuello y regresó al trabajo. Había veces que tocaba los troncos de los árboles, esperando encontrar especies distintas, algo que llamase su atención. Además de la brújula colgada de su cuello, Hansel llevaba colgada una bolsa de piel con algo de comida (queso, pan y unas manzanas) para que cuando el sol les indicara que era mediodía, los dos hermanos se sentaran en cualquier lugar y se alimentaran, que disfrutaran de su mutua compañía.

-Mi respuesta es más complicada. Claro que me gustaría permanecer aquí, contigo, con padre... Explorar al máximo este bosque puesto que ambos sabemos que es enorme. Pero por otro lado, no solo me gustaría conocer este bosque, sino lo que hay más allá, porque habrá algo más allá, ¿no crees? Donde se encuentran los palacios, los reyes... Quiero ver ese mundo también, no vivir en él por supuesto. Supongo que a esto se le llamará la curiosidad del explorador -rió levemente con aquella risa tan armoniosa que tenía Hansel, que hacía que los de su alrededor rieran con él. Puede que por las mañanas fuera un quejica, pero era un buen joven, optimista, agradable y muy trabajador y que por encima de todo, amaba a su hermana, muchísimo.

Continuó colocando ramas secas en el carro y cuando vio que el ritmo se estaba ralentizando, le indicó a Gretel con un movimiento de cabeza que le dejara a él, que ya había demostrado que aquellos delgados brazos podían llevar mucho peso. Llevando ahora él el carro, el tiempo pasó rápido y quizás, solo quizás, ya sería la hora de descansar y de comer un poco.

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Two Brothers:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Dulce y linda flor ê_e:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]//[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
Everett N. O'Connor
Humanos
Humanos

Soy : Hansel
Mensajes : 339
Empleo /Ocio : Profesor de Ciencias
Localización : Perdido por Storybrooke
Fecha de inscripción : 29/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: True North

Mensaje por Noah M. Stoner el Jue Jul 12, 2012 9:49 pm

Hansel señaló a que a él le gustaba estar en el bosque, agregando que lo tuviera siempre en cuenta. No entendía porque me decía aquello, sabía perfectamente que le gustaba estar en aquel lugar, era mi hermano y conocía sus gustos, con mi comentario anterior sólo quería saber si había dejado de lado las quejas porque le habían levantado temprano y había empezado, una especie de broma que, al parecer, fue mal planteada. Decidí no decir nada al respecto, tampoco tenía mucha importancia que no hubiera entendido el sentido que les había dado a mis palabras, podía pasar y no era grave, para nada. Sonreí mirándole directamente a los ojos, tal y como me había respondido él.

-Sé que le gusta el bosque y lo tengo en cuenta, ¿qué clase de hermana sería si no conociera tus gustos?

Pasábamos horas juntos y por ello debía conocer esas cosas, además de que por el simple hecho de compartir una misma sangre esas cosas se sabían. Le conocía bastante bien, o al menos eso creía. Al ver como se acercaba a mi dejé esos pensamientos de lado y observé como movía la brújula y esta siempre señalaba a un mismo lugar, simplemente magnífico, y misterioso... Hansel comentó que le encantaban esos aparatos y que ojalá comprendiera como funcionaban preguntando finalmente si sería magia. Magia, era algo que siempre me había llamado la atención y me gustaría conocer, la idea de que las brújulas pudieran funcionar gracias a ella encendió mi curiosidad enseguida. Quería saber como funcionaban. Sonreí alegremente antes de responder.

-¿Magia? Puede ser... ¡Quiero saber como funcionan! Ya sabes que la magia es algo que siempre me ha llamado la atención así que si alguna vez sabes como funcionan debes contármelo...

A pesar de que las últimas palabras parecían una orden la voz era casi suplicante, ansiaba saber más sobre la magia. Era algo tan desconocido y misterioso que ni sabía como describirlo, pero eso no evitaba que fuera una de las cosas que más llamaban mi atención, como si tuviera un gran cartel luminoso que dijera mi nombre.

La respuesta que dio mi hermano ante la misma pregunta que anteriormente me había hecho a mi provocó que me sintiera aún más pequeña de lo que era y que mis ideas y motivos para quedarme allí fueran de lo más infantiles que pudiera ocurrírseme. Bajé la mirada un tanto avergonzada mientras él terminaba de hablar. Tal vez tenía razón al querer conocer que había más allá del bosque en el que nos encontrábamos, pero a mi me llamaba más la ateción que había allí, tan cerca de casa. En todo aquel mundo de realeza había algo que no me gustaba demasiado, es bien sabido que todas las chicas en un momento u otro de su vida desean ser una princesa y poder encontrarse con su príncipe azul salvándolas de los problemas en los que se encuentren, más yo nunca había soñado con eso. Se me intuía una infelicidad enmascarada con toda clase de lujos, es por ello que yo prefería ser feliz con mi familia sin tener tantas cosas como ellos.


-¿Te gustaría conocer el mundo de la nobleza? Podría ser interesante pero a mi no me gusta demasiado... No sé porque pero tengo la sensación de que todo aquello no es más que una mascara que, en el fondo, esconde infelicidad. Pero seguro que son tonterías mías.

Le sonreí alegremente quitándole importancia a lo que acababa de hacer y haciendo un gesto con la mano indicándole que lo olvidara. Eran ideas que me venían a la cabeza sobre temas de los que no sabía nada, no había ningún tipo de base fundamentada para dichas ideas así que era mejor olvidar aquellas cosas.

El tiempo pasaba y Hansel seguía poniendo troncos secos en el carro el cual cada vez me costaba más de llevar, intentaba aparentar que no pasaba nada y que podía con él perfectamente pero sin poder evitarlo mi ritmo cada vez era más lento. Me hizo un gesto con la cabeza para decirme que dejara el carro a lo que me negué, podía llevarlo yo y no quería molestarlo pero de poco me sirvió, pues al final terminó por coger el carro y llevarlo él. Hinche las mejillas algo molesta.


-Podía llevarlo yo, tampoco pesaba tanto... Pero bueno, supongo que ahora me tocará a mi buscar leña para llenar el carro.

Suspiré resignada pero instantes después volví a dibujar una sonrisa en mi rostro mientras buscaba ramas secas que llevar al carro, yo tardaba algo más que Hansel en encontrarlas pero al final las llevaba junto a las que había recogido él. Miré las sombras de los árboles, indicaban que el sol ya hacía un rato que había pasado por su punto más alto y volvía a bajar, el tiempo había pasado bastante rápido, más de lo que pensaba. De pronto mi estómago rugió levemente algo que provocó que me sonrojara, aquello indicaba que tenía hambre, después de todo no había desayunado y ya era la hora de la comida. Miré a mi hermano para saber si él también tendría hambre o quería que continuaramos un rato más recogiendo leña.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
♪♪ Love is in the air ♪♪:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Two Brothers:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Noah M. Stoner
Humanos
Humanos

Soy : Gretel
Mensajes : 215
Empleo /Ocio : Estudiante, medio comodín y ayudante de Haley
Edad : 21
Fecha de inscripción : 26/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: True North

Mensaje por Everett N. O'Connor el Vie Jul 13, 2012 5:57 am

Hansel miró a su hermana, escuchó el comentario en referencia a su respuesta de vivir en el bosque. Este no pudo evitar sonreír y negar con la cabeza.

-Conocerlo desde la distancia, ya sabes. Ver si son tan dichosos como nos lo hacen parecer. Para algunos será una máscara y para otros su verdadero ser -se encogió de hombros-. Yo solo quiero conocer, viajar, comprender, descubrir. Ya sabes Gretel. Quizás algún día te levantes y yo no esté durmiendo en mi cama -bromeó.

En realidad no se lo había confesado a su hermana, pero aquellas veces en las que él se levantaba antes que ella, se quedaba mirando la puerta de su pequeña casa fijamente. Ni su padre ni su hermana lo sabían, pero él quería partir. ¿Adónde? Pues bien, no tenía ni idea. Él trabajaba duro, tenía resistencia por lo que estaba preparado a todos los obstáculos que se le interpusieran, tal y como le había enseñado su padre. Tenían mucha suerte los dos hermanos de haber crecido con él. Era un buen hombre, un hombre del bosque que les había enseñado todo lo que él sabía, que solamente buscaba lo mejor para ellos. Y así, mientras Hansel andaba inmerso en sus pensamientos mientras portaba el carro con la leña, observaba sonriente a su hermana recoger la leña. Se le podría considerar como una delicada flor, pero... no. Seguramente si llegaba a comentarlo en voz alta recibiría el reproche de su hermana.

Miró los troncos y las ramas que su hermana recogía, observó su alrededor y se percató de unas rocas grandes al lado de un árbol gigantesco. Escuchó el rugido del estómago de Gretel y Hansel estalló en una carcajada. Ya era de hora de comer, después de todo ninguno de los dos hermanos había desayunado todavía. Le señaló a su hermana aquella zona que sus ojos habían encontrado, para parar, sentare y disfrutar d elos manjares que llevaba en su bolsa. Dejó el carro apoyado en una de las rocas y se sentó en otra, abrió su bolsa y sacó el trozo de queso y de pan y los partió por la mitad. Le ofreció un trozo de queso y de pan a su hermana y él se quedó el otro. Los pájaros de nuevo cantaron y Hansel comenzó a zampar.

-También he cogido unas manzanas, por si después tienes más hambre... -para Hansel era agradable estar allí con su hermana y comer aquellos sencillos alimentos.

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Two Brothers:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Dulce y linda flor ê_e:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]//[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
Everett N. O'Connor
Humanos
Humanos

Soy : Hansel
Mensajes : 339
Empleo /Ocio : Profesor de Ciencias
Localización : Perdido por Storybrooke
Fecha de inscripción : 29/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: True North

Mensaje por Noah M. Stoner el Mar Jul 17, 2012 5:56 am

Hansel me explicó que lo que quería hacer era conocerlos desde la distancia y que para algunos sería una máscara, como yo había dicho, pero que para otros sería su verdadero ser, también me dijo que él lo que quería era viajar comprender y descubrir y, que tal vez, algún día despertara y él no estuviera dormido en su cama. Sabía que era broma pero le miré con los brazos cruzados y recriminándole con la mirada sus palabras, también era broma y no pude aguantar mucho tiempo de aquel modo sin reír. Sabía que aquello había sido broma, que obviamente no me enfadaría porque quisiera seguir sus ansias de conocimiento, más bien lo contrario, pero quería seguir con la broma un poco más.

-Ah claro, así que te irías dejando a tu dulce y linda hermanita sola ¿no? ¿Y si entra un monstruo gigante en casa y me rapta porque padre solo no puede defenderme del todo bien? ¿Eh? Sería solo culpa tuya.

Al decir eso, mientras hacía un gran esfuerzo por no reírme, me crucé de brazos como si realmente estuviera enfadada, sabía perfectamente que Hansel sabía que era una broma, además que con lo que había dicho era algo más que obvio, pero quería saber si seguiría con aquella broma un tanto descabellada y sin sentido.

Cuando me rugió el estómago Hansel soltó una carcajada y yo me giré hacia él fulminándole con la mirada, no era una de esas típicas miradas asesinas pero sí tenía reproche, debía cuidar de mi y no reírse de que tenía hambre. Vi su señal por lo que dejé en el carro las ramas que tenía en las manos y fui hacia el lugar que había encontrado. Una vez allí me senté en una roca al lado de él y cogí la mitad de pan y queso que me había dado, empecé a comer mientras escuchaba lo que decía.


-Bueno, tal vez será mejor guardarlas por si tenemos más hambre en el camino de vuelta ¿no crees? Que, por cierto, creo que ya va siendo hora de que volvamos, con el tiempo que hemos tardado en llegar hasta aquí calculo que cuando lleguemos allí ya será el atardecer.

((Off: Asd, sorry porque sea corto pero después de que se me borrara dos veces (sí, dos) pues me ofusqué y no se me ocurre nada más TOT))

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
♪♪ Love is in the air ♪♪:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Two Brothers:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Noah M. Stoner
Humanos
Humanos

Soy : Gretel
Mensajes : 215
Empleo /Ocio : Estudiante, medio comodín y ayudante de Haley
Edad : 21
Fecha de inscripción : 26/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: True North

Mensaje por Everett N. O'Connor el Miér Jul 18, 2012 9:37 am

Cuando acabó su parte de la comida, Hansel de permitió chuparse los dedos por aquella "delicatesem" que se había zampado. Escuchó a su hermana y sonrió abiertamente. Tenía razón, ya había pasado el mediodía y ellos dos ya no podían recoger más leña, puesto que el carro iba al máximo. También seguramente su padre ya habría terminado con su misión de talar árboles. Todo seguía su curso. Él y Gretel acudirían al lugar de encuentro, se toparían con su padre y los tres regresarían como la feliz familia que eran a su casita en mitad del bosque.

Hansel se estiró cuanto pudo cuando se levantó de aquella roca. No se había percatado hasta ahora, pero le dolía terriblemente la espalda y los brazos, y a su vez se notaba que el cansancio permanecía en su cuerpo. Se permitió bostezar levemente y guardar las manzanas que había sacado de su bolsa, ya que en sí, su hermana había dicho algo con sentido.

-Tienes razón hermana. Mejor será que nos guardemos algo de provisiones para la tarde. Nos queda un largo camino hasta encontrarnos con padre y ahora debemos tener en cuenta que el carro está lleno -explicó el joven mientras regresaba hasta el carro completamente lleno y lo levantaba por una parte del suelo para comenzar a andar. Llamó a Gretel con la cabeza para que caminara a su lado-. A ver Gretel, hemos ido hacia el sur del bosque, por lo tanto la zona de encuentro con padre se encuentra al norte, por lo que debemos seguir la flecha roja de la brújula... Todavía me sigue fascinando como funciona este objeto -repuso mientras lo agarraba con una mano, se lo quitaba del cuello y se lo ofrecía a su hermana, para que les guiara el camino-. En marcha pues...

Y así pasó el tiempo. Gretel y Hansel hablaban de cosas más o menos importantes, de sus sueños, de esperanzas, de cuentos, de relatos, de leyendas, de ocurrencias de aquellos instantes, de sus pensamientos y de muchísimas más cosas. El camino era largo y tenían mucho tiempo para poder compartir muchas cosas, después de todo los dos hermanos eran realmente cercanos y apenas guardaban secretos, o eso era al menos lo que pensaba Hansel.

Los últimos rayos del sol se colaban entre los árboles, anunciaba el atardecer y Hansel y Gretel llevaban esperando en el lugar de encuentro bastante tiempo. ¿Cuánto? No lo sabría decir con exactitud, pero era extraño, muy extraño que su padre todavía no hubiera aparecido. Miró a su hermana, le acarició la cabeza para que no se pusiera nerviosa por la ausencia de su padre y le dijo tranquilo:

-Seguramente se habrá retrasado con la tala de un árbol, seguro -eso era lo que quería creer Hansel. Su padre les había dado su brújula, su amada brújula, eso quería decir que su padre quería regresar con ellos, por eso tenía que aparecer. Y sin percatarse apenas, no muy lejos de ellos, sonaban los cascos de un caballo chocando contra la tierra.

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Two Brothers:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Dulce y linda flor ê_e:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]//[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
Everett N. O'Connor
Humanos
Humanos

Soy : Hansel
Mensajes : 339
Empleo /Ocio : Profesor de Ciencias
Localización : Perdido por Storybrooke
Fecha de inscripción : 29/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: True North

Mensaje por Siobhan R. Mills el Jue Jul 19, 2012 11:31 am

El tacto de la seda bajo sus manos la reconfortaba. La hacía sonreír en el interior de aquel carruaje que se movía de una forma casi imperceptible para ella. Si no fuera porque a través de las ventanas podía ver el exterior, podría decir que no se movía, ya que apenas sentía el traqueteo del camino por el que iban. Lo único perceptible era el ruido de las ruedas girando y los cascos de los caballos contra el suelo de tierra.

Cada semana hacia ese viaje desde hacia veinte años. La visitaba una vez a la semana y si necesitaba de ella pues con mucho cariño y palabras bonitas conseguía lo que buscaba. Eso la hacía sonreír. Al contrario que Blancanieves, ella siempre había sido obediente y nunca le había dado ningún problema. Bueno, si quizá sus ansias de ver y querer saber más de lo que ella le permitía pero..., siempre lograba controlarle aquellos impulsos. Regalos e infinidad de cosas y siempre conseguía sacarle una sonrisa.

Sus dedos empezaron a tamborilear nerviosamente sobre la seda de los asientos del carruaje mientras entrecerraba los ojos que se fijaban con intensidad en el bosque. Pensar en Blancanieves le había devuelto a la mente aquel pequeño problema que tenía con respecto a ella a la mente. Necesitaba aquel objeto y lo necesitaba con urgencia y luego... Bueno luego necesitaba encontrarla a ella y ofrecérselo. Ofrecérselo y que surtiera efecto, para así deshacerse de ella de una vez por todas. Lo único que necesitaba era alguien que fuera a buscarlo... Porque para su desgracia a ella le era imposible.

Para su suerte por el camino se encontró con la solución. Un hombre, leñador con el que se toparon y que aunque intentó pedirle perdón por haber dejado caer un árbol justo en el camino ella mandó tomar preso a sus guardias y fue justo en ese momento que mencionó que tenía hijos y en el rostro de la mujer se formó una sonrisa cruel.

. ¿Hijos? .... Vaya... Esa sí que es una buena noticia. Podrás estar orgulloso de tus pequeños. Van a hacer algo por su reina – Fue lo último que el padre de Hansel y Gretel oyó de parte de aquella mujer, antes de que mandara a sus guardias encadenarlo y amordazarlo. No quería ruidos. No quería molestias. Los quería a ellos.

El carruaje se detuvo muy cerca de los dos chicos que habían ido al lugar de encuentro con su padre. Con un poco de persuasión y magia, Siobhan le sacó la localización al padre y mandó a dos guardias a buscar a los niños que llevaron frente a la mujer, que se bajó demostrando toda su belleza del carruaje negro y los miró penetrantemente.

- ¿Qué hacéis en mi bosque? – Fue su única pregunta. Pregunta hecha con fuerza con la intención de meterles miedo por haberse internado en SU bosque, puesto que había hecho bastante énfasis en las palabras “Mi bosque”. Y debían responder, aquella pregunta había sido hecho en forma de orden. Orden de responderla. Además... No les quitaba ojo y los ojos azules de la reina Siobhan mirándote fijamente podían llegar a dar miedo. Era casi como si mirasen a través de uno.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Bring me her heart:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Siobhan R. Mills
Reina
Reina

Soy : La Reina
Mensajes : 168
Empleo /Ocio : Alcaldesa
Localización : Storybrooke, Maine. United States of America.
Fecha de inscripción : 05/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: True North

Mensaje por Noah M. Stoner el Sáb Jul 21, 2012 7:04 am

Hansel y yo terminamos la comida casi al mismo tiempo, sólo que él terminó chupándose los dedos, cosa que no hice. Lo que no pude evitar fue sonreír al ver como se estiraba, parecía cansado y no me extrañaba, llevé mi mirada al carro, estaba totalmente lleno y seguro que pesaba, además de que el cansancio de habernos levantado tan temprano seguiría en su cuerpo al igual que seguía en el mío. Me levanté y entreabrí los labios para preguntarle algo, pero después desistí ya que su respuesta sería negativa, dudaba mucho que me dejara llevar a mi el carro así que me limité a escucharle. Me dio la razón respecto a las manzanas, también dijo que nos quedaba un largo camino para llegar con padre y debíamos tener en cuenta que en esos momentos el carro estaba lleno, sonreí y le seguí hasta el carro.

Una vez habíamos empezado a andar, Hansel volvió a hablarme, esta vez para explicarme que habíamos ido hacia el sur por lo que el lugar de encuentro con nuestro padre estaba hacia el norte, debíamos seguir la flecha de la brújula, finalmente comentó que seguía fascinándole aquel objeto, todo eso mientras lo tomaba con una mano y me lo daba para que guiara yo.


-Seguir la flecha ¿verdad? Seguir la flecha... ¡Sí, vamos, es hacia allí!

Repetía mentalmente que debía seguir la flecha para no entretenerme ni olvidarme mientras miraba el mejor lugar para ir con el carro sin perder el camino, era muy posible que estuviera marcando prácticamente el mismo camino que habíamos hecho pero como no dejamos marcas ni me fijé demasiado por estar hablando con él no lo recordaba. Alguna vez me adelantaba un poco para ver que tal era el terreno, todo fuera para que Hansel fuera mejor y no le costara, aún más, llevar el carro.

Por el camino estuvimos hablando, de tantas cosas que no podría nombrarlas todas, como él bien había dicho antes el camino era largo y el tiempo también fue bastante, pero, al menos a mi, se me hizo corto con la compañía de mi hermano. Confiaba plenamente en él y sabía que nunca me traicionaría ni decepcionaría, por ello le contaba todo lo que me pasaba por la cabeza sin miedo alguno, era un joven muy inteligente y si tenía problemas sabía que me ayudaría todo lo que pudiera y sin ningún tipo de problemas, por algo era mi hermano mayor y me protegía de todo, al menos eso pensaba yo.

Llegamos al lugar de encuentro y ahí no había nadie, sólo nosotros dos, no me preocupé ya que seguro que nuestro padre estaría en camino. Me senté en el tronco de un árbol cortado mientras esperábamos, pero el tiempo pasaba, cada vez se hacía más y más oscuro y, para colmo, padre no venía. Noté como me acariciaban la cabeza, era mi hermano que quería tranquilizarme diciéndo que seguro que se había retrasado de su tarea, sonreí para que no se preocupara por mi. Quería creerle pero había algo en mi interior que me decía que debía irme, que debíamos salir corriendo de allí pero no, seguro que eran tonterías mías. Sacudí la cabeza para que aquellos pensamientos se fueran de mi mente.

De pronto llegaron dos guardias que nos llevaron casi a la fuerza hasta un carruaje negro de donde salió una mujer rubia y de ojos azules, igual que nosotros, sólo que los suyos eran penetrantes y su mirada... Aquella forma de mirar daba miedo. Con cinco palabras que dijo formulando una pregunta logró que todo mi cuerpo temblara, pero me resistí así que me puse bien derecha para que no notara que tenía miedo, claro que, a la vez, cogí la mano de mi hermano buscando protección.


-Estábamos b-buscando leña...

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
♪♪ Love is in the air ♪♪:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Two Brothers:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Noah M. Stoner
Humanos
Humanos

Soy : Gretel
Mensajes : 215
Empleo /Ocio : Estudiante, medio comodín y ayudante de Haley
Edad : 21
Fecha de inscripción : 26/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: True North

Mensaje por Everett N. O'Connor el Sáb Jul 21, 2012 10:39 pm

Las dudas cada vez asaltaban con más fuerza a la mente de Hansel. ¿Dónde estaba padre? ¿Por qué todavía no había acudido al lugar de encuentro? ¿Acaso todo era un vil plan para...? ¿Y si estaba herido? ¿Tan herido como para no poder venir? ¿Y si necesitaba su ayuda? ¿Y si estaba gritando desesperado por sus hijos? Hansel negó con la cabeza, a ver si de esa manera apartaba todos los confusos pensamientos que se le pasaban por la cabeza. Debía ser fuerte, por Gretel y por él mismo. Él sabía que su hermana se sentiría más nerviosa que él, por lo que aumentó su fortaleza todo lo que pudo para proteger a su hermana, ¿qué otra cosa tenía en aquel mundo? Intentó con mis palabras animar a Gretel, pero ambos sabían la cruda realidad. Suspiró y observó las ramas de los árboles bailar y bailar. Había algo que no estaba bien, no, no estaba bien, Hansel lo podía percibir y esperaba que su hermana no.

Repentinamente, aparecieron dos hombres ataviados como si fueran soldados que los apresaron de una manera contundente. Hansel, hijo de un simple leñador, opuso toda la resistencia que su cuerpo le permitió, pero pronto se dio por vencido. Eran más fuertes que él y aquello le hacía sentir impotente. ¿Cómo iba a defender a su hermana en tan penoso estado? ¿Qué hacían aquellos dos soldados en mitad del bosque? Era la primera vez que había tanta gente en aquel lugar, en aquel inhóspito bosque. Hansel observó perplejo como los llevaban frente a un carruaje negro, un carruaje que hizo que se le iluminasen los ojos de Hansel. ¿De la nobleza acaso? Tragó saliva. Estaban apresados y no sabía por qué. Había gritado exigiendo explicaciones por aquel cruel trato, pero no había recibido respuesta alguna. Algo malo había ocurrido. ¿Qué les iba a pasar?

Del carruaje salió una mujer de la edad de su padre (o eso era a ojos de Hansel), rubia y de ojos azules penetrantes. Parecía enfadada, parecía cruel, parecía que los fuera a matar en cualquier instante y sintió miedo, pero no tembló. Debía ser fuerte por su hermana, ya lo había decidido y no iba a defraudarla. Padre no estaba allí, así que le tocaba ocupar su puesto de protector. Notó la mano de su hermana cuando aquella mujer habló y de nuevo las preguntas asaltaron la mente de Hansel. Gretel respondió con voz temblorosa y ante ello, Hansel le dio un ligero apretón, para que supiera que él siempre iba a estar allí. Se colocó derecho, sacando algo de pecho. Era mayor, debía creerse mayor para poder decir aquellas palabras que salieron de su boca:

-¿Su bosque? Creía que la naturaleza no pertenecía a nadie. Y cierto es lo que ha dicho mi hermana, solamente estábamos aquí para buscar y recoger leña para después esperar a nuestro padre, nada peligroso. No hemos infringido ninguna norma o ley, ¿por qué estamos recibiendo este trato? -la voz de Hansel en vez de alegre y dulce como solía ser, sonó dura y casi ronca. No se creyó lo que acababa de decir, porque justo en ese momento, creyó saber quién era aquella mujer que tenían delante.

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Two Brothers:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Dulce y linda flor ê_e:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]//[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
Everett N. O'Connor
Humanos
Humanos

Soy : Hansel
Mensajes : 339
Empleo /Ocio : Profesor de Ciencias
Localización : Perdido por Storybrooke
Fecha de inscripción : 29/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: True North

Mensaje por Siobhan R. Mills el Lun Jul 23, 2012 8:52 am

Primero el rostro de Siobhan fue perplejidad, seguido de sorpresa y acabo riéndose durante unos segundos antes de inclinarse y acercar su rostro a Hansel, de tal modo que el chico hasta podía notar la respiración de la Reina contra su rostro y podía ver todos los matices de aquellos ojos azules que poseía. Ojos que helaban la sangre, porque aunque intentase mostrar algún tipo de calidez la frialdad. – ¿Acaso no te has dado cuenta de a quién le estás hablando? - ¡Menudo insolente! La mujer se volvió a erguir mostrando así su altura mientras caminaba dando una vuelta alrededor de los dos niños.

- ¿Buscando leña dos niños pequeños? ¿Y vuestro padre? – Preguntó de repente mientras seguía caminando. No era una mujer que se estuviera quieta demasiado tiempo – No me digáis que os ha abandonado en este bosque a vuestra merced. ¡Eso no se hace! – Movió el dedo índice de un lado a otro delante de los pequeños antes de dirigirse a uno de sus guardias y decirle algo en voz baja, después de eso se retiraron y dejaron espacio a los niños.

No quería intimidarlos ni hacerles pensar que eran una presa o algo así. En absoluto.

- Ah... Y todo esto – Señaló con ambas manos el bosque que había a su alrededor – Me pertenece. Por algo soy la Reina de estas tierras jovencitos – Posó su mirada en la niña. Ambos se parecían al padre que había capturado hacía un rato, pero la chica en especial. – Bueno... ¿Qué os parece si me ayudáis y a cambio yo os llevo hasta vuestro padre? La magia lo puede conseguir todo...

Aunque todo hecho a base de magia tiene un precio.

- Lo veo más que justo. Vosotros como buenos ciudadanos me hacéis un favor y yo a cambio encontraré a vuestro padre y os reuniré con él. Puedo hacerlo..., soy la reina – Manifestó en último lugar antes de cruzarse de brazos con una ligera sonrisa y observar a los jóvenes. Tampoco les pedía demasiado, ¿no? Y no podían huir de ella desde luego.

Nadie podía huir de ella.

Ni siquiera Blancanieves aunque se creyera que era tan lista como para haberlo hecho. Al final la encontraría.

Había encontrado la oportunidad de oro en aquellos hermanos para hacerse con el objeto que guarda la Bruja Ciega, y si algo no hacia Siobhan precisamente era desperdiciar las oportunidades que le presentaba la vida.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Bring me her heart:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Siobhan R. Mills
Reina
Reina

Soy : La Reina
Mensajes : 168
Empleo /Ocio : Alcaldesa
Localización : Storybrooke, Maine. United States of America.
Fecha de inscripción : 05/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: True North

Mensaje por Everett N. O'Connor el Miér Jul 25, 2012 8:19 pm

Hansel no dio ningún paso atrás aunque la voz y la mirada penetrante de aquella mujer le ordenasen lo contrario. Tenía miedo, pero no lo había exteriorizado. No iba a permitir que aquella desconocida los derrumbase e hiciera lo que quisiera con ellos. ¿Con quién estaba hablando? Pues no, no se había dado cuenta, pero si se ponía a observar... Carruaje, soldados a su disposición, ropas elegantes, joyas y... ¿qué era eso que llevaba sobre la cabeza? A ojos de Hansel era una cosa de lo más extraña, algo amorfa, pero entonces entendió de qué se trataba. Era una corona, por lo tanto aquella mujer rubia y de ojos fríos como el invierno era la Reina. No hizo amago de arrodillarse ante ella, nada de vasallaje. Hansel y Gretel habían crecido libres, en el bosque, libres de las influencias de los nobles, por ese mismo motivo no se arrodillaría ante ella. Quizás gobernara sobre aquellas tierras, pero no le pertenecían. Hansel creía fervientemente que la naturaleza no le pertenecía a nadie, estaba siempre en constante cambio, por lo tanto... ¿cómo se puede poseer algo que en un tiempo determinado cambia?

Tragó saliva con la mención de su padre. Observó los movimientos de la Reina, que parecía jactarse de la situación. Gretel ya estaba asustada como para que ahora viniera aquella mujer a recordarles que su padre no estaba. Pero... mientras los dos estuvieran juntos no debían temer nada. Le dio un ligero apretón a su hermana, los dos eran fuertes, los dos habían crecido en un bosque. Eran libres.

-¡Nuestro padre nunca nos abandonaría! ¡Simplemente se ha retrasado, simplemente éso! Y aunque vos seáis la reina de nosequé tierra, no tenéis el derecho a hablar así de nuestro padre. ¡No lo conocéis! -la voz de Hansel podría haber sonado desgarrada, pero el muchacho se contuvo para parecer fuerte. Entonces, la Reina mencionó ayuda y a su padre. ¿Estaría hablando en serio? ¿De verdad que los podría llevar hasta su padre? Había escuchado historias provenientes de su padre donde pintaban a la Reina de peligrosa, pero poderosa. Quizás fuera un farol o quizás no, lo único que sabía Hansel era que no tenían otra posibilidad para encontrar a su padre-. ¿Q-Qué clase de favor? No irá nada en contra de la ley, ¿verdad? Nosotros no hacemos nada malo...

Había aceptado aquel extraño trato con aquella extraña mujer, y sin embargo Hansel no dejaba de sentirse confuso. ¿Cómo sabía que solamente habían venido con su padre? Cuando era tan pequeño que apenas lo recordaba, Hansel y Gretel habían tenido una madre, una madre que murió joven al parecer a palabras de su padre. Entonces, una luz se encendió en la mente de Hansel: ¿cómo sabía eso, cómo lo sabía? Podría haber preguntado cualquier cosa, pero en cambio... Se mordió la lengua, porque sabía que si hablaba más pondría en peligro a su hermana, y eso era lo que menos quería.

Miró a Gretel y le dijo con la mirada que no se preocupase, y que guardase bien la brújula.

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Two Brothers:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Dulce y linda flor ê_e:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]//[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
Everett N. O'Connor
Humanos
Humanos

Soy : Hansel
Mensajes : 339
Empleo /Ocio : Profesor de Ciencias
Localización : Perdido por Storybrooke
Fecha de inscripción : 29/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: True North

Mensaje por Noah M. Stoner el Miér Jul 25, 2012 11:15 pm

Aquella mujer de rubia cabellera y ojos azules fríos como el hielo me helaba la sangre, y nunca mejor dicho, no es que diera miedo sino que prácticamente te dejaba congelado, incluso empecé a pensar que el ambiente se estaba volviendo cada vez más frío desde que estaba ella, pero seguro que eso era debido a que estaba anocheciendo. Mi miraba se centraba en Hansel, mi hermano, estaba asustada y a pesar de que no quería exteriorizarlo para que aquella mujer se sintiera aún más superior, estaba segura de que él sabia como estaba y que, de haber podido, le habría abrazado con fuerza, pero debía contentarme con poder cogerle la mano.

Vi como mi hermano hizo exactamente lo mismo que yo, ponerse derecho y sacar pecho, intentar aparentar ser mas imponente de lo que era. Aquello me hizo gracia pero no me reí, no en aquella situación en la que estábamos, pero tal vez después se lo comentara, eramos hermanos y habían muchas cosas que hacíamos parecidas por haber pasado tanto tiempo juntos, habíamos pegado al otro nuestras costumbres y alguna manía. Escuché sus palabras, tenía toda la razón del mundo, el bosque no pertenecía a nadie, mas bien todos nosotros pertenecíamos a la naturaleza, al menos eso creía yo. Asentí con la cabeza dándole la razón pero manteniéndome en silencio, tampoco tenía mucho más que añadir.

Al ver como aquella mujer se reía la miré mal, fue una de esas miradas que de poder matarían, pero se acentuó más cuando acercó su rostro al de Hansel, era mi hermano por lo que me mantuve alerta de lo que pudiera hacer, no quería buscarnos problemas pero tampoco iba a permitir que le hiciera algo a su hermano. Le quería y haría cualquier cosa por tener que defenderle, aunque me costara, si hacía falta me enfrentaría a ella. Escuché su pregunta y entonces me fijé en las ropas que llevaba y en el carruaje, parecía ser alguien importante, alguien... ¿de la realeza? Tal vez, nunca había visto nada igual por lo que no podría estar segura de ello.

Seguí a aquella mujer ojiazul con la mirada mientras nos rodeaba con sus pasos y escuchaba como hablaba, realmente se creía superior, muy superior a nosotros. ¿Abandonarnos? ¿Nuestro padre? Él no haría eso ¿verdad? Se me hizo un nudo en la garganta y casi me puse a llorar, pero cerré los ojos con fuerza unos instantes para recobrar el valor. El apretón de Hansel y sus palabras me hizo volver a pensar con claridad, ¡claro que padre nunca nos abandonaría! Espera, ¿reina? ¿Aquella mujer era una reina? Fije mi mirada en ella intentando saber porque no había caído antes, todo aquel lujo y aquel posado tan superior la delataban ¿por qué había sido tan tonta de no darme cuenta antes?

Miró a ambos lados cuando la reina dijo que todo aquello le pertenecía, ¿de verdad era aquello suyo? ¿Incluso el lugar donde se encontraba nuestra casa? Negué con la cabeza, no, no era suyo, era mi casa, nuestra casa y el bosque era naturaleza pura, no podía pertenecer a nadie, era imposible, me negaba a creer en esa idea. Entreabrí los labios para hablar y contradecir aquellas palabras pero justo en ese instante vi como fijaba la mirada en mi, tragué saliva y decidí callar todas aquellas palabras que afloraban en mi cabeza, debía mantenerme fuerte y erguida, pero sobre todo callada, al menos en aquellos momentos. Nos acababa de ofrecer un trato, si nosotros la ayudábamos ella nos ayudaría a encontrar a nuestro padre, no me fiaba de aquello pero no había vuelta atrás Hansel lo había aceptado.

Miré a mi hermano con una pequeña sonrisa para que no se sintiera mal por lo que acababa de hacer, había actuado bien y cualquiera en su situación habría hecho lo mismo, lo único que quería era salir de esa situación y encontrar a padre, igual que yo, no podíamos permitirnos el lujo de no aceptar aquel trato que nos ofrecía. Además, aquella mujer parecía peligrosa y seguramente habría logrado de una forma u otra que la ayudáramos, pero esta vez sin que ella nos ayudara a nosotros. La última mirada que le dio su hermano la tranquilizó un poco, al igual que hizo que llevara la mano que tenía libre hacia su cuello para asegurarse de que la brújula seguía allí, estaba sana y salva y no permitiría que le pasara nada, teníamos que devolvérsela a padre cuando nos reencontráramos con él.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
♪♪ Love is in the air ♪♪:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Two Brothers:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Noah M. Stoner
Humanos
Humanos

Soy : Gretel
Mensajes : 215
Empleo /Ocio : Estudiante, medio comodín y ayudante de Haley
Edad : 21
Fecha de inscripción : 26/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: True North

Mensaje por Siobhan R. Mills el Jue Jul 26, 2012 11:38 am

¿Qué nunca les abandonaría? Para ella ya era suficiente abandono dejarlos solos en el bosque a merced de los animales que habitaban en él. Una cosa tenía que admitir, el chico tenía valor y eso consiguió que esbozara una sonrisa. – ¿Ah no? ¡Un padre nunca debería abandonar a sus hijos en el bosque! – Exclamó con un deje de furia en la voz. “A no ser que no le quede más remedio o se vea obligado” dijo una voz en su cabecita, pero se mantuvo allí, en su cabeza. No iba a exteriorizar ciertas cosas delante de esos dos mocosos. ¡No estaba tan loca!

Se quedó quieta por fin justo delante de los jóvenes cruzándose de brazos y meditando sobre la pregunta que le había hecho el chico. ¿Nada que fuera en contra de la ley? ¿Bromeaba acaso? – Yo soy la ley, querido. Todo esto es Gobernado por mí persona. Es imposible que hagas algo que vaya en contra de la ley si la que te lo pide soy yo, ¿no crees? – Le preguntó mirándole otra vez fijamente con sus ojos azules.

Sabía perfectamente que no se podía demorar demasiado pues ella la estaría esperando y Siobhan odiaba que la hicieran esperar, por lo tanto también odiaba hacer esperar a las demás personas, pero en especial a ella que era tan paciente, complaciente y buena. Se quedó unos segundos en silencio con una de las cejas arqueadas sin quitarle ojo encima al chico que irónicamente – al igual que su hermana – compartía color de ojos con ella. – Sólo necesito que recuperéis un objeto que me pertenece y me robaron… - Pausa necesaria para captar la atención (o quizás no) – Pero…, yo no puedo ir a recuperarlo. Soy demasiado grande… - Tomó a los chicos suavemente por los hombros y comenzó a guiarlos por el bosque. Suerte había tenido de qué la casa de la bruja ciega no estuviese lejos de allí. Además, sabía perfectamente que los chicos no se iban a negar, el reencontrarse con su padre dependía de ello. O eso creían ellos, por supuesto.

Después de haber caminado cerca de quince minutos, la reina aminoro sus pasos y apartó un arbusto, descubriendo la casa de jengibre y dulce de la bruja ciega. – Ella lo tiene. Está colgado de un clavo cerca de la chimenea… En una bolsa negra. – Les miró unos segundos. Seria y por primera vez desde que se había encontrado con los chicos su mirada no expresaba frialdad o dureza – Conseguidme esa bolsa y yo os devolveré con vuestro padre. Lo prometo – ¡Oh inocentes niños que aún creerían que les iba a devolver con su padre! Hubiese sonreído de no ser que no quería descubrirse. Además… ¿Quién decía que no a la reina?

Se estaba retrasando demasiado… ¡Maldición! Y ella esperándola…

- Pero… no toquéis nada. No comáis nada. Venced la tentación y coged únicamente la bolsa… Está ciega pero sabe perfectamente cuando alguien coge uno de sus dulces. Sobretodo sin son personas jóvenes… ¿lo habéis entendido? No me gustaría que os pasara nada… - Era tan buena actriz que incluso puso una cara de pena tan bien fingida que parecía real – Id y volved enseguida. – Les dijo acompañando las palabras con un gesto de su mano que les instaba a dirigirse hacia la casa.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Bring me her heart:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Siobhan R. Mills
Reina
Reina

Soy : La Reina
Mensajes : 168
Empleo /Ocio : Alcaldesa
Localización : Storybrooke, Maine. United States of America.
Fecha de inscripción : 05/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: True North

Mensaje por Everett N. O'Connor el Jue Jul 26, 2012 8:51 pm

Hansel se mordió la lengua al escuchar aquellas palabras provenientes de la Reina. ¡No podía hablar así de su padre, no lo conocía, no sabía nada de él! Por muy reina que fuera, no podía hablar así de los desconocidos. Pero, ¿y si los hubiera abandonado de verdad? ¿Y si su padre se había despertado un día, con el dolor aún de su mujer fallecida, y había decidido simplemente dejarlos atrás mientras él continuaba con su vida? No, Hansel no se lo podía creer, era demasiado imposible. Su padre les quería, les amaba, les cuidaba, les enseñaba a sobrevivir en el bosque. Si hubiera querido deshacerse de ellos, no les habría dado su preciada brújula, aquella misma brújula que llevaba Gretel colgada de su cuello. Debían mantenerla, ahora mismo, aparte de sus vidas, era su posesión más preciada.

Desde luego que la pregunta de Hansel había sonado estúpida, pero, ¿por qué la Reina les iba a pedir ese favor? Ella por sí sola presumía del poder que poseía, aquel poder que les iba a ayudar a encontrar a su padre. ¿Por qué no utilizaba ese poder para resolver su problema? ¿O es que la magia no podía con todo? Entonces dijo algo de recuperar algo que era de ella, que se lo habían robado y que no podía recuperarlo porque era demasiado ¿grande? Hansel hubiera empleado el término mayor, era más exacto, más específico.

Sintió un leve escalofrío cuando la Reina le tocó, tan leve que pronto se olvidó de él. Ahora los estaba tratando con amabilidad, ahora que les iba a hacer aquel favor. Miró a su hermana, como si le estuviera pidiendo perdón con la mirada, porque si le ocurría algo, si... tenían que hacer algo peligroso sería culpa de él, y de nadie más. Quizás habría sido más fácil haber dicho que no, y haber continuado esperando a su padre, sin embargo algo en su interior le decía que él no acudiría al lugar de encuentro, que tendrían que ser ellos los que tendrían que moverse. ¿Moverse de qué modo? Dejó de cavilar sobre esos temas, porque ahora lo que le preocupaba era adónde estaban yendo. Y al menos él, no habló durante todo el camino, estaba demasiado pensativo, demasiado concentrado.

La Reina comenzó a indicarles donde encontrarían aquel objeto tan codiciado por ella. Bolsa negra, colgada cerca de la chimenea... Parecía sencillo. Solo tenían que coger esa bolsa y dársela a la mujer, y así conseguirían estar con su padre. Entonces, la Reina les dio una advertencia: no tocar nada, no comer nada, vencer a las tentaciones, solo debían concentrarse en la bolsa. ¡Un momento! ¿Había alguien más en aquella casa? ¿Una persona ciega había dicho? Hansel no pudo evitar alzar una ceja con las últimas palabras de la mujer. No hablaba en serio, él lo sabía.

-De acuerdo... Y cuando le entreguemos la bolsa negra, nos llevará hasta nuestro padre -recordó Hansel.

No pudo evitar abrir muchísimo los ojos cuando observó más de cerca aquella casita... Si estaba viendo bien, ¡estaba hecha de dulces! Repentinamente, se le cerró el estómago. Por supuesto, los dulces eran algo que no comían los dos hermanos día a día. Respiró profundamente y agarró la mano de su hermana, que se había desprendido de ella cuando la Reina los llevó hasta ella. No, por muy deliciosa que pareciera aquella casita ya sabían lo que tenían que hacer. Y era extraño. A ojos de Hansel los dulces parecían similares entre sí, colores que no se diferenciaban mucho.

Poco a poco abrió la puerta de aquella casa, sin hacer apenas ruido y lo que se encontró dentro hizo que incluso la manzana que llevaba en su bolsa le diera asco. Le dedicó una mirada a Gretel, no, por muchos dulces deliciosos que hubieran delante de ellos, tenían que coger... ¡aquella bolsa! Estaba justo ahí, parecía tan fácil... Aún llevaba a su hermana de la mano cuando comenzó a dar unos pasos cortos y silenciosos. Parecía que la mujer ciega, la dueña de la casa, estaba durmiendo... Le hizo un gesto a su hermana con un dedo, indicándole que no hiciera ruido.

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Two Brothers:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Dulce y linda flor ê_e:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]//[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
Everett N. O'Connor
Humanos
Humanos

Soy : Hansel
Mensajes : 339
Empleo /Ocio : Profesor de Ciencias
Localización : Perdido por Storybrooke
Fecha de inscripción : 29/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: True North

Mensaje por Noah M. Stoner el Lun Jul 30, 2012 6:25 am

Al escuchar las palabras de la reina, levanté la vista y clave mis ojos en ella, cierto es que, a pesar de que eran del mismo color que los suyos, no causaban la misma sensación glacial, a pesar de ello daban a entender que, por encima de todo, estaba en desacuerdo con lo que acababa de decir. -¡Nuestro padre jamás nos abandonaría! - Dije prácticamente gritando, pero acto seguido me arrepentí y mordí mi labio inferior. Tonta, tonta, tonta, ¿y si aquello nos traía problemas? Miré a Hansel pidiéndole perdón con la mirada, pero sin bajar la cabeza por nada, no le daría el gusto a aquella mujer.

Después de aquello decidí tranquilizarme, no quería que por culpa de que me descontrolara por los sentimientos aquella única posibilidad de encontrar a nuestro padre desapareciera. Respiré hondo mientras escuchaba como explicaba que teníamos que hacer. Había algo en esas palabras que no me cuadraba, si realmente le habían robado con mandar a sus guardias era suficiente ¿no? bien acababa de decir que ella era la ley y, por lo tanto, no le dirían nada por hacerles entrar en una casa ajena a recuperar algo que era suyo. Pero... ¿Demasiado grande? ¿A que se referiría con ello? Suspiré, más me valía que dejara de pensar en esas cosas porque lo único que conseguiría sería comerme la cabeza.

En cuanto noté la mano de aquella mujer estuve a punto de deshacerme de ella, no me gustaba y no me sentía a gusto si me tomaba, sólo quería que me tomaran de esa forma Hansel y nuestro padre, eran las dos personas que más quería y en quienes más confiaba, pero tuve que aguantar aquel contacto mientras nos guiaba. Miré a mi hermano y le sonreí para que no se sintiera culpable, fuera lo que fuera que tuviéramos que hacer a continuación no era su culpa, había aceptado aquel trato por el bien de la familia, por nuestro bien, pero, sobre todo, por el bien de padre. ¿Donde estaría? Algo me decía que le había pasado algo y, por ello, no había acudido a nuestro encuentro ¿qué otra explicación había? Me negaba a pensar que realmente nos había abandonado.

Mientras la reina hablaba y nos explicaba que debíamos hacer para recuperar aquel objeto que parecía ser tan valioso para ella yo hice caso omiso a sus palabras. Aún seguía cavilando distintas posibilidades del porque nuestro padre no había acudido al encuentro, porque aquella mujer había hablado de aquella forma sobre él sin conocerlo y alguna cosa más que tenía en mi mente. Por suerte, escuché algunas palabras clave que, pensando un poco, logré saber que había una bolsa negra cerca de la chimenea, la cual supuse que era la que le habían robado, y que no debíamos comer nada. No entendía el porque pero me daba igual, sólo quería terminar aquello y volver a ver a padre, sólo eso.


-Exacto, una vez obtenga lo que tanto desea nos ayudará a encontrar a nuestro padre - dije apoyando las palabras que acababa de decir Hansel.

Nos fuimos acercando más y más a aquella curiosa casa y empezaba a entender porque no quería que comiéramos nada, bueno, el porque lo había dicho, era realmente complicado resistirse a todos aquellos dulces, con sólo ver aquella casa se me hacía la boca agua. La mano de mi hermano cogiendo la mía me hizo volver a la realidad por unos instantes, pero al estar delante de la puerta hice un movimiento inconsciente para tomar un poco de lo que parecía ser merengue, sin embargo no pude ya que Hansel entró en la casa y tuve que entrar tras de él.

Miraba mucho donde pisaba y como me movía, no quería hacer el menor ruido ya que había divisado a una persona delante de la chimenea que parecía estar dormida. Asentí ante el gesto de mi hermano, no haría el menor ruido, por encima de todo sería sigilosa. Pero, a pesar de ello, había algo que tenía captada mi atención, luchaba por resistirme pero era totalmente imposible. Sin darme siquiera cuenta de mis movimientos, solté la mano de Hansel y fui directa a la mesa, que estaba llena de dulces de toda clase, y tomé entre mis manos uno, no era el que me parecía más apetitoso porque todos eran apetitosos, pero era un cupcake que había llamado mi atención.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
♪♪ Love is in the air ♪♪:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Two Brothers:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Noah M. Stoner
Humanos
Humanos

Soy : Gretel
Mensajes : 215
Empleo /Ocio : Estudiante, medio comodín y ayudante de Haley
Edad : 21
Fecha de inscripción : 26/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: True North

Mensaje por Narrador el Lun Jul 30, 2012 12:55 pm

La bruja ciega. Siobhan había omitido un detalle, bueno les había advertido a Hansel y Gretel que no tocaran nada, no comieran, por mucho que les tentase, pero no les había dicho porque… El caso es que aquella mujer, aunque ciega… olía perfectamente y tenía un oído casi perfecto, sin embargo solo despertaba de su letargo cuando algún joven comía alguno de sus dulces.

Sí, para eso era aquella casa de Jengibre repleta de dulces. Para atraer a niños y jóvenes hasta su morada y encerrarlos para después meterlos en el horno y comérselos sin contemplación. Ella era así y nadie iba a cambiarla. Lo que no se esperaba era aquella inesperada visita. Una visita diferente a las demás, pues ellos venían con un objetivo marcado: recuperar la bolsa negra que tenía colgada en un clavo cerca de ella.

Es más, ni siquiera notó la proximidad de Hansel con ella. No notó ni su olor, así como tampoco sus movimientos, pero si que notó cuando Gretel tomó entre sus manos aquel delicioso y tentador cupcake. Sus ojos se abrieron de súbito y se volvió en el asiento clavándolos justo en la dirección de Gretel.

La puerta de la entrada se cerró, así como todas las ventanas, quedándose ambos encerrados allí y con aquella mujer que se levantó y sin demasiadas complicaciones los tomó a ambos (casi se diría que ni ciega era) y los arrojó dentro de un hueco que tenía una de las paredes donde los encerró tras una reja de hierro. Sonrió mostrando una boca desdentada y metió una de sus huesudas manos entre uno de los huecos que había entre las barras tomando un primero el brazo de uno y luego el del otro. Casi podrían haber jurado que era muda de no ser porque en ese momento hablo:

- Ya tengo cena para esta noche… - Se giró y fue a preparar el horno haciendo sonar las llaves que llevaba colgadas del cinturón. Tardo unos cuantos minutos (momento que los hermanos pudieron aprovechar para intercambiar susurros aprovechando que ella estaba ocupada) antes de volver hasta ellos y abrir la puerta dispuesta a coger a uno de los hermanos para meterlo en el horno….
avatar
Narrador

Mensajes : 36
Fecha de inscripción : 27/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: True North

Mensaje por Everett N. O'Connor el Lun Jul 30, 2012 10:33 pm

Cuando Hansel dejó de sentir el contacto de su mano contra la de su hermana, giró rápidamente para ver lo que le había dicho que no hiciera. ¿Para qué habían servido las advertencias de la Reina si después su hermana hacía todo lo contrario? Comprendía el hambre que le había embriagado a su querida hermana, comprendía que no hubiera hecho caso de aquel "consejo" de la Reina, pero... pero esa clase de persona cuando decía algo de tal calibre, era porque solía ser cierto. Estaba a escasos centímetros de coger aquella bolsa negra, pero entonces, la puerta de la casita de dulce se cerró con fiereza. ¿Qué estaba ocurriendo?

-¡Gretel! ¿Se puede saber que has hecho? -claramente, él había resistido a la tentación de coger un dulce, por mucho que le gustasen, por mucho que le llamasen la atención, por mucha hambre que tuviera. Estaban ahí para recuperar un objeto, un objeto que les iba a llevar hasta su padre (se podía decir así).

Hansel giró la cabeza hacia Gretel y vio que había cogido una cupcake. Su rostro expresaba el gran enfado que sentía en su interior, iba a decir algo, pero notaba una mirada a su espalda, o más bien que se dirigía a Gretel. Poco a poco, se movió y se encontró con unos ojos blancos, fríos, aún más fríos que los de la Reina y Hansel sintió miedo, muchísimo miedo. ¿Qué era lo que les iba a ocurrir? Estaban encerrados, completamente encerrados. Hansel no se podía mover debido al miedo que infundía aquella mujer, y como si nada, aquella mujer ciega los agarró a cada uno de un brazo y los llevó hacia una especie de jaula, que le recordó a Hansel a una que utilizaban para cazar conejos. Sintió un escalofrió cuando los encerró, ¿qué pretendía hacer con ellos?

El joven muchacho no pudo reprimir una mueca de asco cuando la mujer abrió la boca y enseñó su desdentada boca (quizás a causa de comerse todos los dulces que tenía en la casa), el aliento no mejoraba la cosa, por lo que cuando habló, Hansel tuvo que echarse un poco hacia atrás (lo poco que pudo) para evitar aquel olor. Entonces, cuando escuchó sus palabras, abrió los ojos sorprendido. ¿Como que cena para esa noche? Hansel sabía exactamente a lo que se refería, pero no se lo podía creer. ¿La Reina sabría todo eso y aún así los había mandado a tal misión? Se estremeció ligeramente. Ahora no era momento para pensar en eso, sino en pensar cómo salir de aquella jaula. Le dedicó una mirada a Gretel cuando la mujer se separó de ellos, los soltó al fin.

Escuchó el tintineo de las llaves que llevaba la mujer en su cinturón y se lo indicó a su hermana. Seguía enfadado con ella, por su cabezonería, así que aprovechó el corto tiempo para decírselo abiertamente.

-¿Cómo se te ocurre comer cuando se nos ha dicho todo lo contrario? -replicó con su voz más seria-. Mira Gretel, sé que todo esto... Es difícil, pero hay que ser fuertes. ¿Lo entiendes? Por padre, para poder volverlo a ver -le dio un corto abrazo para que no se entristeciera ni agachase la cabeza. Después, se separó de ella y le señaló las llaves tintineantes-. Tenemos que coger esas llaves a la primera oportunidad, y salir de aquí como sea. No sin antes coger la bolsa negra, la bolsa negra es lo más importante...

La mujer regresó y Hansel no pudo evitar sentir repugnancia, pura repugnancia hacia aquella persona. Tenía miedo sí, pero... La repugnancia superaba aquello. Abrió la puerta y notó como lo agarraba de un brazo y lo sacaba de aquella jaula para niños. Comenzó a temblar, él iba a ser el primer plato... Entonces, con unos reflejos que acababa de descubrir, agarró las tintineantes llaves y se las lanzó a su hermana, diciéndole con la mirada que no se pudiera nerviosa, que todo iba a ir bien.

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Two Brothers:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Dulce y linda flor ê_e:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]//[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
Everett N. O'Connor
Humanos
Humanos

Soy : Hansel
Mensajes : 339
Empleo /Ocio : Profesor de Ciencias
Localización : Perdido por Storybrooke
Fecha de inscripción : 29/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: True North

Mensaje por Noah M. Stoner el Mar Jul 31, 2012 7:24 am

Aquel cupcake me llamaba, en mi interior había una voz que me decía una y otra vez que me resistiera, que lo hiciera por Hansel y por padre, pero que no probara ni un bocado de aquel delicioso pastelito, sin embargo, otra parte de mi me empujaba a morderlo, a saborearlo y disfrutarlo. Sin duda alguna aquella segunda parte que me empujaba a comer aquel dulce ganó, le di un bocado y, acto seguido lo solté como si me diera asco. El cupcake no me daba asco sino yo misma, ¿por qué lo había hecho? Debía haber aguantado, quería volver a ver a Padre y... ¿¡Hansel!? Me giré de golpe, estaba casi agarrando la bolsa pero aquella mujer había despertado.

Me encontré con aquellos ojos blancos que poseía la mujer allí anteriormente dormida y un gran escalofrío me recorrió toda la espalda, aquello era el miedo, un miedo como nunca antes había sentido, ni siquiera cuando vi que padre no llegaba al lugar acordado. Temía perder a Hansel, al único que me quedaba en aquellos momentos. Miré a mi alrededor, las ventanas y la puerta se habían cerrado, nos habíamos quedado totalmente encerrados en aquella casa de jengibre. El miedo me paralizaba y eso ayudó a que me encerraran junto a Hansel en una jaula en la pared. Todo se había complicado por mi culpa, de no haber sido por mi estaríamos de camino a ver a la reina y ella nos ayudaría a buscar a nuestro padre.

Estaba tan preocupada en auto-regañarme que no me di cuenta de la boca desdentada que tenía aquella mujer, simplemente me si cuenta de que estaba allí delante nuestro, pero mi mirada estaba fija en el suelo. Lo que sí me sacó de ese estado fueron sus palabras, ¡nos iba a cocinar! Empecé a temblar de miedo, pero mas que de miedo era por impotencia, quería salvar a Hansel, yo merecía estar allí dentro, pero él no, siempre se había preocupado por mi y me cuidaba lo mejor que sabía, yo le había fallado y de eso no tenía la culpa, no tenía porque pagar por mis errores.


-Pero... -me quedé callada unos segundos sin saber que decir. -L-Lo siento... No quería pero... - No sabía que decir, no habían excusas que perdonaran aquel comportamiento en mi, tenía ganas de llorar pero no me permitiría ese lujo, debía ser fuerte y hacer que, por lo menos, él saliera de allí sano y salvo. Noté como sus brazos me rodearon y no pude hacer otra cosa que corresponder al abrazo, sabía que estaba enfadado pero aún así se preocupaba por mi. Suspiré. -Sí, las llaves - dije casi en un susurro para que aquella mujer no la escuchara -Intentaré que me coja a mi antes y te las titaré para que puedas salir. - Asentí con la cabeza convencida de ello momentos antes de que abriera la puerta de la jaula, intenté ponerme delante de Hansel pero debido al poco espacio que había me fue imposible y terminó por cogerle a él.

Intenté salir detrás de mi hermano sin que me escuchara, pero ella cerró la puerta antes de que me diera tiempo, lo único que hice fue sacar los brazos entre los barrotes para así poder tomar la llave que me lanzó, una vez entre mis manos sólo tuve que abrir la puerta, sin hacer ruido, de la forma más sigilosa que pudiera. Me acerqué a ellos por detrás y, contando con el factor sorpresa, empujé a la bruja hacia la bandeja que iba a entrar al horno. Miré a Hansel, los dos sabíamos que hacer en ese punto así que empujé con todas mis fuerzas para que entrara en el horno y, mientras dejaba que él cerrada la puerta fui a coger la bolsa negra.
-¡La tengo!

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
♪♪ Love is in the air ♪♪:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Two Brothers:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Noah M. Stoner
Humanos
Humanos

Soy : Gretel
Mensajes : 215
Empleo /Ocio : Estudiante, medio comodín y ayudante de Haley
Edad : 21
Fecha de inscripción : 26/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: True North

Mensaje por Everett N. O'Connor el Mar Jul 31, 2012 11:35 pm

Gretel tenía buenas intenciones, dejarse atrapar por la bruja y coger las llaves que tintineaban en su cinturón. Pero no pudo ser, y por mucha valentía que hubiese demostrado su hermana, Hansel no iba a permitir que su hermana corriera tal riesgo. Se dejó agarrar por la mujer ciega que aunque no lo pareciera tenía mucha fuerza, y opuso un poco de resistencia para que no lo llevase hasta el horno. La mujer le tenía bien agarrado y cada vez notaba el fuego más y más cerca, ¿por qué hacía tanto calor? Observó las llamas moverse, como si estuvieran esperándolo y durante unos instantes sintió miedo, llegó a creer que no lo iban a conseguir y que la mujer lo iba a echar a aquel horno para cocinarlo y después comérselo. ¿Sería aquel su fin?

Pero entonces notó a su hermana detrás de él y la miró impresionado, había aprovechado una pequeña oportunidad. Se sentía orgulloso de Gretel, era valiente, como él. De repente, su hermana empujó a la mujer de ojos blancos como la nieve al horno, Gretel le miró, Hansel la miró y ambos asintieron a la vez. Hansel fue directo a la puerta del horno, haciendo caso omiso a los alaridos de dolor de la mujer ciega y cerró la puerta del horno. Estaba respirando entrecortadamente por los nervios del momento, por el miedo a lo desconocido, a lo que iba a pasar. Hansel puso el seguro, para que la puerta no se volviera abrir jamás y dejó que aquella mujer que se los había intentado, ardiera en el horno.

-¡Perfecto! ¡Vamos Gretel! No quiero estar más tiempo en esta casa endemoniada -dijo Hansel bastante serio mientras tomaba a su hermana de la mano y la llevaba corriendo para salir de aquella casa. Su hermana se había encargado de coger aquella bolsa negra, su esperanza, por así decirlo, su opotunidad para volver a encontrarse con su padre, estuviera donde estuviera.

Siguió tirando del brazo de su hermana hasta que llegó a la puerta y le dio un golpe con su hombro y brazo, para tirarla abajo. Sorprendentemente, todo estaba abierto y tranquilo. Antes de salir, observó de nuevo y por última vez el interior de la casita de dulces. El estómago le rugió y recordó la manzana que llevaba en su bolsa. Los gritos de la mujer ya parecían lejanos, por lo que volvió a tirar del brazo de su hermana y ambos se alejaron de aquella endemoniada casa. Durante aquellos instantes, en los que ya sabía que no iba a morir, en los que se consideraba como "salvado", se permitió pensar y recapitular lo sucedido. Aquella mujer ciega... era una bruja, esa fue la primera conclusión a la que llegó Hansel, por lo que el arrepentimiento de haber matado a otra persona se redujo ligeramente. ¡Había sido por supervivencia! ¡Se los quería comer! Entonces recordó que la Reina también era una bruja, ¿y qué decían de las brujas? Que uno nunca podía fiarse de ellas.

Dejó de correr en cuanto se internó un poco al bosque, esperando que la mujer de cabellos rubios apareciera. De mientras, aprovechó para abrazar fuertemente a su hermana, para demostrarse a sí mismo que habían salido de allí.

-Ya todo está bien, todo tiene que salir bien a partir de ahora...

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Two Brothers:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Dulce y linda flor ê_e:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]//[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
Everett N. O'Connor
Humanos
Humanos

Soy : Hansel
Mensajes : 339
Empleo /Ocio : Profesor de Ciencias
Localización : Perdido por Storybrooke
Fecha de inscripción : 29/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: True North

Mensaje por Siobhan R. Mills el Miér Ago 01, 2012 9:22 am

Por supuesto que Siobhan se encontraba allí. Observando a los hermanos que caminaban por el bosque. Sus ojos azules fueron a parar en la bolsa que cargaba Hansel en una de sus manos. Incluso desde la distancia podía sentir el peso de su contenido en la palma de su mano e incluso el rojo vivo de aquella manzana que se encontraba en su interior. Esbozó una media sonrisa. Hizo un gesto con las manos, levantándolas, ordenándoles así a sus guardias que permanecieran donde estaban. Ella misma y sola se encargaría de aquello.

Vaya par de ingenuos. ¿De verdad creían que una persona como ella iba a devolverles a su padre, así sin más? No…, para nada. Siobhan podría haberles ofrecido todo lo que siempre hubieran deseado, pero estaba claro que lo único que esos jóvenes querían era volver junto a su padre. Ser una familia.

Odiaba las familias. Las odiaba porque la suya nunca la había hecho feliz y la había metido en otra familia que tampoco conseguía hacerla feliz. Su familia la había apartado de lo único que había amado en la vida y lo habían alejado de ella. La familia… apestaba en opinión de Siobhan.

Apareció de entre los árboles frente a ellos. Hansel llevaba la bolsa de tela negra a la cual los ojos color hielo de Siobhan enseguida se dirigieron. – Vaya, vaya… Habéis demostrado ser valientes y útiles aunque… ¿no os advertí de que no comierais nada? – Preguntó desviando sus ojos hacia la pequeña Gretel – De todos modos… habéis acabado con una amenaza para muchos niños perdidos o abandonados, deberíais estar orgullosos…

En su rostro se formó una sonrisa al tiempo que extendía la mano y por arte de magia la bolsa que tenía Hansel en una de sus manos llegó hasta su palma. La mujer la observó embelesada como si por un momento los niños hubiesen dejado de existir. Podía notar entre sus manos la forma del objeto que contenía. Podía sentir su poder vibrar en su mano.

Poder.

Levantó la mirada hacia los hermanos con una leve sonrisa – Gracias… - Parecía que iba a decir algo más, con su otra mano acariciaba la tela de la bolsa bajo sus dedos – Un último consejo… Nunca os fiéis de una mujer con poder… y ahora tengo asuntos de importancia que atender… – Su gesto se torció en una sonrisa cruel antes de tomar con la mano libre la capa y desaparecer después de hacer un leve movimiento, creando una especie de corriente de aire que empujo a los hermanos, que pudieron comprobar que les había dejado solos.

Completamente solos.


Por mi parte la trama ha finalizado. Podéis rolear un desenlace si así lo deseais.
A partir de este momento podéis rolear como Hansel y Gretel en este subforo abriendo vosotros mismos tema si quereís

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Bring me her heart:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Siobhan R. Mills
Reina
Reina

Soy : La Reina
Mensajes : 168
Empleo /Ocio : Alcaldesa
Localización : Storybrooke, Maine. United States of America.
Fecha de inscripción : 05/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: True North

Mensaje por Noah M. Stoner el Sáb Ago 04, 2012 8:24 am

Aquella mujer ciega ardía en el horno y sus gritos desesperados para que le abriéramos la puerta eran como un murmullo incesante de fondo, nada importante, no debía hacerle caso o sucumbiría antes mis buenas intenciones, a pesar de que hubiera querido comerse a mi hermano. Sacudí la cabeza, debía alejar todos aquellos pensamientos de mi cabeza, no podía mostrar bondad con aquella persona que seguramente se habría comido centenares de niños perdidos o abandonados.

Una vez con la bolsa entre las manos la abracé, era la única cosa que podía hacer que nos reencontraramos con nuestro padre, aún así no estaba segura de ella. -Sí, vamonos. - Respondí a mi hermano mientras le daba la bolsa negra y salíamos de la casa, no sin antes él tirar la puerta abajo, aunque habría sido más sencillo coger, de nuevo, las llaves y abrirla o algo, al menos eso creía yo. Corría al lado de Hansel mientras él tiraba de mi brazo, parecía que, al igual que yo, quería alejarse de aquella dulce casa.

Una vez adentrados en el bosque y lejos de aquel lugar bajamos el ritmo de nuestros pasos y, de pronto, me vi abrazada a Hansel, hundí mi rostro en su pecho, en cierto modo tenía miedo, ¿qué iba a pasar? Esperaba que la reina apareciera, nos ayudara a encontrar a padre y, los tres, volviéramos a nuestra casa como la familia feliz que éramos. Confié en las palabras de Hansel esperando que fueran verdad, que tuviera razón y que todo saliera bien.

La reina llegó y estuvo hablando de cosas sin importancia, al menos para mi, en aquellos momentos sólo importaba el que nos ayudara a encontrar a nuestro padre por lo que el que me recriminara que comiera un bocado de aquel cupcake y explicara que habíamos acabado con una amenaza como la que era aquella mujer ciega me importaba poco y menos, quería a mi padre, quería ver a mi padre sano y salvo en aquellos momentos. En cuanto tomó la bolsa negra y dio las gracias empecé a hacerle más caso, para desgracia nuestra se fue dejándonos a los dos solos. Me quedé petrificada, sin saber que decir por unos segundos, no me lo creía, aquello era una pesadilla, seguro, una pesadilla de la que despertaría.

Las lágrimas bajaban lentamente por mis mejillas sin que pudiera evitarlo, aquello había sido la gota que colmaba el vaso, no conseguir volver a ver a padre y que aquella señora nos dejara en el bosque a nuestra suerte. -E-Estamos... - Balbucee sin atreverme a decir la segunda palabra mientras buscaba abrazarle de nuevo, buscando consuelo en él.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
♪♪ Love is in the air ♪♪:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Two Brothers:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Noah M. Stoner
Humanos
Humanos

Soy : Gretel
Mensajes : 215
Empleo /Ocio : Estudiante, medio comodín y ayudante de Haley
Edad : 21
Fecha de inscripción : 26/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: True North

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.