Conectarse

Recuperar mi contraseña


¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 49 el Miér Dic 05, 2012 2:27 am.







Últimos temas
» DNA: Omega Evolution (Afiliación Elite)
Jue Nov 14, 2013 11:52 pm por Invitado

» fairy tales returns elite
Vie Oct 18, 2013 9:50 am por Invitado

» Ciudad Silenciosa (Cazadores de Sombras RPG) ~ Afiliación Elite
Dom Ago 04, 2013 4:28 am por Invitado

» ¡REVIVAMOS STORYBROOKE!
Sáb Ago 03, 2013 9:00 am por Evelynn Stratford

» Creando Mundos [Normal]
Vie Ago 02, 2013 2:37 pm por Invitado

» Registro de nombre y apellido
Lun Jul 29, 2013 12:46 pm por Adah S. Hunter

» Registro de Empleo
Lun Jul 29, 2013 12:45 pm por Adah S. Hunter

» Registro de avatar
Lun Jul 29, 2013 12:41 pm por Adah S. Hunter

» Adah Samantha Hunter {ID}
Lun Jul 29, 2013 12:37 pm por Adah S. Hunter







Fateful



¡Vótanos!

Y después de la biblioteca...[Tomas]

 :: Alrededores :: Parque

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Y después de la biblioteca...[Tomas]

Mensaje por Nereida A. Mellington el Sáb Sep 01, 2012 10:44 am

No pude evitar sonreír, al parecer eso era algo que no podría dejar de hacer en toda la noche, pero es que realmente me lo estaba pasando bien. De verdad estaba disfrutando de su compañía. Eso era algo indudable, o por lo menos yo no lo cuestionaba. ¿Cómo iba a hacerlo? Me encantaba pasar el tiempo al lado de Tomas. Me lo pasaba muy bien con su compañía.

Era cierto que yo era la que había dicho que no quería hablar del tema, que quería hablar de otra cosa, pero eso no quitaba que ya no pensara en eso,  seguía haciéndolo, pero quería darme una tregua, disfrutar simplemente de su compañía, del momento. Como una vez me dijeron, y esta frase la he oído desde entonces en innumerables ocasiones, carpe diem. Disfruta del momento, vive la vida...y cualquier otro sinónimo que se nos ocurra.

Y eso es justo lo que pensaba hacer, aprovechar el tiempo. No pensaba desperdiciar ni un segundo a su lado. Porque realmente me gustaba estar a su lado, por alguna razón disfrutaba de su compañía más de lo que disfrutaba con muchas personas. Mordí mi labio inferior y sacudí la cabeza. Sí, desde luego tendría que llamar a Noah y hablar con ella. Quizás escuchar las palabras de mi amiga me ayudara, lo que sí estaba segura era de que me sentaría bien hablar con ella, contarle lo que me estaba ocurriendo, desahogarme y escucharlo en voz alta, que mis palabras no se quedaran simplemente en mi cabeza.

Me sentaría bien, de eso estaba más que segura. Noah sabría ayudarme. O al menos eso esperaba, porque realmente no sabía lo que me pasaba. Mordí mi labio inferior, nerviosa y suspiré. Coloqué mi cabello sobre uno de mis hombros, dejando el otro libre y continué caminando, entrelazando mis dedos con los suyos, caminando más rápido. Casi como si simplemente deslizáramos nuestros pies.

Me giré cuando me haló, para mirarlo a la cara, a los ojos, para clavar mi mirada en la suya. Estaba segura que si en ese momento hubiera estado bebiendo algo me habría atragantado. ¿De nosotros? ¿Nosotros? Tragué saliva y sacudí la cabeza. Y es que por un momento mi mente me traicionó y no pude evitar pensar que no sonaba tan mal. Al revés, pensé que ese nosotros sonaba muy bien.

-Muy bien-le dije-Realmente bien. Me gusta estar a tu lado, quiero decir me gusta disfrutar de tu compañía-me encogí de hombros-No sé, tengo la sensación de que me podría estar hablando contigo durante horas y que me parecería que han pasado solo cinco minutos.-sonreí y coloqué un mechón tras mi oreja.

Reí ante lo que me preguntó y lo miré a los ojos, divertida. -Pues no estaría mal, pero no tengo con que vendarte los ojos-dije entre risas-Y no, no voy a decir nada. Es una sorpresa, las sorpresas no se revelan antes de tiempo.-le dije-De todas formas ya llegamos, no queda mucho-le comuniqué.

Lo llevé hasta el parque. Allí había una especie de castillo, uno que servía de entrenamiento a los niños, con el tobogán y eso. Me detuve e hice que mirara. -Allí  vamos-le dije con una sonrisa-[b]No es el mismo castillo que el de tu libro, pero...¿Te apetece mirar al cielo desde allí? Yo suelo hacerlo,mal verdad.

_________________

Y adelante, hacia la luna, donde quiera que esté
Que somos dos, y es solo una, y yo ya estuve una vez.


Noah y yo:


Campanilla y yo:
avatar
Nereida A. Mellington
Humanos
Humanos

Soy : Wendy Darling
Mensajes : 119
Empleo /Ocio : Estudiante
Fecha de inscripción : 26/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Y después de la biblioteca...[Tomas]

Mensaje por Tomas H. Olsson* el Vie Sep 07, 2012 4:21 am



Lo bueno del asunto es que el nerviosismo que ella parecía mostrar era del bueno, por lo menos a la vista del escritor. Y era que la observación propia de su manera de describir lo que veía y plasmarlas al papel a través de su prosa también dejaba cierto margen para la deducción. Si, tampoco podía negar que le había parecido ver matices de indecisión o de duda en el rostro de Nereida, pero habían sido momentáneas y luego una sonrisa, muchas veces de soslayo, leve y sutil pero no por ello invisible, si había podido verla en su rostro y vaya que si se veía bien. Ligeras negaciones de cabeza, casi como si se debatiera en una dicotomía que Tomas, por más curioso que era, no podría ver por estar dentro de la mente de Nereida ¿Qué estaría pensando en esos momentos?

Pero al final de cuentas ella parecía rendirse al ahora, a ese momento, al que estaban viviendo los dos, a disfrutarlo y a no preocuparse mucho por el futuro porque este siempre tendría una manera de arreglarse solo, y esa era una visión que Tomas compartía de lleno en esos momento con Nereida.

El escritor parecía tener estudiado el rostro de la hermosa chica, parecía que había podido encontrar un sentimiento en palabras para cada gesto que espontáneamente se dibujaba en su rostro. Pero no, luego aparecía otro y después otros más… esa parecía una labor que no terminaría pero al mismo tiempo Tomas prefería que no terminara porque conocerla más y ver ese tipo de detalles que muchos encontrarían irrelevantes además de imperceptibles, era una tarea que le encantaba al escritor.

Y luego ahí estaba. Otra vez. Su sonrisa. No pudo evitar corresponder de la misma manera mientras la escuchaba hablar sobre lo relativo que parecía ser el tiempo en su compañía y de hecho tenía mucha razón. Tomas había perdido la noción del mismo ¿Cuánto había pasado? ¿diez minutos o dos horas? Y aún así se sentía terriblemente corto y rápido, eso si era seguro. La escuchó reír y luego hablarle de la sorpresa, cosa que tenía muy intrigado al escritor. ¿A dónde lo llevaría? Algo que sí estaba claro era que ella parecía haber decidido mantener el halo de misterio hasta el último segundo. Caminaron unos momentos más sin dejar de tomar su mano cuando ella empezó a hablar: El castillo, un refugio dentro del parque.

-Me gusta mucho la idea. ¿Nunca te has puesto a mirar el cielo pensando en como sería ir hasta cada estrella?-

El sí lo había hecho, quizás era algo que había mantenido desde niño aunque los recuerdos de esa parte de su vida nunca eran del todo claros. Le sonrió y la llevó consigo subiendo hasta lo más alto de aquel castillo. Le llevó consigo e hizo que se tendiera allí para luego él hacerlo a su lado, quedando un momento en silencio mientras miraba al cielo.

-Imagina que pasara una estrella fugaz ¿qué pedirías de deseo? ¿Y que es lo que más te ha gustado de esta noche?-

Preguntas inconexas, si, pero le interesaba conocer las respuestas a ellas.

_________________

Tomas H. Olsson


avatar
Tomas H. Olsson*
Héroes
Héroes

Soy : Peter Pan / Escritor
Mensajes : 45
Fecha de inscripción : 28/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 :: Alrededores :: Parque

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.