Conectarse

Recuperar mi contraseña


¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 49 el Miér Dic 05, 2012 2:27 am.







Últimos temas
» DNA: Omega Evolution (Afiliación Elite)
Jue Nov 14, 2013 11:52 pm por Invitado

» fairy tales returns elite
Vie Oct 18, 2013 9:50 am por Invitado

» Ciudad Silenciosa (Cazadores de Sombras RPG) ~ Afiliación Elite
Dom Ago 04, 2013 4:28 am por Invitado

» ¡REVIVAMOS STORYBROOKE!
Sáb Ago 03, 2013 9:00 am por Evelynn Stratford

» Creando Mundos [Normal]
Vie Ago 02, 2013 2:37 pm por Invitado

» Registro de nombre y apellido
Lun Jul 29, 2013 12:46 pm por Adah S. Hunter

» Registro de Empleo
Lun Jul 29, 2013 12:45 pm por Adah S. Hunter

» Registro de avatar
Lun Jul 29, 2013 12:41 pm por Adah S. Hunter

» Adah Samantha Hunter {ID}
Lun Jul 29, 2013 12:37 pm por Adah S. Hunter







Fateful



¡Vótanos!

Time to Pretend

Ir abajo

Time to Pretend

Mensaje por Steffan N. Cartwright el Miér Jul 11, 2012 8:02 am

Dulce brisa matutina. Sólo los dioses saben por qué Steffan estaba ahí, en pleno amanecer, en la playa con el agua hasta su pecho. Parecía una boya, de esas que flotan en el mar. Simplemente había ido, algo lo había llamado hacia la playa poco frecuentada por él. En medio de su plácido sueño, sus ojos azules se habían abierto repentinamente y de ahí, deambuló por su casa sin hacer nada. Le asaltó de repente las ganas de nadar. Hace mucho que no lo hacía, hasta podría decir que se le había olvidado que existía el agua. En fin, a esas horas había cargado con una chamarra gruesa, sus pantalones y su traje de baño. Encendió su motocicleta y emprendió el trayecto que lo llevaría hasta la fina arena. Como siempre, fue a toda velocidad y sabía que despertó a varios habitantes de Storybrooke, luego le llegaría una queja por parte del Sheriff. Todos sabían que Cartwright era el único capaz de ir a semejante velocidad en semejante motocicleta.

Así fue. La brisa era cálida, con olor a sal y a libertad, el agua parecía tener vida propia. Se quitó sus gastados y viejos Converse para sentir la arena. Se sentó en ella durante unos minutos, cerrando sus ojos para despejar su mente. Comenzó a caminar hacia la línea que las olas formaban. Se quitó sus pantalones de mezclilla, su camiseta y se metió al agua sin pensado dos veces. Observó ensimismado los colores del cielo, del sol que apenas y se asomaba. Sonrió para sí, pensando que debía traer a su amiga Willow a la playa a esa hora para alegrarle su existencia un poquito más que por estos días, era muy gris y triste su humor.

Nadó, se sumergió, esquivó y saltó olas. Pasó media hora y el seguía ahí como niño pequeño que conocia por primera vez el mar. Pero parecía encontrar en él a un viejo amigo. ¿Acaso solía ir con sus padres a la playa? No lo recordaba. Lo último que podía recordar sobre ellos era un abrazo, la cuenta bancaria y lágrimas. Todo eso era difuso, el daba por sentado que se habían ido a recorrer el mundo cuando Steffan cumplió los 18. Escuchó un ligero ruido y tuvo que voltearse gracias a la deficiencia auditiva de su oído izquierdo, efectivamente alguien estaba chapoteando en la arena, donde las olas se arremolinan a los pies. Sacó su cabeza del agua y la agitó dejando que gotas de agua salieran de su cabello humedecido. Observó fijamente a la chica. Carraspeó un poco al ver de quién se trataba. Era Azula. Al parecer no había advertido la presencia de Nathaniel ahí, por lo que el chico siguió en su asunto: nadar y nadar.

_________________


¿En serio? :
avatar
Steffan N. Cartwright
Realeza
Realeza

Soy : Príncipe Eric
Mensajes : 87
Empleo /Ocio : Redactor en el periodico.
Fecha de inscripción : 28/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Time to Pretend

Mensaje por Azula L. McDonald el Miér Jul 11, 2012 3:15 pm

Era domingo y aun así la alarma de su despertador había sonado. La música le rompía los tímpanos y un rayo de sol naciente que entraba por la ventaba le daba justo en el ojo. No tuvo que mirar la hora para saber que eran las 6.30. Hundió la cabeza en la almohada para tratar de conciliar el sueño de nuevo. El único día que tenía libre y se olvidaba de cancelar el despertador, típico, esa clase de cosas le pasan a la gente despistada todo el tiempo y Azula estaba entre ellas. El problema es que sabía que no podría volver a dormirse, nunca lo lograba, una vez que estaba despierta dormir era una opción solo para la siesta.

Se le paso por la mente despertar a Willow para tener algo que hacer, pero se arrepintió al instante, no quería arruinarle la mañana, además se veía tan pacífica en sus sueños. Se sentó cruzada de piernas en su cama y cogió al Pippo, el también estaba dormido, de hecho, se estaba poniendo muy cómodo sobre sus piernas. Se levantó antes de tener al hurón dormido sobre ella. Azula no dudo ni un momento en ir a cambiarse, si iba a estar despierta de seguro no iba a ser encerrada en ese piso, no mejor salía a caminar, tal vez encontraba algo interesante en el camino. Cogió apenas un bolso pequeño en el que solo guardo su móvil, dinero y un libro, no necesitaba nada más.

Se detuvo en la entrada a la playa, no es que le gustara demasiado, de hecho ni siquiera soportaba la arena pero se veía tan solitaria y calmada, como si le faltara algo, casi como si fuera falsa. Por primera vez hizo las cosas lentas, se quitó las converse y las guardo en el bolso. Se quedó unos minutos mirando el amanecer durante un momento y luego simplemente lo hizo. Hecho a correr hasta la orilla, sintiendo la arena molesta y rasposa en sus pies. Cuando ya el agua le mojaba los pies, se sentó, con su pantalón negro sobre toda la arena mojada, sabiendo que nada bueno iba a salir de eso.

Y ahí se quedo mirando el sol y haciendo pequeñas montañas que el mar se encargaba de destruir sin problema. No hubiera notado nada de no ser porque un ruido inusual llego a sus oídos. Alzó la vista y se encontró con Steffan. Suspiró aburrida, se le acababa de terminar su paz de hacer castillos. Lo ignoró como si tal cosa, siguió con sus montañas mientras él solo nadaba.

_________________

Azula
→ ¡Siempre llegaras alguna parte si caminas lo suficiente!
'BY JOSSIEASLEY ©'
avatar
Azula L. McDonald
Chicas de Storybrooke
Chicas de Storybrooke

Soy : Lalalala / Niñera y estudiante
Mensajes : 69
Fecha de inscripción : 27/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Time to Pretend

Mensaje por Steffan N. Cartwright el Jue Jul 12, 2012 7:07 am

Seguía nadando cuando aló la vista al horizonte. Se preguntó si habrían delfines más allá, dudando un poco de la fauna de la Playa. Mínimo deberían de haber peces, estrellas de mar y uno que otro camarón. encogió sus hombros al sentir la brisa que le pegaba en la espalda, haciendole sumergirse de nuevo. Realmente estaba disfrutando esos momentos acuáticos, la paz estaba en todos lados. le entraron ganas de correr por toda la orilla del mar hasta cansarse pero decidió seguir flotando de acuerdo al vaivén de las olas. Un domingo que estaba iniciando bastante bien, después de esto podría pasar a desayunar algo y de sólo pensar eso, su estómago gruñó levemente. Solía pasarse los domingos dormido o leyendo encerrado en su casa, la cual estaba un poco retirada de Storybrooke, así que ese Domingo lo empezaba con el pie derecho y mejoraría conforme transcurrían los minutos.

Pasaron más de 10 minutos hasta que carraspeó y reuniendo sus fuerzas, decidió encaminarse hacia donde la chica rubia estaba sentada, muy atenta a sus castillos de arena que el mar destruía en cuestión de segundos. Salió de las olas cual dios griego como cualquier chico : empapado y tirireando un poco, aunque siempre con su porte elegante. Mientras seguía dando pasos, iba exprimiendo el exceso de agua de su ropa. La arena se le pegaba en las piernas y pies, la primera cosa incómoda que había encontrado en esa mañana. El aire se había tornado un poco más frío, dejando de lado la calidez veraniega. Estornudó un par de veces y giró su cabeza hacia la derecha, para escuchar mejor el sonido tranquilizante de las olas. Pasó una mano por su cabello que lucía aún más oscuro, algunas gotas salpicaron la arena después de que su cabello volviera a estar despeinado.

Al llegar junto a ella reprimió el instinto de asustarla, probablemente se lo tomaría a mal. Se limitó a sonreírle encantadoramente, alzando levemente una ceja y mirándola fijamente. Los ojos aguamarina de ella sostuvieron la mirada de él. - ¿Te molestaría que me sentara junto a ti?- preguntó cortesmente, dejando de lado su actitud de casanova que solía tener para con ella. No borró su sonrisa, aunque si su aire egocéntrico. Con una mirada rápida, verificó que su motocicleta estuviera donde la había dejado y volvió a mirar a su acompañante, esa chica que no le tenía miedo a nada.

_________________


¿En serio? :
avatar
Steffan N. Cartwright
Realeza
Realeza

Soy : Príncipe Eric
Mensajes : 87
Empleo /Ocio : Redactor en el periodico.
Fecha de inscripción : 28/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Time to Pretend

Mensaje por Azula L. McDonald el Vie Jul 13, 2012 1:19 pm

Le sorprendió la forma de dirigirse y al mismo tiempo le gusto. Si bien se llevaba bien con Steffan siempre tenía sus roces con él por su actitud egocéntrica y mujeriega, que ella odiaba en todos los chicos. Le deolvio la sonrisa, mientras destruía una de sus montañas para que el pudiera sentarse más a gusto. Claro que, fue un gesto inútil, ya que de todas formas el agua la hubiera destrozado solo dos minutos después — Claro que no, acomódate —respondió y notó como tiritaba—. Te ofrecería algo pero no creo que mi abrigo te quepa, o tal vez si, estas bastante delgado —comentó como si nada, mientras le mostraba el montonsito alejado del agua que eran su campera y cartera. Se encogió de hombros y miro el cielo, el sol ya había llegado a su punto, alumbrando la playa por completo. No tardaría mucho hasta que el frío pasara.

También vio como miraba la motocicleta. A Azula siempre le habían gustado, tanto las motos como los autos, la velocidad era algo que le fascinaba, la hacía sentir libre, al igual que las alturas. Por esto siempre había deseado viajar a en avión, aunque, su mente parecía nublarse cada vez que se le ocurría salir de Storybrooke, como si esa opción fuera muy remota. No entendía de todo el sentimiento pero allí estaba, apareciendo cada vez que su deseos de "escapar" llegaban. Y así era con la mayor parte de las cosas, se sentía confundida, como si hubiera algo que rellenar, sobretodo últimamente, como si le hubieran robado algo. No tenía ningún sentido ya que los robos no eran parte de Storybrooke aunque aún así...

Miró a Steffan y, aun con la sonrisa en el rostro, no evito que su curiosidad saliera a flote - ¿Qué haces aquí a estas horas? No es normal ver a alguien en la playa un domingo por la mañana, ni siquiera creo que sea tan normal ver gente despierta — recapacitó— ¡y no lo digo solo porque soy de las que duermen Okey, si lo digo por eso pero, aun así, ¿quién querría levantarse temprano un domingo? —preguntó un poco para el chico, un poco al aire y, también, un poco para ella misma. Hundió las manos en la arena, intentando hacer una montaña más grande, aunque lo único que logro fue que la hoja que pensaba usar como puerta del castillo se perdiera en el agua.

_________________

Azula
→ ¡Siempre llegaras alguna parte si caminas lo suficiente!
'BY JOSSIEASLEY ©'
avatar
Azula L. McDonald
Chicas de Storybrooke
Chicas de Storybrooke

Soy : Lalalala / Niñera y estudiante
Mensajes : 69
Fecha de inscripción : 27/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Time to Pretend

Mensaje por Steffan N. Cartwright el Vie Jul 13, 2012 4:48 pm

No había notado que su titiriteo había aumentado al sentir el choque del frío aire. Al escuchar la respuesta afirmativa de la castaña, Steffan sonrió de nuevo. Al menos no
lo repelió inemdiatamente como otras veces, aunque debía admitir que era divertido tener esas peleas con ella. Lentamente y tratando de no mojarla, se sentó a escasos centímetros de ella, casi juntitos.. Escuchó la oferta de Azula y negó con la cabeza, sonriéndole y negando también con su mano derecha. - No te preocupes. - comentó en un tono ligero y despreocupado. Era un chico sano, no le preocupaban las enfermedades y el aire se sentía bien. Le hacía sentir vivo. Observó atentamente cómo la chica trataba de reconstruir su castillo, el cual seguía viendo su fin en la marea que subía.

Rió ligeramente. Sí, él también creía increíble el hecho de que alguien más estuviera despierto a esa hora tan temprana y más aún, que alguien fuera a la playa. Muchos tendrían miedo o simplemente flojera de ir. ¡Era Domingo, por todos los cielos! Encogió sus hombros, saliendo de sus pensamientos. - Bueno, usualmente los domingos los ocupo para no hacer nada. - confesó mientras pasaba una mano por su cabello.Esos días eran en los que se olvidaba del trabajo, de sus amigos, de todo. Eran para él. - Desperté de repente y heme aquí. murmuró sin despegar sus ojos del cielo, el cual le estaba dando un bonito espectáculo de matices azulados y anaranjados. Posó su mirada de ojos azules en ella y ladeando ligeramente su cabeza, entrecerrando sus ojos. ¿y tú? Imagino que se te fue el sueño -
trató de adivinar mientras jugueteaba con la arena que se la había quedado pegada en sus piernas.

Se arrodilló y, estirando su mano, con sus dedos logró hacer una profunda curva que rodeaba el espacio necesario para construir algo de buen tamaño. Esperó unos segundos y, cuando el agua vino, ambos vieron como se desviaba siguiendo la curva trazada en la arena. El espacio había quedado intacto. Azula lo miró y el le guiñó un ojo. - Así no se destruirá nada- murmuró alzando su vista hacia el cielo que poco a poco se tornaba más azul. Los rayos del sol se asomaban timídamente a través de algunas nubes.

Cartwright volvió a levantarse de un solo salto, manteniendo el equilibrio y sin aventar arena hacia ninguna parte. Ofreció su mano hacia Azula, como el caballero que solía ser. Sí, podría ser mujeriego pero siempre trataba a las mujeres como lo que eran: unas damas que merecían respeto. - ¿Te apetece nadar?- preguntó cortesmente mientras le sonreía abiertamente, con su mano extendida y el mar enfrente de ellos dos.


_________________


¿En serio? :
avatar
Steffan N. Cartwright
Realeza
Realeza

Soy : Príncipe Eric
Mensajes : 87
Empleo /Ocio : Redactor en el periodico.
Fecha de inscripción : 28/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Time to Pretend

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.